El Barça ejerce de líder

euroliga los catalanes muestran una gran superioridad y suman su sexta victoria consecutiva

13.11.2020 | 01:23
Mirotic efectúa un mate ante Ali Muhammed. Foto: Efe

Barcelona97

Fenerbahce55

BARCELONA Calathes (5), Higgins 811), Abrines (12), Mirotic (16) y Oriola (-) --quinteto inicial--; Hanga (2), Bolmaro (-), Smits (20), Heurtel (-), Davies (4), Martínez (2), Kuric (25).

FENERBAHCE Westermann (9), Brown (10), Ulanovas (-), Duverioglu (4) y Vesely (6) --quinteto inicial--; Hamilton (-), Mahmutoglu (3), Biberovic (3), Barthel (7), Pierre (4), Eddie (7) y Muhammed (2).

Parciales 28-17; 23-12; 18-9; 28-17.

Árbitros Ryzhyk, Latisevs y Hordov.

Pabellón Palau Blaugrana.

BARCELONA – El Barça trituró ayer al Fenerbahce (97-55) en una exhibición coral del líder de la Euroliga, con un balance de siete victorias y una única derrota, que ahogó en defensa y desmoralizó desde el perímetro a un rival de la zona alta de la clasificación. Del duelo se podrían destacar los 16 triples de 30 intentos de los azulgrana, las 25 pérdidas de los turcos, el 125 de valoración global de los locales, o los seis triples en el último cuarto de Kuric, máximo anotador del encuentro con 25 puntos. Pero más allá de las cifras, el envite se recordará por el juego de equipo sin fisuras de los jugadores de Jasikevicius, que mostraron una superioridad insultante.

En el primer tiempo ya se vio lo que quiere Saras de sus jugadores: compromiso defensivo para crecer en ataque. Y así fue como el Barça, en los primeros 20 minutos, fue un ciclón. Y eso que el Fenerbahce amenazó de inicio con los centímetros de Vesely y Duverioglu, a los que respondían los catalanes desde el perímetro con Mirotic (16 puntos), con dos triples, y Abrines, con otros tres.

Los lanzamientos desde el perímetro desconectaron al conjunto turco (28-13, min.9), que acabó el primer tiempo con 12 pérdidas. Sin De Colo, lesionado, Brown y Ali estaban llamados a asumir la responsabilidad arriba, pero los triples no entraron y solo en el último minuto, el conjunto turco maquilló el resultado (28-17).

El primer cuarto acabó con una canasta fácil de Brown en el único despiste defensivo de los locales. Jasikevicius, siempre exigente con sus jugadores, echó la bronca a Smits, que sería el protagonista en el segundo cuarto. En dos minutos y medio, el ala-pívot letón anotó 10 puntos e impulsó hasta los 22 puntos de ventaja (42-20, min.14) a su equipo. La exhibición azulgrana se vio momentáneamente interrumpida por seis puntos consecutivos del anárquico Lorenzo Brown (42-26, min.17).

Paró el partido Saras y sus jugadores, con Calathes moviendo los hilos, volvieron a poner la sexta marcha para encadenar un parcial de 9-3 y dejar un cómodo 51-29 al descanso.

En la reanudación, el orgullo de los visitantes no apareció en el parqué. El Barça no aflojó en defensa y, si bien se mostró menos acertado en ataque, endosó un parcial de 14-0 (67-33, min.27) que dejó el partido visto por sentencia.

Seis minutos estuvo el Fenerbahce sin anotar. Con el encuentro resuelto, Kokoskov dio entrada a alguno de los jugadores menos habituales como Hamilton o Biberovic, y ni así sus pupilos fueron capaces de competir. Pese al trámite, los azulgranas mantuvieron el ritmo frenético en los últimos diez minutos. En ataque, Kuric se mostraba infalible desde la línea de los 6,75 metros con seis triples, mientras que atrás el Barça continuaba infranqueable y encajó 17 puntos. Un noche redonda para el líder, que sumó su sexta victoria consecutiva en la Euroliga.

Remontada del Olympiacos. Ayer se disputaron otros dos encuentros correspondientes a la octava jornada. El Maccabi dio buena cuenta de un Zalgiris que parece perder gas tras haberse convertido en la revelación de la Euroliga en las primeras jornadas. Tyler Dorsey, autor de 16 puntos, lideró la exhibición (85-57) del conjunto israelí, que rompió el choque en el segundo cuarto gracias a un parcial de 29-9. Mucho más igualada resultó la velada celebrado en El Pireo, donde el Olympiacos consiguió remontar tras retirarse al descanso con 11 puntos de desventaja (24-35). El exbaskonista Jayson Granger aportó 7 puntos para los alemanes.

imponente Exhibición del maccabi

resto de la jornada