17 años sin perder en 'Mendi'

El Athletic arrastra un maleficio en Mendizorroza, donde no ha ganado desde el regreso del Alavés a Primera

04.10.2020 | 00:56
El Alavés celebra el gol en el descuento de Ely que le dio la victoria al conjunto babazorro en la última visita del Athletic. Foto: Iñigo Foronda

Al Athletic Club le tiemblan las piernas cada vez que tiene que viajar a Vitoria-Gasteiz para medirse al Deportivo Alavés en liga. Aunque históricamente ha cosechado buenos resultados en los duelos contra el Glorioso, desde que el conjunto babazorro regresó a la máxima categoría del fútbol estatal los bilbaínos se han dejado muchos puntos en en la fortaleza albiazul. Hoy tendrá que hacer frente a un maleficio que se extiende desde el año 2003, último curso en el que los rojiblancos lograron cruzar la A-8 con los tres puntos en el bolsillo.
 

 

En aquella ocasión los leones se impusieron por 2-4, pero el partido, a pesar de que el Alavés se encontraba hundido en los puestos de descenso, no fue nada fácil para los por aquel entonces entrenados por Jupp Heynckes. Los visitantes se pusieron pronto por encima en el marcador con un gol de Yeste, pero los locales no se rindieron y alentados por la afición le dieron la vuelta al partido con goles de Magno y Astudillo. Sin embargo, no lograron mantener la ventaja en el electrónico y en la segunda mitad el Athletic le dio la vuelta con un tanto de Urzaiz y dos de Joseba Etxebarria. La derrota dejó muy tocado al Alavés, que terminó descendiendo a Segunda División esa temporada.

Desde entonces, parece que la entidad albiazul se la tiene jurada al Athletic, al menos cada vez que visita Mendizorroza. En la temporada 2005-06, con el Alavés de regreso a Primera División, los rojiblancos no pudieron pasar del empate en el fortín gasteiztarra. Por fortuna para ellos, el Glorioso volvió a caer a la división de plata y los leones no tuvieron que regresar a Mendizorroza en una década.

ÚLTIMO ASCENSO El Athletic vivió muy tranquilo hasta mayo de 2017, cuando tuvo que volver a un Mendizorroza encendido y con enormes ganas de derbi contra los vecinos. Fue un partido que difícilmente olvidará el alavesismo, muy intenso, peleado por ambas partes, sin demasiadas ocasiones pero con mucha lucha. En el minuto 52, el Alavés botó un córner, nadie llegó al remate y Theo Hernández, en el borde del área, se acomodó la pelota y la rompió rumbo a la escuadra defendida por Kepa, que nada pudo hacer más que seguir el balón con la mirada. Mendizorroza estalló y el Alavés logró quedarse con la victoria. Una auténtica fiesta que, lamentablemente, no podrá repetirse hoy ante la ausencia de aficionados en las gradas.

La campaña siguiente el festín fue aún mayor para el Deportivo Alavés, que pasó por encima de su rival. Guidetti abrió la lata con un gol casi humorístico en el que Kepa falló estrepitosamente en el pase, el balón rebotó en la pierna del sueco y fue a parar al fondo de las mallas. Munir el Haddadi con un golazo de falta e Ibai Gómez pusieron el 3-0 en el marcador, que después maquillaría Muniain para el 3-1 definitivo. Menos emocionante fue el duelo de la temporada 2018-19, que terminó con empate a cero en el marcador, pero este mismo año, el pasado 23 de febrero, Mendizorroza volvió a vibrar con una remontada épica y un gol de Rodrigo Ely en el descuento que regaló la victoria al Alavés por 2-1, poco antes del confinamiento. Hoy el Athletic visitará un terreno que no se le está dando nada bien, aunque el Deportivo Alavés, que intentará prolongar su racha, no contará con su mejor baza: Su afición.

Los últimos años se han vivido momentos inolvidables en los derbis como el zapatazo de Theo o el gol en el descuento de Ely