El Barça da otra estocada al Madrid

euroliga los catalanes firman la cuarta victoria seguida esta temporada ante los blancos, un mes después de la última, en la final de Copa del Rey

12.03.2021 | 00:04
El pívot del Real Madrid Alex Tyus (i) lanza a canasta ante el ala pívot del Barcelona Nikola Mirotic. Foto: Efe

Real Madrid76

Barcelona81

REAL MADRID Alocén (8), Taylor (5), Deck (17), Tyus (4) y Tavares (16) --quinteto inicial--; Laprovittola (6), Causeur (3), Carroll (5), Abalde (11), Garuba (1), Thompkins (-).

BARCELONA Calathes (11), Higgins (8), Mirotic (13), Claver (-) y Oriola (18) --quinteto inicial--; Davies (7), Hanga (5), Abrines (5), Smits (3), Kuric (11).

Parciales 19-24, 19-17, 16-16, 22-24.

Árbitros Ryzhyk, Paternico y Petek. Eliminado por faltas Abrines.

Pabellón WiZink Center.

madrid – El Barça venció (76-81) ayer al Real Madrid en la jornada 29 de la Euroliga celebrada en el WiZink Center, un triunfo trabajado y lleno de tensión para el líder de la competición, un cuadro azulgrana que deja un apurado tramo final de competición a los blancos en busca de los playoffs.

Los de Sarunas Jasikevicius firmaron la cuarta victoria seguida esta temporada ante su eterno rival, un mes después de la última, en la final de Copa del Rey en este mismo escenario. El Madrid se rebeló a sufrir el mismo destino y compitió hasta la última posesión, sin evitar una derrota –tercera en seis partidos– que le deja con 17-12, cada vez menos colchón en el 'Top 8' y una próxima cita de nuevo de máximo nivel ante el CSKA.

El líder (21-8), que saca dos triunfos a un Milan segundo a costa del CSKA, tiene ya hecho estar en los playoffs a cinco jornadas del final. Oriola (18 puntos) fue líder de anotación y Mirotic (24 de valoración) fue de menos a más, calves al igual que Calathes. El Madrid tiró de Tavares (16 puntos y 11 rebotes), Deck (17 puntos) y de la intensidad en defensa obligada para frenar a un Barça casi intratable y con las medidas del Palacio tomadas.

La necesidad llevó al Madrid a plantar más batalla, aunque fuera con cierto descontrol, y el Barça jugó la primera mitad muy por debajo de sus opciones, en especial por los cuatro puntos de Higgins y los cinco de Mirotic. Al equipo blaugrana le faltó rebote y juego interior, dominadores Tavares y Garuba para los blancos, pero sobre todo acierto después de un inicio prometedor.

igualados Los de Jasikevicius comenzaron 3-10 arriba, con Oriola y Calathes anotando, pero el Madrid respondió en defensa con Taylor y Deck. El ataque culé empezó a sufrir y la ofensiva blanca la lideró con valentía Alocén (14-13). Kuric devolvió un poco de anotación visitante en medio de mucha imprecisión. Al Madrid se le notaron los nervios en la queja repetitiva a cada decisión arbitral, y también en las pérdidas (11 en el primer tiempo). El Barça se enredó en un partido trabado y olvidó su manual y línea dominadora cada semana.

Con 38-41, el inicio de la segunda parte fue un mate del hispano montenegrino ante Garuba y Tavares. Una declaración de intenciones que le costó cuajar, ya que Higgins y Calathes siguieron fallando lo fácil. El Madrid encontró fe para mantener el tono en defensa pero en ataque también necesitaba mucho más. Deck fue quien acertó desde el triple para mantener apretado el luminoso (49-50).

Los de Laso buscaron a Carroll, quien igualó el marcador de cara al inicio del último cuarto (57-57). El Barça apretó bajo aros, algo que devolvió la protesta local pidiendo faltas para proteger a Tavares. El gigante de Cabo Verde intimidó y defendió su zona, con Davies sufriendo para sacar algo positivo, y dio el primer colchón local a ocho minutos del final (63-59).

Jasikevicius devolvió entonces a pista a Higgins y Mirotic, tras muchos minutos de descanso, y a Oriola por Davies. El tramo final fue interminable. Calathes encontró la puerta de atrás abierta y Mirotic y Oriola asumieron los puntos. El Madrid no tiró la toalla pero fue incapaz de ponerse por delante o provocar el fallo rival. Un tapón de Mirotic a Deck y un mate de Oriola fueron la sentencia en el último minuto en otra estocada culé al Madrid.