El adiós de una leyenda

Pau Gasol anuncia a los 41 años su retirada del baloncesto profesional tras una carrera rebosante de éxitos individuales y colectivos en el Barcelona, la NBA y la selección española

06.10.2021 | 00:35
Gasol, con el trofeo de campeón del mundo. Foto: Efe

barcelona – Dos veces campeón de la NBA con Los Angeles Lakers, tres Ligas ACB y una Copa con el Barcelona, un Mundial, tres Europeos y otras tantas medallas olímpicas (dos platas y un bronce) con la selección española, rookie del año con los Memphis Grizzlies en su toma de contacto con la competición estadounidense, seis veces All Star, dos veces elegido en el segundo mejor quinteto de la NBA y otras tantas en el tercero, así como un sinfín de reconocimientos individuales y colectivos que han convertido en legendaria la carrera baloncestística de Pau Gasol, que ayer tocó a su fin a los 41 años en un emotivo acto celebrado en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona.

"Quería retirarme jugando, no lesionado y en muletas", reconoció emocionado el de Sant Boi en referencia a la fractura en el pie que desde mayo de 2019 aceleró su ocaso como jugador. Pero pese a lo complicado de la dolencia, y tras prolongadas y duras sesiones de trabajo, Gasol cumplió con su deseo de volver a jugar y tras dos años de parón pudo disputar la parte final de la pasada temporada con el Barça, su club de formación, y levantar el trofeo liguero, además de hacer realidad su gran sueño: disputar sus quintos Juegos Olímpicos junto a La Familia, como él mismo se encargó de calificar una vez más a los componentes de la selección española. Sin subir en esta ocasión al podio, Tokio ha acabado rubricando el fin de una carrera legendaria y el arranque de una nueva vida para Pau Gasol desde su posición de miembro de la Comisión de Atletas del COI, embajador de Unicef, asesor del Barça y cabeza visible de la Gasol Foundation junto a su hermano Marc. "Muchas veces te dicen: ¡Qué grande eres! ¡Qué Grande eres! Yo siempre recuerdo una frase que dice: El precio de la grandeza es la responsabilidad. He intentado ser lo mejor posible, pero si tomas ese rol de líder tienes que asumir responsabilidades. Ahora quiero devolver al deporte y a la sociedad todo lo que me han dado", anunció.

Rompiendo moldes Durante las dos últimas décadas, Gasol ha sido el mascarón de proa de una brillante generación que ha impulsado el baloncesto español hasta límites jamás conocidos. Fue uno de los júniors de oro que hicieron historia conquistando el Mundial de la categoría en Lisboa' 99 batiendo en la final a Estados Unidos, aunque no era una de las estrellas del equipo, pero su explosión no tardó en llegar. En el momento en el que su físico se puso a la altura de su talento, arrasó la ACB como un vendaval. Un interior de 2,16 metros con los fundamentos de un exterior. Una joya. Su temporada 2000-01 vestido de azulgrana fue colosal –títulos de liga y Copa y MVP de la final– y las puertas de la NBA se le abrieron de par en par. Sin haber cumplido 21 años fue elegido en el número tres del draft de 2001 por los Atlanta Hawks y traspasado de inmediato a los Memphis Grizzlies, donde arrancó una carrera fulgurante. En su temporada de estreno fue elegido novato del año y dejó una jugada para el recuerdo: un mate en la cara del ogro Kevin Garnett que le sirvió para ganarse el respeto del baloncesto estadounidense, tanto de compañeros como de rivales.

Su crecimiento individual en Memphis fue magnífico. Se proyectó como estrella de la NBA con sus primeras selecciones como All Star, pero en el plano colectivo fueron apareciendo las primeras frustraciones al no poder luchar por el anillo. Su gen competidor quería más y el cielo se abrió de par en par para él cuando el 1 de febrero de 2008 fue traspasado a Los Angeles Lakers en una operación en la que su hermano Marc recorrió el camino inverso. En la franquicia californiana, que planea retirar su camiseta con el número 16, se convirtió en el perfecto compinche de su "hermano mayor" Kobe Bryant –ayer se le quebró la voz un par de veces al recordar al fallecido exjugador– y juntos conquistaron los anillos de 2009 y 2010 ante Orlando y Boston. En 2014 recaló en Chicago y ofreció un gran rendimiento. En 2016 firmó por San Antonio cumpliendo un rol más secundario hasta su fichaje en 2019 por Milwaukee, donde solo jugó tres partidos por la lesión que le amargó durante sus últimos años como profesional.

Y pese a la exigencia de la NBA, su compromiso con la selección española se mantuvo invariable desde 2001. El oro mundial en Japón 2006 pese a que una lesión no le dejó jugar la final, los tres títulos continentales con actuaciones grandiosas como los 40 puntos anotados en semifinales contra Francia en 2015, sus tres podios olímpicos haciendo sudar la gota gorda a Estados Unidos en las finales de 2008 y 2012... Todo ha sido extraordinario en la carrera de Pau Gasol, un jugador de leyenda.

El apunte

Ilustres acompañantes

Navarro, Raúl López, Rudy Fernández, Jasikevicius... En el acto en el que anunció su retirada del baloncesto, Pau Gasol estuvo acompañado por sus padres, Agustí y Marisa; sus hermanos, Marc y Adrià Gasol; su esposa, Catherine McDonell, y su hija, Elisabet Gianna, y excompañeros suyos como Juan Carlos Navarro, Raúl López, Felipe Reyes, Rudy Fernández, Sarunas Jasikevicius, que también fue su último entrenador en el Barça, y Jorge Garbajosa, actual presidente de la Federación Española de Baloncesto. También estuvo presente Joan Laporta, presidente del Barcelona, el primer y último club en el que jugó como profesional.

"Quería retirarme jugando, no lesionado y en muletas; ha sido una decisión muy meditada"

Pau Gasol

Exjugador de baloncesto

noticias de noticiasdealava