Pólvora Mojada eN Ibaia

LIGA FEMENINA El Alavés empata a cero frente al Sporting a pesar de tener multitud de ocasiones

10.10.2021 | 00:09
Ohale, que volvió a demostrar su poderío físico ante las onubenses, se dispone a rematar un córner. Fotos: Jorge Muñoz

Gloriosas0

Sporting Huelva0

GLORIOSAS Cris, C. Auñón, Ohale, S. Majarín, Nerea Nevado, Jordan Clark, Miku (Emma, minuto 85), Alba A. (Míriam, minuto 85), Naima (Lice Chamorro, minuto 55), Ane Miren (Garazi, minuto 85) y Carrillo (Sanadri, minuto 72).

SPORTING DE HUELVA Chelsea, Patri Ojeda, Cinta R. ,V. Santana, S. Castelló, C. Gey (Keane, minuto 59), Fish, Paula, Kanteh (Judith, minuto 75), Mayra R. y Anita Marcos,

Goles No hubo.

Árbitro Elena Casal Fernández. Mostró tarjetas amarillas a Santana (minuto 61), a S. Castelló (minuto 79) por parte del Sporting de Huelva y a Sara Carrillo (minuto 56) por parte del Deportivo Alavés.

Estadio Ibaia, ante 400 espectadores

vitoria – El Deportivo Alavés regresó a Ibaia junto a su gente, después de una semana complicada con dos derrotas, y a pesar de realizar un partido más que serio no pudo llevarse la victoria. El encuentro tuvo dos partes muy distintas, con el Sporting poniendo en apuros a las locales en los primeros 45 minutos y con las albiazules dominando después. Las de Mikel Crespo supieron aguantar muy bien en sus peores momentos para luego hacerse dueñas del encuentro. Sin embargo, las vitorianas no pudieron celebrar ningún gol y eso que tuvieron ocasiones más que de sobra para hacerlo, pero el balón no quiso entrar y el partido terminó con el empate a 0.

Los primeros instantes del encuentro fueron como el clima, es decir, frío, pero con las Gloriosas controlando el esférico. Por su parte, las de Antonio Toledo no quisieron ceder terreno ante las albiazules y poco a poco se fueron estirando mediante una buena presión para así evitar que las locales se sintieran cómodas sobre el césped.

Gracias a esa intensidad, las visitantes tuvieron la primera ocasión del encuentro con un buen disparo de Mayra, pero Cris lo detuvo sin excesivos problemas. En esa misma jugada, Ohale dio el susto al tener que ser atendida tras recibir un duro golpe con la propia delantera, pero la defensa albiazul finalmente pudo continuar.

Las de Mikel Crespo intentaron jugar como les gusta, saliendo con el balón desde atrás, pero no hubo manera, ya que las onubensas no dejaron ni una sola asistencia local sin presionar y el partido se jugó en todo momento en territorio albiazul. La primera parte alcanzó el ecuador y el Alavés con calma fue recuperando espacio y dejó de sufrir las acometidas visitantes.

Eso sí, las locales todavía no habían generado peligro, pero era cuestión de tiempo, ya que la capitana Alba Aznar se había hecho dueña de la medular. La propia jugadora catalana comenzó una jugada que abrió a la banda izquierda para que Ane Miren conectara a la perfección con Miku, pero el disparo de la japonesa lo detuvo Chelsea. Los últimos minutos de la primera parte volvieron a pertenecer a las visitantes, que no dejaron de merodear la portería que defendía Cris.

El paso por los vestuarios no sentó muy bien a las vitorianas, ya que en los primeros instantes la zaga albiazul perdió un balón muy peligroso ante Mayra, pero en el mano a mano ante Cris la delantera no acertó. A diferencia con la primera parte, ambos conjuntos arriesgaron más y por consecuencia se generaron más huecos, algo que benefició al Alavés. Esa situación la aprovechó Alba, que tuvo terreno por delante para conectar con Naima, quien centró de maravilla para que Carrillo de cabeza casi lograra estrenar el marcador.

Mikel Crespo fue el primero en mover el banquillo dando entrada a la pichichi del equipo, Chamorro. La pujante delantera paraguaya enseguida empezó a demostrar su calidad y por la banda derecha generó un gran centro al que no llegó ni Carrillo ni Ane Miren por pocos centímetros. El Alavés se estaba encontrando más cómodo en estos segundos 45 minutos. Y es que dio la sensación de que a las de Antonio Toledo se les acabó la gasolina para seguir presionando tan arriba.

El técnico albiazul aprovechó el momento para meter más pólvora arriba con Sanadri. El Sporting pareció aceptar su rol de intentar sorprender a las albiazules mediante los contraataques y en alguno casi lo consigue gracias al buen físico de Kanteh y Mayra. El encuentro encaró sus últimos diez minutos y el Alavés tuvo su mejor ocasión tras una gran triangulación entre Alba, Ane Miren y Sanadri, pero el balón no quiso entrar. Finalmente, las Gloriosas se tuvieron que conformar con un punto que sirve, eso sí, para cortar la racha negativa.

Las Gloriosas gozaron de multitud de ocasiones, pero ni Carrillo ni Sanadri ni Chamorro lograron ver puerta ante el marco rival

noticias de noticiasdealava