Deportes

Preocupación y optimismo en la cátedra albiazul

LA IMAGEN DEL EQUIPO CONTRA EL ATLÉTICO DA ESPERANZAS AL ALAVESISMO, QUE HACE UN LLAMAMIENTO A QUE LA PLANTILLA SE MANTENGA UNIDA Y PELEE HASTA EL FINAL

27.03.2021 | 23:23
Laguardia se lamenta durante la derrota del pasado domingo contra el Atlético de Madrid. Foto: LaLiga

Dos semanas sin liga se hacen largas, y si el Deportivo Alavés se encuentra en puestos de descenso, todavía más. El conjunto gasteiztarra transita en estos momentos a dos puntos de la permanencia y necesita urgentemente lograr una victoria para coger oxígeno y devolver algo de confianza a su plantilla. Con solo diez jornadas por delante y después de dejar escapar puntos por errores propios en tres partidos consecutivos, contra el Betis, el Cádiz y el Atlético de Madrid, es lógico que crezca la preocupación entre el alavesismo, ya que descender a Segunda División en la temporada del centenario supondría un varapalo enorme para el club babazorro. Para medir cómo están los ánimos en la parroquia albiazul, DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha contactado con exfutbolistas, entrenadores y analistas que siguen de cerca todo lo que ocurre en Mendizorroza.

Uno de ellos es Javi Muro, que militó en el Deportivo Alavés en los 80 y formó parte de la directiva de Fernando Ortiz de Zárate. Admite estar preocupado con la situación actual: "La realidad es que el equipo no está bien. Lleva toda la temporada jugando un fútbol impropio de Primera División y está en puestos de descenso por méritos propios". A pesar de ello, confía plenamente en las posibilidades del combinado gasteiztarra. "La plantilla es parecida a la del año pasado y hasta la pandemia demostró que podía ser competitiva. Creo que le está faltando identidad, saber a lo que juega. La columna vertebral, formada por Pacheco, Laguardia y Manu García, tampoco está al nivel de otros años, y se nota", argumenta el vitoriano. Los "brotes verdes que se vieron en el Wanda" hacen que afronte estas últimas diez jornadas con optimismo y confía en que el Alavés mejorará, ya que "hacerlo peor es difícil".

En su opinión, el destino del Glorioso se decidirá en las últimas jornadas. "La clasificación está muy apretada, va a tocar pelear hasta el final. Ahora vienen bastantes duelos contra rivales directos y será en esos partidos cuando se decida quién desciende. Los pequeños detalles serán determinantes y ahí la experiencia del Alavés frente a la de recién ascendidos como el Huesca, el Elche y el Cádiz puede ser determinante", asegura Muro. El buen rendimiento de Pellistri y Rioja en los últimos partidos también es un motivo para ser optimista. "Están los dos en muy buena forma, no entiendo que Abelardo no cuente con Rioja más habitualmente", explica. Tampoco le ha gustado la manera de gestionar la situación de Lucas Pérez. "Cuando vino, la directiva sabía lo que traía, pero una vez que está en el club hay que aprovecharlo. El primer objetivo de un entrenador que viene al Alavés tiene que ser enchufarlo, y no lo han conseguido. Las declaraciones de Abelardo el otro día creo que perjudican tanto a Lucas como al entrenador, porque se crean bandos en el vestuario", lamenta. En cualquier caso, si tuviera que apostar, Muro lo tiene claro. "Yo creo que se salvan, lo que hace falta es encadenar dos jornadas buenas para coger confianza", asegura.

LA SUERTE EN CONTRA Idurre Frías, entrenadora de fútbol y comentarista en Radio Vitoria, es optimista después del partido contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. "El equipo lleva haciendo un fútbol muy plano toda la temporada, pero el pasado fin de semana se vio un Alavés diferente. Se mostraron más valientes, intentando poner las cosas difíciles al rival, presionando arriba y tomando riesgos. Esa es la línea a seguir", defiende. Eso sí, admite que para los futbolistas no es fácil jugar sin complejos en una situación tan delicada. "Cuando te ves ahí abajo cuesta tomar riesgos. La suerte tampoco está acompañando, esperemos que se le pueda dar la vuelta", confiesa Frías.

