Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Un ejemplo a seguir

El Zuzenak Basatiak inicia su nueva andadura con la ilusión por bandera en la Liga Nacional

03.12.2021 | 00:50
Un ejemplo a seguir

La vida es una carrera de obstáculos que deben superarse para ir logrando nuestras metas y el tamaño de las piedras que nos podamos ir encontrando se las pone uno mismo, ya que como todo en la vida depende de la relatividad que se le quieran dar a los problemas. Muchas veces se le da importancia a cosas que realmente no la tienen. Para no caer en esa tentación de ser negativo por naturaleza viene bien fijarse en la gente que supera sus dificultades, es decir, seguir a los buenos ejemplos.

En el Zuzenak hay muchos ejemplos a seguir para encaminar nuestras vidas y afrontarlas de la mejor manera posible. Y a esa gran familia que es el club, ahora hay que sumarles nuevos integrantes que no hay que perder de vista, como es el equipo de rugby en silla, Zuzenak Basatiak. El equipo se va a estrenar en esta primera semana de diciembre y los vitorianos lo harán como anfitriones de la Liga Nacional. Sin embargo, para llegar a esta primera jornada debe echarse la mirada atrás, ya que existe un gran trabajo oscuro detrás para que ahora se pueda jugar al rugby en silla en Vitoria.

La entrenadora del Zuzenak Basatiak, Ainhoa Rodríguez, refleja a la perfección ese trabajo del club y esa ilusión con este proyecto, ya que el tiempo vuela. "Yo empecé hace cuatro años con las prácticas de la universidad en baloncesto. Luego, al final de temporada me ofrecieron comenzar en rugby y acepté y desde entonces trabajo con la máxima ilusión", evoca. Aunque la liga se antoje complicada, ya que como los propios protagonistas admiten, les ha tocado el grupo norte que a priori es el más complicado, "la única norma que les pongo a mis jugadores es que disfruten; si no lo hacen no merece la pena. Nuestro objetivo es disfrutar y esforzarse para luego ir creando un sistema de juego e ir trabajando sobre ello y crear nuestro estilo", reconoce la cabeza visible del banquillo.

La competición se compone de un total de ocho equipos divididos en dos grupos: Norte y Sur. La temporada arranca este fin de semana y la segunda fase de la competición, prevista en febrero, se desarrollará en función de los resultados. Por último, la Final Four se celebrará en Ólvega entre el 30 de abril y el 1 de mayo.

Una cita a la que parece complicada llegar, pero aun así no tiran la toalla. Como el propio Luis María afirma, "el objetivo es ganar, estamos en el grupo más duro y será complicado, pero nuestra idea es la de llegar a la Final Four". Por su parte, Joseba también va en la misma línea, pero añade que "el objetivo es luchar todos los partidos y aprender sin límites ni miedos". Ese aprendizaje será sin pausa, pero con calma, ya que algunos jugadores como Toni vienen del baloncesto y tendrán que pasar ese periodo de adaptación. "En mi caso fui cumpliendo años y decidí dejar paso a los jóvenes en el baloncesto para luego hacer el cambio al rugby. Algo en lo que me apoyaron Lander Lozano y Aitor Iturricastillo", destaca el jugador de rugby. Eso sí, Alvar precisa que, al margen de intentar ganar, "se va a disfrutar e iremos de menos a más mientras aprendemos y nos divertimos compitiendo".

Además, el rugby y el Zuzenak son una oportunidad para que los jugadores mejoren día a día, como comenta Alfonso. "El Zuzenak hace una gran labor para todos los que están ligados. A mi me ayuda bastante, porque es una manera de estar en activo. El rugby, al ser un deporte de contacto, ayuda a liberar tensiones del día a día y me ayuda a afrontar la vida con optimismo".

espíritu de superación Todos los integrantes del Zuzenak Basatiak tienen algo en común como su ansia de sobreponerse a los golpes que le ha dado la vida. "Desde pequeño mi madre me puso las pilas, si no te limpias el culo tú, no te lo hará nadie. Suena duro, pero es cierto. Siempre he seguido adelante y siempre tendré esa actitud", recalca Toni. Joseba da la razón a su compañero, ya que "el deporte y el rugby me ayudan muchísimo en mi rutina. Cada día es muy diferente, pero los límites se los pone uno a sí mismo".

