Euroliga

Un serio y sólido Barcelona saca el triunfo de Múnich

Los de Jasikevicius superan sin demasiados problemas a su bestia negra del pasado curso

08.10.2021 | 01:25
Pierre Oriola pelea con su habitual intensidad por un rebote con los jugadores del Bayern. Foto: Euroliga

Bayern72

Barcelona80

BAYERN DE MÚNICH Weiler-Babb (4), Thomas (14), Walden (5), Rubit (13), Hilliard (18) –quinteto inicial–, Hunter (6), Jaramaz (3), Sisko (7) y Schilling (2).

BARCELONA Calathes (6), Higgins (16), Hayes (6), Mirotic (11), Davies (15) –quinteto inicial–, Martínez, Smits (3), Oriola (4), Laprovittola (2), Kuric (8) y Jokubaitis (9).

Parciales 15-16, 18-28, 14-19 y 25-17.

Árbitros Latisevs, Jovcic y Racys. Sin eliminados.

Pabellón Audi Dome de Múnich ante 3.814 espectadores.

Múnich – La versión sólida del Barça acabó ayer con la resistencia del Bayern de Múnich que, a pesar de las bajas, compitió ante un rival que sumó la segunda victoria de la temporada en la Euroliga. El conjunto azulgrana se sobrepuso a las pérdidas (18) con una gran defensa y la aportación ofensiva de Cory Higgins (16 puntos y 5 asistencias), Nikola Mirotic (11 puntos y 4 rebotes) y Brandon Davies (15 puntos).

El conjunto alemán, que echó de menos a lesionados como Vladimir Lucic y Nihad Dedovic, encadenó ante su público la segunda derrota en la máxima competición europea. Y eso que Andrea Trinchieri tenía claro de inicio el libreto para poner en problemas al subcampeón europeo. Planteó un primer cuarto físico, lento y defensivo, que incomodó a las primeras espadas del equipo azulgrana.

Calathes no engrasaba la máquina, Higgins apenas recibía balones para forzar penetraciones y Mirotic aparecía a cuentagotas. Así, el conjunto alemán, sin mucho acierto ofensivo, gozó de una primera ventaja de cinco puntos (13-7, min. 7) de la mano del exbaskonista Hilliard, autor de once tantos en el primer tiempo, y Rubit.

Necesitaba un revulsivo ofensivo el Barça y lo encontró en Jokubaitis. El exterior lituano fue el microondas del primer cuarto. Anotó 9 puntos consecutivos que impulsaron a su equipo a ponerse por delante al término del primer acto. (15-16). El ritmo tosco se mantuvo en los primeros compases del segundo periodo. Hilliard y Rubit brillaban en ataque pese a la gran defensa azulgrana, que encontró en el talento de Laprovittola y Kuric las mejores opciones para que el partido siguiera igualado (26-25, min. 14).

El guión cambió cuando Jasikevicius dio entrada a su quinteto inicial. Sobresalieron Mirotic, Hayes y Davies para que el Barça firmase un parcial de 0-10 antes del descanso (33-44). Salió frío el cuadro blaugrana del vestuario con tres pérdidas consecutivas, que aprovechó el Bayern para bajar de los diez puntos de desventaja (38-44, min. 22).

La reacción de los locales fue un espejismo. Higgins tomó, al fin, las riendas del duelo y los de Jasikevicius encarrilaron el partido. El californiano marcó el ritmo en defensa y asumió, por momentos, la dirección de la nave en ataque con asistencias y puntos para situar el 43-63 (min. 28).

Trinchieri intentó frenar la sangría buscando superioridades interiores. En los dos últimos minutos del tercer acto, el Bayern encadenó dos canastas consecutivas y afrontó los últimos diez minutos con una desventaja de 16 puntos (47-63). Titubeó el Barça y las pérdidas se multiplicaron. Se acercó el equipo alemán, con el base Sisko anotando, pero no lo suficiente para poner el miedo en el cuerpo a su rival (55-65, min. 33).

Pese a que los locales compitieron hasta el final y llegaron a situarse a seis puntos (68-74) a un minuto y medio para el final de la contienda, Higgins y Davies, desde la línea de tiros libres, cerraron la victoria de los catalanes ante un rival correoso al que el curso pasado el Barça no fue capaz de ganar en ninguno de sus enfrentamientos.

noticias de noticiasdealava