Orgullo de herencia

Los progenitores de Vera, Mery y Ane Miren analizan al equipo y muestran su felicidad por todo lo que están haciendo sus hijas

18.12.2021 | 00:39
Alejandro Martínez Blanco y Marián Viota, padres de Vera. Foto: DNA

Todas las fechas importantes se marcan con una "X" en el calendario y tienden a pasar a los libros de historia, una historia que en este caso no deja nunca de crecer, y es que las Gloriosas continúan escribiéndola a medida que transcurren los meses y las temporadas. Cuando se podía pensar que ya habían tocado techo, las albiazules siguen sumando momentos y guardando fechas que quedarán en el recuerdo de los vitorianos.

Esta semana, sin duda alguna, será recordada y quedará en la galería albiazul, y no solo porque se vuelva a jugar en Mendizorroza un encuentro, sino por todo lo que ha rodeado al equipo durante estos días. Este domingo, día 19, se jugará ante el Levante UD a las 17.00 horas en el templo albiazul, pero lo más bonito ha sido todo lo que ha precedido a este partido durante los días previos con la Gloriosas Astea, es decir, una semana con diferentes y bonitos actos para seguir potenciando el fútbol femenino.

El lunes comenzó este homenaje con una exposición del trofeo de campeonas de la temporada pasada, junto a una galería fotográfica. El mismo día por la tarde en la Sala Green Capital del Palacio de Congresos Europa tuvo lugar la charla Un día con las Gloriosas.

El martes se celebraron unas jornadas técnicas sobre el fútbol femenino y a mitad de la semana, la Gloriosas Astea se trasladó a la Ciudad Deportiva José Luis Compañón, donde se llevaron a cabo unas sesiones de tecnificación dirigidas a niños y niñas. Ayer tuvo lugar una firma de autógrafos de varias jugadoras en el Baskonia-Alavés Store y, por si fuera poco, hoy sábado el entrenamiento del equipo será a puertas abiertas para que todo el que lo desee pueda acercarse en primera persona para ver cómo se ejercitan las Gloriosas.

Como detalle y una hora y media antes del encuentro frente al Levante, la banda de rock & roll gasteiztarra Moni Garage actuará para ambientar aún más un encuentro que pasará a la historia. Eso sí, ahora toca culminar una semana redonda con una victoria ante el Levante con un Mendizorroza que lucirá como en las grandes citas.

Sin duda alguna, toda esta semana representa a la perfección los valores que transmiten las Gloriosas, algo que, por otro lado, llevan haciendo desde que este precioso proyecto comenzara a rodar. De ahí que las protagonistas no hagan más que recibir elogios, ya que al margen de los resultados sobre el césped –los cuales también son positivos–, también realicen una gran labor para seguir potenciando el fútbol femenino.

Todo lo que representan las Gloriosas, bien lo definen sus progenitores, y todos ellos coinciden con una palabra que no es otra que "orgullo". Los padres de Mery, Vera y Ane Miren afirman sentirse muy felices por sus hijas y que aunque pueda ser normal porque un padre siempre se enorgullece de sus hijos, todos ellos se sienten encantados por todo lo que están logrando por el deporte femenino.

UN SUEÑO CUMPLIDO
Por un lado, la madre de Mery, Lucía Ochoa, se muestra muy feliz por su hija, en especial, "por estar donde está, ya que ese era su sueño. Eso te aporta una felicidad completa". Unos sentimientos que comparten la madre de Ane Miren, María Dolores, también conocida como Loli: "no sé ni cómo expresarlo, porque por el simple hecho de ver feliz a tu hija, eso ya te reconforta". El padre de Mery, Mikel Ángel Ortíz, no solo se siente orgulloso de su hija, sino que lo está por todo el equipo.

Quienes quizá se merezcan una mención especial son los padres de Vera, quienes, a pesar de residir en Cantabria, desde que su hija fichó por el Deportivo Alavés no se han perdido ni un encuentro en Ibaia. Un hecho que no les supone esfuerzo, ya que tanto Alejandro Martínez Blanco como Marián Viota Santamaría afirman sentirse "muy orgullos, porque Vera es muy trabajadora y además la acogida que tuvo tanto en Vitoria como por el club fue desde un principio espectacular".

