Valiente

El filial cae con honor

El 'Miniglorias' dio la cara pese a las numerosas ausencias defensivas y puso en aprietos a un Amorebieta que nunca estuvo cómodo en un partido que resultó disputado

21.02.2021 | 00:35
El capitán albiazul, Pepe Blanco, intenta robarle el balón a un jugador local. Foto: José Mari Martínez

Amorebieta3

Alavés B2

AMOREBIETA Saizar; Aldalur, Garro, Aimar, Irazabal; Iker Bilbao, Larrucea; Unzueta (Orozko, 74´), Mikel Álvaro (Etxaburu, 64´), Seguin (Leiza, 80´); Obieta (Ekaitz Molina, 80´).

ALAVÉS B Adrián; Toni Frau (Lluís Llàcer, 58´), Hugo Pérez, Jaouad, Julio (Tirlea, 58´); Víctor López, Balboa (Guti, 78´), Pepe Blanco, Berlanga (Sergi, 70´); Alan Godoy (Sobrido, 70´), Gio Gagua..

Goles: 1-0 (5´): Unzueta. 1-1 (28´): Alan Godoy. 2-1 (52´): Unzueta, de penalti. 3-1 (65´): Obieta. 3-2 (92´); Sergi.

Árbitro: Fernández Buergo (Colegio asturiano). Roja directa a Garro (76´). Amarilla a Aldalur; Toni Frau, Julio y Sobrido..

Campo: Urritxe. A puerta cerrada.

amorebieta – A pesar de las numerosas ausencias en la línea defensiva, el Alavés B dio la cara y a punto estuvo de darle un susto serio a uno de los gallitos de la categoría. Derrota por la mínima, tres a dos, de un Miniglorias que igualó en el primer periodo tras una furiosa salida local pero que encajó dos dianas clave tras el descanso. El golazo de Sergi, por desgracia, llegó demasiado tarde y el conjunto de Raúl Llona regresa de vacío.

Salió a por todas el Amorebieta, superando de salida a un Miniglorias que no estaba nada cómodo en el campo, perdiendo el esférico con inusitada celeridad. Ya apenas sobrepasado el minuto uno de encuentro pudo caer el primer tanto de los azules en un buen envío de Iker Bilbao que Mikel Álvaro remataba por encima del travesaño.

No tardó en llegar el primer tanto del Amorebieta, ya que a los cinco minutos una buena jugada de ataque de los zornotzarras llevó el esférico al fondo del marco defendido por Adrián. Obieta caía a banda en un buen desmarque ofensivo del nueve local, que pasaba de rematador a asistente para ceder a Unzueta. El siete local no perdonó, haciendo el primero de la tarde para los de Íñigo Vélez.

Unzueta y Obieta se intercambiaron los papeles a los nueve minutos, pero el disparo del delantero local se perdía cruzado cerca del palo albiazul. Sufría el Alavés B ante el buen juego vizcaíno, con una nueva oportunidad pasado el cuarto de hora, doble opción clarísima en un remate de Mikel Álvaro al palo, con rechace para Iker Bilbao pero con disparo alto del mediocentro del Amorebieta con todo a su favor.

Respiraban hondo los jóvenes de Raúl Llona, que poco a poco se fueron asentando. El Alavés B comenzó a tocar mejor, y en la primera oportunidad clara de que dispuso, el acierto a balón parado se tradujo en el gol del empate. Fue en una falta, y Alan Godoy quien llevaba el esférico a las mallas.

No obstante, el Amorebieta quería más y buscaba ponerse por delante de nuevo, obligando al filial babazorro a replegarse. En una opción local a balón parado, los remates de Unzueta y del central Aimar eran taponados por la zaga vitoriana. Al descanso, tablas.

De nuevo en el arranque del segundo periodo apretaron con fuerza los locales, y así un disparo de Unzueta era rechazado por Adrián sin blocar el cuero, llegaba Obieta al esférico y caía derribado por el cancerbero del Miniglorias. Penalti que Unzueta llevó a las redes con calidad, y desventaja de nuevo para el filial albiazul.

Trataron de reaccionar los de Raúl Llona, pero el Amorebieta imponía su veteranía con balón y sin balón, incomodando a los babazorros en su intento por progresar y avanzar líneas. Así, mediado el segundo periodo Iker Bilbao recuperaba un balón en campo contrario, asistía a Obieta y el delantero local hacía el tres a uno.Una falta muy brusca del local Garro a un cuarto de hora del final dejaba a los zornotzarras con diez jugadores. Se defendieron con orden los locales mientras el conjunto de Raúl Llona quemaba sus naves adelantando líneas. En un par de contras pudo caer el cuarto del Amorebieta, pero ya por encima del noventa llegaba el gol de la esperanza, un hermoso tanto de Sergi García.Por desgracia apenas quedaba tiempo y el encuentro acababa con una nueva derrota.