Messi da oxígeno al Barça

POR LA MÍNIMA El BarCELONA LOGRA cerrar con victoria una semana convulsa tras Cádiz y Juventus

14.12.2020 | 01:33
El defensa del Barça, Jordi Alba, con el balón ante el centrocampista del Levante, De Frutos. Foto: Efe

Barcelona1

Levante0

BARCELONA: Ter Stegen; Dest, Araújo, Lenglet, Alba; Busquets (Pedri, min.58), De Jong; Messi, Griezmann (Umtiti, min.89), Coutinho (Trincao, min.70); y Braithwaite.

LEVANTE: Aitor Fernández; Coke (Miramon, min.67), Postigo, Vezo, Clerc; Melero (Sergio León, min.82), Malsa, Vukcevic (Radoja, min.67), De Frutos (Son, min.82); Dani Gómez y Roger Martí (Morales, min.67).

Goles: 1-0, min.76: Messi.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (comité vasco). Mostró tarjeta a Vukcevic (min.41), por parte del Levante. De Jong (min.49), Braithwaite (min.87) por parte del Barcelona.

Estadio: Sin público en el Camp Nou.

barcelona – Un balón de oxígeno con el sello de Lionel Messi en el minuto 76 dio un triunfo balsámico al Barcelona contra el Levante (1-0), un premio a la persistencia de los locales que no convencieron ante un rival que luchó hasta el final en el Camp Nou. El Barça puso fin a dos derrotas consecutivas. Era un partido decisivo y no falló, pero su juego no convenció y sufrió para sumar los tres puntos ante un equipo que le arrebató el balón tras el tanto de Messi y que, en los últimos minutos, puso el miedo en el cuerpo de los azulgrana.

El argentino salvó al Barça. Quizá no está en su mejor momento, pero sigue siendo decisivo. También en un Barcelona triste, sin confianza en su juego y con el algunos jugadores siendo la sombra de lo que deberían ser. Dejó entrever Koeman en la previa que daría entrada a los jóvenes y se mostró reacio a cambiar de sistema. No pasó ni una cosa ni la otra. Jóvenes como Pedri, Konrad o Riqui Puig fueron suplentes y en ataque jugó con un 4-3-3 en detrimento del 4-2-3-1. Jugó Messi de falso '9', Braithwaite se situó en la izquierda y Griezmann en la derecha. Coutinho jugó en la medular, de interior, aunque se mostró tan discreto como cuando juega como mediapunta.

Pese a los últimos resultados, el Barça no inició el encuentro con ganas de reivindicarse. Su rival, en cambio, tenía las ideas claras. Consciente de que no podría discutirle la posesión a su contendiente, los jugadores de Paco López sabían muy bien qué hacer en los pocos momentos que tuvieron el balón.

Gozaba de libertad Dani Gómez en ataque y de sus botas llegó la ocasión más clara del Levante en el primer tiempo (min.15). El delantero de Alcorcón, desde la mediapunta, conectó con Melero que filtró un pase en profundidad que Jorge de Frutos no supo definir ante Ter Stegen, que salvó el primero con la rodilla.

El peligro del Levante se acabó en el minuto 18 con otro pase a la espalda de los centrales de Roger Martí que Dani Gómez envió por encima del travesaño. Despertó el Barça antes del descanso o por lo menos lo intentó, si bien el ritmo del balón seguía siendo pastoso. Fue entonces cuando Aitor se erigió en el salvador para el Levante. El premio a la perseverancia azulgrana llegó en el minuto 76. Lucharon por un balón Griezmann y Braithawaite. El balón cayó a De Jong que, con tiempo para pensar, encontró en profundidad a Messi. Esta vez al argentino no falló y cruzando el balón con la zurda para superar, al fin, a Aitor.