Los propios cántabros afirman que "esta semana está siendo muy especial con diferentes eventos, charlas y multitud de cosas interesantes que hace que se corra la voz y se den aún más a conocer". En la misma línea se muestra Mikel confirmando lo que dicen sus homólogos, ya que "poco a poco las Gloriosas se van consolidando y aquello que empezó hace años y nos parecía imposible a todos, ya sabemos que no lo es. Ahora, todos estamos más mentalizados de que esto puede tirar para delante".

COMPROMISO ABSOLUTO
Eso sí, el haber llegado hasta aquí ha supuesto muchísimo trabajo y esfuerzo, algo que confirma Loli, ya que "todos estos años ha habido muchísimo trabajo y sacrificio y ahora se están empezando a ver los resultados, pero aun así, lo más importante es que se note que están ahí y que se les vea. Toda esa labor que hacen por ayudar al deporte femenino no tiene ni precio ni palabras, es increíble".

Ahora, en Vitoria, cuando se escucha la palabra esfuerzo a muchos les vienen a la mente las Gloriosas, pero si se habla del conjunto albiazul hay alguien que identifica de manera especial el adjetivo esfuerzo y no es otra que la capitana Mery, quien después de haber superado dos lesiones de gravedad casi de manera consecutiva se rehízo para volver más fuerte que nunca. "No me sorprendió, porque si algo tiene Mery es la constancia y una gran fuerza de voluntad", afirma el padre de la capitana. Algo que corrobora su madre, ya que "no fue fácil. Yo a María le admiro mucho, porque tiene una fuerza física y mental increíble y desde un principio tuvo claro que lo iba a conseguir y no se iba a retirar hasta debutar en Primera División. A mí me ha dado una lección de vida como luchadora".

De cara al futuro, todo el mundo se pregunta dónde está el techo del Deportivo Alavés y es que "el proyecto de las Gloriosas está construido a la perfección desde el principio y muestra de ello es que cuando esto echó a rodar, Vera rechazó ofertas que quizá eran mejores, por el simple hecho de que le ilusionaba el proyecto", afirman Alejandro y Marián, al mismo tiempo que comentan que "todo lo que tienen se lo han ganado a pulso.

El techo se lo pondrán ellas mismas, porque cuando hay grupo, unión, buena actitud y se quiere, es difícil poner límites". Es más, los padres casi no recuerdan derrotas en el feudo albiazul durante estas temporadas pasadas. Por su parte, Mikel y Loli piensan de manera parecida, ya que "las Gloriosas todavían tienen mucho que jugar, demostrar y muchas alegrías que darnos", comenta el padre de Mery, mientras que la madre de Ane Miren tiene claro que "aún tienen mucho recorrido por delante, pero lo importante es que están ahí y hay que disfrutar cada momento".

Lo que está claro es que toda la ciudad está orgullosa del trabajo y esfuerzo que están haciendo las albiazules, pero a buen seguro que nadie podrá quitarles nunca la sonrisa a los padres de las jugadoras, por todo lo que están haciendo. ¿Qué padre no se sentiría orgulloso de una hija con esos valores?

"Toda esa labor que hacen para ayudar al deporte femenino, no tiene precio"

Loli Beltrán de Guevara

Madre de Ane Miren

"Me ha dado una lección de vida como luchadora. Tuvo claro que no se iba a retirar hasta jugar en 1ª"

Lucía Ochoa Hernández

Madre de Mery

"Aquello que empezó hace años y nos parecía imposible a todos, ya sabemos que no lo es"

Mikel Ángel Ortíz de Pinedo

Padre de Mery

"El techo se lo pondrán ellas, porque cuando hay grupo y buena actitud es difícil ponerse límites"

Alejandro MTz. y Marian Viota

Padres de Vera

noticias de noticiasdealava