En su opinión, el culpable de que el Alavés esté en esta delicada situación a estas alturas de la temporada no es el entrenador. "Se ha visto que cambiar a Machín por Abelardo no ha solucionado las cosas. Destituir al técnico ahora no ayudaría, esto hay que sacarlo adelante remando todos a una, no solo depende del preparador", explica. El problema, quizá, es que hasta ahora no todos están remando y la trainera se desvía. "Tener a un jugador de la calidad de Jota en el equipo y no contar con él es un error. Contra el Atlético estuvo bien y si conseguimos recuperarlo creo que su aportación va a ser clave". Según Frías, la posición en la que mejor rinde el gallego es la de mediapunta, ya que "en banda está desaprovechado". Ahora que Abelardo no está contando con Lucas Pérez, Peleteiro puede hacerse un hueco: "El tema de Lucas es una pena, el que lo paga al final es el Alavés. Si no está él hay que suplir su calidad con más calidad", argumenta. Sea como fuere, Idurre Frías confía en que el equipo mantenga la categoría. "Por supuesto que se va a salvar. Si bajamos, que sean otros los que nos desciendan, no nos vamos a descender a nosotros mismos", sentencia.

Asier Salcedo, jugador del Alavés a principios de siglo, achaca la situación del equipo a la mala fortuna en las últimas fechas. "Se han escapado puntos que merecían conseguir. Dejar escapar la ventaja de 0-2 contra el Betis, el gol del Cádiz al final del partido, el penalti fallado por Joselu... Es una lástima", lamenta. A pesar de ello, es optimista, ya que el equipo "no es nuevo en esta situación y se ha repuesto a momentos peores". El gasteiztarra, que ha vivido situaciones similares como futbolista, cree que la mala suerte y los duros golpes sufridos últimamente no evitarán que la plantilla siga creyendo en sus posibilidades. "Perder así afecta, te vas jodido a casa, pero son profesionales y al día siguiente ya están pensando en hacerlo mejor en el próximo partido", explica.

LA CONFIANZA, CLAVE Según Salcedo, lo que más puede ayudar al Alavés en este momento es sumar una victoria: "Yo mantendría a Abelardo, ya demostró en su anterior etapa ser un gran entrenador. Lo importante ahora es conseguir un triunfo cuanto antes, que suponga una inyección de moral para los jugadores". En situaciones tan delicadas, "lo más importante es que la plantilla permanezca unida", ya que las grandes victorias albiazules han llegado cuando el equipo ha sido un bloque. "Confío en que lo consigan, hay plantilla para ello. Ahora tienen dos semanas para cargar pilas y ganar lo antes posible", afirma.

Pablo Gómez, jugador del Alavés durante la gloriosa época en la que alcanzó la final de la UEFA, se debate entre el optimismo y el pesimismo: "Me gustaría ser positivo pero la verdad es que la situación no pinta muy bien. Me quedo con las sensaciones del pasado domingo, que fueron algo mejores". En su opinión, el Alavés fue capaz de "tutear al líder", lo cual es una buena señal. Lo que más le preocupa son las dificultades para jugar los últimos minutos. "No sé lo que les ocurre. El equipo juega bien, pero en el tramo final las sensaciones empeoran. Necesitan confiar más en lo que hacen", afirma.

En ese sentido, no contar con el apoyo de Mendizorroza supone un gran inconveniente. "Siempre he dicho que la afición da un montón de puntos. Jugar a puerta cerrada nos está perjudicando. Cuando sales al campo y sabes que tienes una afición detrás que te va a apoyar ganes o pierdas, juegas mucho más motivado", recuerda. Como todo alavesista, Pablo espera que el Alavés siga la próxima temporada en Primera. "No sé si lo hará o no. Lo que tengo claro es que quiero que se salve. Si algo me hace sufrir, eso es el Alavés. Un descenso siempre es doloroso, que sea la temporada del centenario o no es anecdótico", expresa.

Desde luego, su sentir representa perfectamente el de la afición babazorra, inquieta con la delicada situación del club de sus amores. A partir de la semana que viene, el Glorioso deberá jugar diez finales de las que dependerá su futuro y la felicidad de la hinchada. Factores como la confianza, el ambiente en el vestuario y, por supuesto, la suerte, marcarán la diferencia.

La escasa aportación de jugadores de la talla de Lucas Pérez y Peleteiro es un tema recurrente que preocupa al alavesismo

Ni Abelardo ni Machín han logrado que el equipo tenga unas señas de identidad o un estilo de juego reconocible por los aficionados

"El caso Lucas Pérez no se está gestionando bien, sería importante poder recuperarlo"

Javi Muro

Exjugador y exdirectivo del Alavés

"Hay que ser optimista; que nos desciendan otros, no nos vamos a descender nosotros"

Idurre Frías

Entrenadora y comentarista

"La situación no pinta bien, pero contra el Atlético de Madrid se notó cierta mejoría"

Pablo Gómez

Exjugador del Alavés

"El equipo ha salido de situaciones peores, hace falta ganar para recuperar confianza"

Asier Salcedo

Exjugador del Alavés


noticias de noticiasdealava