Baloncesto en silla de ruedas

Amurrio acogerá el sábado el debut de la refugiada afgana Nilofar Bayat

Organizado por el club local Zaraobe, el amistoso entre Zuzenak y Bidaideak ha generado una expectación inusitada ya que supone el estreno en el equipo vizcaíno de la jugadora afgana Nilofar Bayat tras escapar de su país después de la llegada de los talibanes al poder

27.09.2021 | 13:42
Amurrio acogerá el sábado el debut de la refugiada afgana Nilofar Bayat

El club de baloncesto Zaraobe de Amurrio está viviendo esta semana un revuelo fuera de lo usual. Y es que ni en sus mejores sueños se habrían imaginado que su casa, el polideportivo Bañueta, podría acoger un pulso entre dos referentes y máximos exponentes en la modalidad de baloncesto en silla de ruedas que, aunque amistoso, llegará a las 12.00 horas del sábado (2 de octubre) y enfrentará nada menos que al Zuzenak gasteiztarra y al Bidaideak Bilbao, una semana antes del arranque de la competición oficial, con lo que ello implica.

No en vano, el partido –para cuya organización han contado con la colaboración del Ayuntamiento de Amurrio y las diputaciones tanto alavesa como vizcaína- coincide con el estreno en el equipo que dirige Adrián Yañez de la jugadora afgana Nilofar Bayat y su marido Ramish, capitana de la selección de Afganistán que tras escapar de su país se han comprometido con el club vizcaíno. "Su primer partido será en Amurrio y supone un aliciente añadido y una expectación inusitada", apunta Jon Pinedo, presidente del Zaraobe amurrioarra, que no esconde que por este hecho "no ha sido fácil gestionar el evento, pero hemos conseguido garantizar la presencia de numerosos jugadores paralímpicos que acaban de regresar de Tokio", subraya.

De hecho, las gestiones para poder acercar a Amurrio un choque de este nivel "empezaron mucho antes de que se supiera que esta jugadora afgana había fichado por el Bidadideak, y siempre dentro de nuestra filosofía de formar jugadores y jugadoras desde la base, trasmitiendo junto con los conceptos técnicos valores como respeto, compromiso, sacrificio, responsabilidad, amistad, igualdad, deportividad y superación", subraya Pinedo. En este sentido, más allá de las connotaciones que acompañan a este partido, para el Zaraobe este pulso amistoso "nos enorgullece como institución deportiva y nos ayuda a crecer, en un momento de plena ebullición y situación de lujo del club", incide.


Convenio con Araski

No en vano, esta entidad deportiva, con más de 35 años de trayectoria, está creciendo de forma imparable desde que, en 2017, su pueblo (Amurrio) decidió otorgarles el Guk de oro (el máximo reconocimiento local) y nombrarles pregoneros de fiestas. Más de doscientos jugadores, más de la mitad de ellos chicas, componen el club del valle de Ayala en las distintas categorías, para un total de quince equipos más la escuela. "Acabamos de estar representados en la copa Easo en Donosti con tres equipos, estamos en línea emergente y somos un valor en alza para la localidad y para la provincia", subraya Pinedo que, en nombre de todos sus directivos, se congratula de "disfrutar en una época tan singular con la alta participación"; a lo que se suma otro hecho nada baladí, y es que están a punto de firmar un convenio de vinculación con la Agrupación Deportiva de Baloncesto Araski Arabako Emakumeen Saskibaloia, equipo de baloncesto femenino, con sede en Vitoria-Gasteiz, que milita en la Liga Femenina y cuya entrenadora es la amurriotarra Madelén Urieta. "Es muy posible que este próximo domingo el club acuda al partido del Araski representado por varios equipos para formalizar el acuerdo", adelanta Pinedo, quien ve en ello "un paso muy positivo porque creemos ayudará a fidelizar a las chicas de Amurrio con este deporte ya que tendrán una mayor proyección deportiva", enfatiza.

Consolidar pirámide

Pinedo tomó las riendas de la junta directiva del Zaraobe el pasado otoño, con la pretensión de dar continuidad al trabajo realizado hasta entonces en el club bajo la presidencia de Oscar Estrella durante más de una década, quien solicitó su relevo, aunque sigue trabajando en la junta directiva y como entrenador. Entre los objetivos principales del club se encuentran "consolidar la pirámide de equipos fortaleciendo los de mayores, senior femenino y masculino, para que los más pequeños tengan ilusión y un referente de futuro", añade, quien se animó a aceptar el compromiso que conlleva el cargo "porque yo he jugado durante muchos años en el club en el que ahora juegan a baloncesto mi hija y mi hijo. Practicar este deporte es como una forma de crecer paralela con la vida. Considero que el baloncesto ayuda a crecer", manifiesta, quien tampoco olvida al fundador del club, Marcos Maroto. "Es una figura esencial y ahora, varios jugadores de los que iniciaron el proyecto son los que dirigen un club en proyección", apostilla.

Respecto al partido amistoso de baloncesto en silla de ruedas que enfrentará el sábado al Club Bidaideak Bilbao BSR y el Zuzenak Vitoria Gasteiz, "debido al aforo reducido, veremos si existe la posibilidad de acoger a aficionados una vez se concrete la asistencia de jugadores y entrenadores del club", matiza.

noticias de noticiasdealava