En estos casos, el rugby no solo es un deporte para los integrantes del Zuzenak Basatiak, sino algo más. "Te das cuenta de lo que realmente es importante en la vida, como el poder levantarte de la cama. Una rutina a la que no le das importancia porque vamos muy acelerados, pero que luego son los pequeños detalles de la vida que realmente son importantes. La vida es muy bonita, como para hacer el tonto y el Zuzenak nos ayuda a tener esa mentalidad positiva", reflexiona Luis Mari.

Como siempre sucede en los deportes de equipo, el deporte también constituye una herramienta inmejorable para conocer a personas que luego se convierten en verdaderas amistades. De esta manera se expresa Joseba, para quien "el Zuzenak ayuda mucho, porque ganas fuerza, estabilidad y ánimos contigo mismo para luego afrontar el día a día. Además, hay momentos más delicados, como el que viví yo cuando tuve que aprender a respirar de nuevo, pero con la ayuda de tus compañeros, amigos y familia sales adelante. En el Zuzenak se ha formado un equipo fantástico, para poder sociabilizar y conocer a personas maravillosas".

En algunos casos, además, este magnífico grupo humano no pierde el sentido del humor. Como Alvar cuando afirma que "es como cualquier bípedo que se pueda encontrar en la calle", al hacer referencia a su diparesia espástica, la cual le afecta a su motricidad en la mano izquierda o en ciertos movimientos.

El trabajo y esfuerzo se puede percibir en todas estas palabras y en las declaraciones de los protagonistas, pero como bien dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras, Tal y como revela la propia entrenadora Ainhoa, "el trabajo del Zuzenak es para verlo en persona, porque es increíble. Una entidad que trabaja muy bien y que hace una labor magnífica con las personas que padecen discapacidades físicas y mentales. El trabajar con ellos es tener una sonrisa diaria".

Ante la pregunta de quiénes han sido las personas que más les han apoyado, la respuesta es unánime: la familia y sus respectivas parejas. Así lo remarca Alfonso, quien confiesa que "hay etapas mejores y peores, pero con una atmósfera que te apoye se lleva mejor".

Ahora que empieza la temporada, no se sabrá si los resultados acompañarán desde un inicio, pero "la idea es crear un equipo solido y ser competitivo y sin metas en un puesto concreto", comenta Ainhoa. Al mismo tiempo recuerda que "todos ellos juegan, porque el deporte les gusta y les trae beneficios".

Lo que está claro es que con la intachable actitud que muestran los integrantes, a buen seguro que no tardarán en llegar las victorias. Y lo más importante es que, tanto en el deporte como en la vida, todos ellos son un ejemplo a seguir para afrontar el día a día como un partido que se va a ganar.

"Lo importante primero es disfrutar; si no nos divertimos, no merece la pena. Es lo único que les pido"

Ainhoa rodríguez

Entrenadora del Zuzenak Basatiak

"No nos tenemos que presionar; entrenamos y aprendemos poco a poco para mejorar"

Toni Sánchez

Jugador

"Vamos a salir a morder en todos los partidos. Competiremos y disfrutaremos a la vez en todos los partidos"

Alvar Alonso

Jugador

"Los límites se los pone uno mismo. El rugby nos ayuda muchísimo en nuestro día a día"

Joseba Azkarate

Jugador

"Hay etapas mejores y peores, pero con una buena atmósfera como la del Zuzenak se lleva mejor"

Alfonso López

Jugador


noticias de noticiasdealava