Euroliga

El Valencia cumple en Rusia

Euroliga Los de Ponsarnau se imponen sin sobresaltos al Khimki y se unen al Baskonia en la apretada pelea por hacerse un hueco en el 'play off'

20.03.2021 | 00:22
San Emeterio intenta una bandeja ante Vialtsev. Foto: Efe

Khimki68

Valencia Basket77

KHIMKI Zaytsev (6), Vyaltsev (-), Monia (6), Karasev (16), Mickey (20) –quinteto inicial– McCollum (10), Ponkrashov (3), Voronov (2) y Valiev (5).

VALENCIA BASKET Van Rossom (-), Prepelic (10), Kalinic (10), Labeyrie (9), Williams (18) –quinteto inicial– Pradilla (3), Tobey (12), San Emeterio (6), Hermannsson (5) y Sastre (4).

Parciales 17-21, 21-17, 11-14 y 19-19.

Árbitros Pukl, Obrknezevic y Konstantinovs.

Pabellón Mytishchi Arena

Moscú – El Valencia Basket cumplió ayer con su obligación de vencer en la pista del colista Khimki (68-77) y gana opciones en la pelea por acabar entre los ocho primeros de la Euroliga y disputar los cuartos de final y la próxima edición, pero perdió por una lesión en el tobillo derecho a Sam Van Rossom. El Valencia demostró desde el inicio su imperiosa necesidad de ganar el partido. Con Van Rossom y Nikola Kalinic distribuyendo y un enérgico Derrick Williams ejecutando, los visitantes abrieron hueco en el marcador ante un rival que aportó tres triples y poco más (13-22 m.8).

La entrada de Eric MaCollum dio al conjunto ruso un claro referente ofensivo, pero no especialmente acertado, lo que permitió al Valencia, con una sólida rotación, abrir brecha y llevar su ventaja hasta los dieciséis puntos. La facilidad con la que controlaba el partido hizo perder algo de tensión al Valencia y la defensa zonal de los locales, su mejor circulación en ataque y los triples de Karasev estrecharon el marcador hasta llevar a Jaume Ponsarnau a parar el choque para salvar algo de la renta antes del descanso (38-44, m.20).

El panorama no cambió en la reanudación y al Valencia la zona local le mantuvo las pulsaciones bajas en ataque. La dirección de Van Rossom evitó que la parálisis fuera total y un par de acciones suyas y cierta mejoría defensiva le permitieron volver a llenar un poco su colchón antes del último cuarto.

Unos segundos antes del cambio de cuarto, Van Rossom se tuvo que retirar tras una fea torcedura del tobillo derecho. La buena entrada de Martin Hermannsson en la pista dio confianza al Valencia, que en un par de minutos llevó de nuevo su ventaja a máximos (52-71, m.33). Finalmente, victoria cómoda de uno de los rivales del Baskonia en la pelea por el Top-8.

noticias de noticiasdealava