Pala

La txapela de la fe

Ibai Pérez, enorme en defensa, conquista el Individual al vencer en la final a Esteban Gaubeka

14.03.2021 | 00:35
Ibai Pérez, en la final de ayer contra Gaubeka. Foto: Oskar González

Gaubeka10648

Ibai Pérez4101010

Duración: 70 minutos de juego.

Saques: 5 de Gaubeka y 5 de Ibai Pérez.

Faltas de saque: 1 de Ibai Pérez.

Tantos en juego: 22 de Gaubeka y 19 de Ibai Pérez.

Errores: 11 de Gaubeka y 7 de Ibai Pérez.

Marcador: 10-4, 6-10, 4-10 y 8-10.

Incidencias: Partido correspondiente a la final del Individual de pala disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. Encuentro a puerta cerrada.

bilbao – El campeonato de Ibai Pérez fue un camino lleno de fe. No paró de superar adversidades para crecer a cada partido y tocar la lana el día decisivo. El sestaoarra es el nuevo campeón del Individual. Su segundo entorchado y este llega en una edición en la que las dudas surgidas por una lesión en el hombro le invadieron en el comienzo pero su constancia le permitió dar la vuelta a la situación. Ibai Pérez ganó por tres jokos a uno a Esteban Gaubeka y el último parcial fue el ejemplo de su trayectoria. El armintzarra siempre llevó la iniciativa, pero el zurdo de Sestao no tiró la toalla y siguió con su habitual defensa espartana para ganar con un último marcador de 8-10.

Fue la final en la que había en juego cosas históricas, pero Ibai Pérez decidió que no iba a ser testigo de un momento único y amargó a Gaubeka la posibilidad de entrar aún más en el Olimpo de la Pala. El Gallo de Armintza tuvo la oportunidad de igualar a Óscar Insausti como el más laureado de la especialidad. Sin embargo, el sestaoarra se cruzó en su camino. Una pausa en una trayectoria que está lejos de llegar a su final y que contará con nuevas oportunidades para llegar la cima.

La defensa volvió a ser una de las armas en las que sustentó su juego el guardaespaldas sestaoarra. Volvió a ser una muralla y terminó por desesperar a Gaubeka, que pese a que llevó la iniciativa del encuentro durante muchas fases, se encontró que en muchas ocasiones su pelotazo era devuelto y además llegó cargado con veneno. Esa labor incansable y su calidad a la hora de terminar los tantos y destrozar con el disparo inicial fueron decisivas en la final.

A pesar del dominio final, las cosas se torcieron rápido para Ibai Pérez. El sestaoarra comenzó con el brazo agarrotado. Evidenció ciertos nervios y ante un rival como Gaubeka eso es un regalo demasiado grande. El armintzarra, sin excesivo brillo, cumplió con su papel. Venció en el primer joko por un claro 10-4 y dio el primer golpe en la final.

Pero lo mejor de Ibai Pérez estaba por llegar. El sestaoarra protagonizó un cambio de chip radical y dio la vuelta al marcador y también a las sensaciones presentes en el duelo. El disparo inicial fue el primer paso para recuperar la confianza, el golpe con el que cambió el escenario del encuentro. El armintzarra tuvo problemas para restar los envenenados saques de su rival y encajó dos saques directos consecutivos que igualaron el encuentro en el segundo joko. A partir de ahí, Ibai Pérez creció y consiguió cerrar el segundo parcial y vencer en el siguiente con comodidad.

El zaguero de Sestao se quedó así a diez tantos de la gloria. Pero vencer a Gaubeka nunca es sencillo. El armintzarra peleó hasta el último tanto y tuvo todo a su favor para vencer en el cuarto joko. Con 7-4 en el marcador tiró un dos paredes de escuadra y cartabón. Entonces, Ibai Pérez mostró su gran capacidad de reacción para llegar a una pelota imposible y atacar con la misma moneda a su oponente. Fue un mazazo demasiado duro para Gaubeka que ya no sumó ni un tanto más. Ibai Pérez, pese a regalar un saque con una falta, aprovechó la inercia y se fue directo hasta la txapela. La segunda de su carrera. La txapela de la fe.

tercer puesto Asimismo, en el partido por el tercer y cuarto puesto, Pablo Fusto pasó por encima de Iker Gordon. El delantero bonaerense dominó el encuentro con suma facilidad y venció por tres jokos a cero.

noticias de noticiasdealava