la actualidad de los juegos

Craviotto sube a la cima del olimpismo

logra su quinta medalla con la plata cosechada en el K4 500 junto a Walz, Arévalo y Germade

08.08.2021 | 00:38
Craviotto es junto a Cal el español más laureado. Foto: Afp

TOKIO – Saúl Craviotto escribió ayer su nombre en las memorias del olimpismo español al conseguir su quinta medalla en unos Juegos e igualar, con ella, a David Cal como el deportista español más laureado de la historia. Aunque es cierto que sus dos oros, dos platas y un bronce tienen más peso que el único oro y las cuatro platas del palista gallego. Craviotto consiguió encumbrarse gracias a la segunda posición que logró en el K4 500 metros junto a Carlos Arévalo, Rodrigo Germade y Marcus Walz. Un segundo escalón que a punto estuvo de convertirse en el primero, puesto que la embarcación española, con el piragüista catalán en su mascarón de proa, lideraba la regata a 350 metros de la meta. Sin embargo, finalmente el conjunto alemán no permitió la sorpresa y se llevó el oro con un tiempo de 1:22,219. Con todo, a pesar de haber tenido la victoria en un par de paladas, los piragüistas españoles –que pararon su crono en 1:22,445, más de un segundo por delante de los eslovacos, bronce con 1:23,534– valoraron lo conseguido en cuanto pisaron el muelle. "Sabe a gloria, hemos luchado muchísimo por conseguirla, es verdad que el oro ha estado ahí, la cosa pintaba muy bien y por eso da un poco de rabia, pero una plata es una barbaridad", explicó Craviotto.

El palista catalán, afincado en Gijón, fue el más feliz de sus compañeros: "Estoy encantado, son cuatro Juegos Olímpicos y los cuatro con medalla, qué más voy a pedir. He superado todos mis sueños, no contaba con tener cinco medallas olímpicas, así que muy feliz, muy satisfecho y muy agradecido a todos mis compañeros, que me han ayudado a cumplir este sueño". Y es que además de la plata en el K4 500 de Tokio, el palmarés de Craviotto se completa con el oro en K2 500 de Pekín, la plata en K1 500 de Londres; y el oro en K2 500 y el bronce en K1 200 de Río de Janeiro. Cinco medallas que le permiten igualar a Cal en el liderato de los medallistas españoles. "Siento mucha felicidad por esta medalla y por compartir algo así con David Cal, que para mí es un amigo y es dios dentro del piragüismo", reconoció el propio Craviotto.

Cuestionado por los Juegos de París, para los que restan tres años, el catalán no ocultó su deseo de participar en ellos, a pesar de que llegaría con casi 40 primaveras: "Pueden pasar muchas cosas en tres años, pero desde luego están muy cerca. De momento el crono dice que puedo estar en París".

noticias de noticiasdealava