Victoria cómoda del Madrid contra el Eibar

Un buen Real Madrid vence con solvencia al Eibar, que se queda en puestos de descenso

04.04.2021 | 00:23
Karim Benzema, encarando al portero del Eibar Dmitrovic en el partido de ayer. Foto: Efe

Real Madrid2

Eibar0

REAL MADRID Courtois; Militao, Nacho, Mendy; Lucas Vázquez, Casemiro, Modric (Kroos, m.60), Isco (Arribas, m.68), Marcelo (Vinicius, m.68); Asensio (Asensio, m.60) y Benzema (Mariano, m.79).

EIBAR Dmitrovic, Pozo, Arbilla, Oliveira, Soares (José Ángel, m.81); Pedro León (Rodrigues, m.76), Álvarez, Diop (Atienza, m.76), Aleix García (Enrich, m.61), Bryan Gil (Inui, m.46); Kike García.

Goles 1-0, min.41: Marco Asensio. 2-0, min.72: Karim Benzema.

Árbitro Isidro Díaz de Mera. Amonestó a Bryan Gil (m.20) y a Pozo (m.93), del Eibar.

Estadio Alfredo di Stéfano.

MADRID – El Real Madrid solventó ante el Eibar un tipo de compromiso que se le suele atragantar esta temporada, ante un rival de inferior rango, con rotaciones, virus FIFA y en casa, y se impuso por 2-0 con goles de Marco Asensio y Karim Benzema. Fue un partido plácido para el equipo de Zinedine Zidane antes de jugarse gran parte de las opciones de celebrar un título esta temporada.

El Eibar empezó a sufrir casi desde el pitido inicial y estuvo a punto encajar un gol en el minuto 3, cuando Benzema, tras una cesión atrás de Pozo, se quedó solo ante el portero del equipo vasco, pero no estuvo inspirado y falló una gran ocasión de gol. En el minuto 5, un centro de Marcelo la remató de cabeza Benzema a gol, pero el colegiado señaló fuera de juego del francés. Marco Asensio anotó un gol clave antes del descanso, encarrilando el choque para los blancos.

En la segunda parte, el conjunto vasco sembró las dudas en el Real Madrid, pero no inquietó en exceso. Casemiro pudo sentenciar con un disparo desde la frontal, pero fue el tercer tanto anulado al conjunto blanco. El que no perdonó fue Benzema, que marcó otro gol clave en una de las artes en las que se ha convertido en experto: el remate de cabeza. Tras hacer los deberes, Zidane siguió con las rotaciones pensando en la ida de los cuartos de final de la Champions contra el Liverpool.