aimar olaizola se despide de los frontones

irujo: “los dos nos hemos hecho mejores”

REACCIONES el pelotari de ibero, su histórico contrario, se queda con la buena relación y lo que disfrutó con una rivalidad sana que “se respiraba por las esquinas”

16.09.2021 | 00:44
Irujo y Olaizola, dos grandes exponentes de la pelota.

pamplona – Los pelotaris rivales y compañeros de Aimar Olaizola coinciden en que ha sido un jugador muy listo. Casi todos miran con nostalgia la época que marcaron Irujo y el de Goizueta y que ha llevado a la pelota a otro nivel. Así ven la retirada de Aimar cinco pelotaris y expelotaris navarros como el propio Irujo, Abel Barriola, Mikel Idoate, Joseba Ezkurdia y Patxi Ruiz.

A la hora de hablar de la carrera de Aimar Olaizola en la pelota mano profesional, sobresale un nombre: Juan Martínez de Irujo. Sus 13 txapelas hablan por sí solas: 5 de Manomanista, 5 de Parejas y 3 del Cuatro y Medio. Una menos que Olaizola II. Los dos navarros han marcado una rivalidad histórica. O tiraba Irujo o tiraba Aimar. "Los mayores beneficiados éramos él y yo. La rivalidad que existía se respiraba por todas las esquinas", admite el expelotari de Ibero.

Martínez de Irujo se felicita por que esa competividad les hizo mejores pelotaris: "He tenido la suerte de disfrutar de él, de sufrirlo. Nos hemos hecho buenos el uno al otro y siempre nos hemos tenido que exprimir y entrenar al cien por cien para poder ganar el uno al otro, porque los partidos se decidían por detalles".

Para el campeón de Ibero, la pelota ha sido la gran beneficiada. "Ser el centro de atención de esa salsilla que había servía, pero también para la pelota. Esa rivalidad sana hizo que mucha gente fuera al frontón", reconoce. Su retirada fue completamente distinta, obligada por un problema cardíaco: "Me da envidia. Se retira con 42 años y así, quién hubiera podido", reconoce.

El de Ibero define a Olaizola II como "un pelotari muy completo. La nota más baja que le puedes poner, quizás, es un notable. Y muchos sobresalientes. Si no, no hubiera estado tantos años en la pelota ni hubiese ganado tantos títulos. Eso está claro. Como persona, con un buen saber estar. Siempre cordial. Con su saber perder y su saber ganar".

De todos los recuerdos, Irujo se queda con la "buena armonía" que había entre los dos. "Nos preparábamos juntos en el mismo vestuario y nos duchábamos juntos en el mismo sitio. Me quedo con eso: con lo bien que me llevaba con él y también con todo lo que he sufrido", rememora.

Otro de los grandes pelotaris que ha conquistado la triple corona es Abel Barriola. "Aimar va a pasar a la historia. Al igual que Irujo, son pelotaris eternos, nunca pasan de moda", apunta.

El exzaguero navarro destaca de Aimar lo complicado que es ser "extraordinario en todas las facetas del mismo deporte. Que seas un pelotari extraordinario técnica, física, mental y emocionalmente por separado está muy bien, pero que lo seas en todas las facetas juntas es muy complicado. Eso lo consiguen muy pocos en la historia del deporte y Aimar Olaizola ha sido uno de ellos".

Según Barriola, para ser tan grande como el de Goizueta, al que conoce desde pequeño, hay que tener mucha pasión: "Siempre ha sido apasionado en la pelota. Para llegar a esos niveles hay que ser apasionado y Aimar lo ha sido. Desde pequeño además. Ha tenido una grandísima afición a este deporte. Y jugaras con él o contra él, siempre ha sido un ganador nato".

Para el de Leitza, será difícil volver a ver pelotaris como Olaizola II e Irujo en una misma generación. A pesar de la rivalidad, manifiesta que ha sido "un placer coincidir con pelotaris así. Me sale una sonrisa".

Mikel Idoate ha tenido la fortuna de ver a Olaizola desde dos perspectivas distintas: la de rival y la de comentarista. "Es un pelotari que ha marcado historia. Que va a dejar un gran vacío, por su juego y porque ha sido referente no sólo en la pelota, sino más allá".

Equipara el hueco que deja el delantero de Goizueta con grandes figuras del deporte mundial: "Igual que el Barcelona tiene un vacío sin Messi e igual que pasará un día sin Nadal ni Federer en tenis, lo mismo va a pasar con Aimar", afirma el de la Txantrea.

Cree que ha elegido el momento oportuno para decir adiós: "Ha tomado una decisión inteligente. Se va al máximo nivel, jugando una final, aunque no sea el Aimar Olaizola de antes. Siendo elegante, de forma humilde".

El expelotari alaba el duelo Irujo-Olaizola porque ha hecho más grande a este deporte: "Han llevado la pelota a lugares insospechados, más allá del ámbito pelotazale. Eso ha sido un gran favor para la pelota. Ese fervor de aficionados al deporte, que se han enganchado a la pelota gracias a ellos, va a costar que se llene".

A Aimar le describe como "un profesional absoluto, metódico y trabajador, pero sobre todo elegante e inteligente".

Joseba Ezkurdia, pelotari en activo, opina que "el hueco que han dejado Irujo y Aimar será difícil de cubrir, aunque creo que hay gran nivel". Y avisa: "La pelota tiene salud".

El delantero de Arbizu le ha sufrido en numerosas ocasiones. "Aimar es un grandísimo contrario, difícil de ganarle y siempre hacía lo suyo muy bien". Al igual que Idoate, destaca su inteligencia: "A veces te deja jugar, otras te atropella, o te saca del frontón. Es muy listo".

Respecto a la rivalidad con Irujo, cuenta que "esos diez-trece años han dado mucho. Que se repita es casi imposible. Han hecho una afición grandísima. Unos apoyaban a Juan y otros a Aimar. Ha sido una época muy bonita". Y sentencia: "Dejarlo a este nivel es bonito. Ha dado mucho a la pelota".

En la primera final de Manomanista de Olaizola, Patxi Ruiz fue su verdugo. El expelotari estellés afirma que Aimar ha sido "uno de los mejores o el mejor pelotari de los últimos tiempos". Además, recalca: "Ha sido un ejemplo en la cancha y ha aguantado los años que ha aguantado, que no está nada mal. Muchos firmarían retirarse con 42 años".

Ruiz ve al de Goizueta como un pelotari "muy de entrenar, de ver muchos partidos en la televisión para analizar al pelotari contrario, saber cómo jugar y adelantarse al juego. Tenía mucha cabeza. Ha sido muy ganador". En definitiva: "Lo definiría como el listo de la clase", subraya. "Contra él he jugado cinco o seis veces y le he ganado cuatro o cinco. Creo recordar. Al final lo que cuentan son las txapelas y él tiene unas cuantas", asegura el de Estella-Lizarra. Y sobre el Manomanista, "será complicado volver a repetir la etapa que hemos vivido. Había grandes zagueros y delanteros, va a costar que vuelva".

noticias de noticiasdealava