Hegemonía, en juego

Fusto y Urrutia se citaron ayer con Necol y Gordon en el Bizkaia para escoger el material de cara a la final de La liga Kutxabank de este sábado

06.01.2021 | 00:13
Necol-Gordo y Fusto-Urrutia posan con el material escogido para la final de la Liga Kutxabank. Foto: Borja Guerrero

Bilbao – La hegemonía de la Liga Kutxabank está en juego. Dan Necol e Iñaki Urrutia fueron los ganadores de las últimas dos ediciones. Este año, la racha se alargará aún más, pero solo uno de los dos palistas podrá revalidar el título. La empresa decidió separar a la pareja campeona. El delantero de Dax se unió a Iker Gordon y el guardaespaldas de Armintza a Pablo Fusto. Dos caminos separados y con diferentes obstáculos para llegar a la misma meta y ahora solo uno de los dos podrá mantenerse en lo más alto. La final será el segundo partido del festival que comenzará a las 17.00 horas en el Bizkaia y ayer los cuatro palistas acudieron al recinto bilbaino para escoger el material para el gran día. Los cueros escogidos fueron diferentes, pero no hubo ninguna queja sobre las pelotas separadas.

Los antecedentes apuntan a que este será un partido igualado. Necol y Urrutia ganaron los dos encuentros de la liguilla de clasificación, pero lo hicieron con dos 3-2 marcados por parciales tremendamente igualados. Choques decididos por pequeños detalles y que dejan la final sin un favorito claro. "Las dos veces que hemos jugado contra ellos hemos estado igualados. Espero un buen partido y a ver qué pasa. Que gane el mejor", declaró Necol durante la elección de material. Las dos derrotas de su trayectoria tampoco desaniman los colorados. En las finales el pasado no cuenta y lo importante es dar con la tecla en el momento preciso. "Lo veo difícil. Son una pareja muy potente y han llegado a la final directos. Se viene un partido muy complicado, pero si conseguimos hacer nuestro trabajo, tendremos nuestras opciones", apuntó Urrutia.

Los colorados cuentan con la pequeña ventaja de llegar con un mayor ritmo competitivo. La contundente victoria de la semana pasada ante Ibarguren e Ibargaray en las semifinales no solo les permitió pasar a la final, también aumentó su confianza. "Era un partido que nos preocupaba porque ya nos habían ganado en el último encuentro de la liguilla. Ganar nos vino bien. La cabeza en este deporte es muy importante y de cara al sábado estamos con confianza", apuntó Fusto. Necol y Gordon jugaron el partido previo por separado para no perder el ritmo y fueron testigos de la exhibición de sus rivales en las semifinales. "Ganaron y aparte jugaron muy bien. Los dos hicieron un partido muy bueno y a Iñaki le vi en su línea. En este frontón se amolda bien y juega muy cómodo", declaró Gordon.

la derecha de necol Cada una de las parejas intentará llevar la iniciativa del juego. Es el gran objetivo de todo pelotari. Mandar en la cancha y crear más oportunidades que su rival. A la defensiva, los partidos se hacen duros y el sufrimiento constante no suele ser sinónimo de buen resultado. En esa búsqueda del mando del choque, la derecha de Necol puede ejercer de factor determinante. "Tenemos que quitar la derecha de Necol. Si entra con la derecha tiene mucho ganado. Intentaremos hacer eso y que Pablo entre mucho en juego para poder dominar y sacar el partido adelante", apostilló Urrutia. Esta estrategia no sorprende nada al delantero de Dax, es algo con lo que está acostumbrado a competir y llega a la final con la intención de frustrar los planes de sus rivales: "Es algo que ocurre siempre. Pero yo quiero entrar. Entonces voy a entrar". Contundente.

No solo la derecha de Necol resultará determinante. Los azules lo saben y su intención es tratar de llevar el partido a su terreno lo antes posible. "Tenemos que imprimirle velocidad, aunque eso suponga cometer algún error más. Tenemos que hacer lo que hemos hecho durante todo el campeonato y meter ritmo", reconoció Gordon. La pareja que se anudará el gerriko azul en la final acostumbran a mandar con su velocidad en el juego, pero esto no fue así durante toda la Liga Kutxabank. "Al principio no nos entendíamos muy bien, ya que los dos tenemos el ataque en la derecha y nos costaba compenetrarnos. A medida que ha ido el campeonato para adelante, nos hemos ido entendiendo mejor y a ver si podemos ponerle el broche", afirmó el zaguero de Sopela.

La presencia de Fusto volverá a dar respeto en los cuadros alegres. El argentino vuelve a una nueva final y esta Liga Kutxabank demostró que todavía está en un gran estado de forma. "Hace un par de años que no llego a la final de la liga y quiero arrancar el año bien. A pesar de la edad, que ya no tengo veinte años, estoy todavía aquí jugando contra gente joven y que anda muy bien. Estoy contento por ello", apuntó Fusto, que buscará sumar una txapela más a su ya amplio palmarés.