Rahm remonta y vence en un duelo para el recuerdo

El golfista de Barrika firma la mejor tarjeta del presente BMW Championship para colocarse líder y vence en el desempate a Dustin Johnson gracias a un putt embocado desde lejísimos

01.09.2020 | 00:18
Jon Rahm reacciona de esta manera tras el impresionante golpe que protagonizó en el hoyo 18. Foto: Efe

Bilbao – Los dos mejores jugadores del mundo de la actualidad se alinearon para protagonizar un final para el recuerdo en el BMW Championship. Jon Rahm que fue de menos a más en el evento y acabó con una tarjeta de 64, la mejor del torneo, y Dustin Johnson se citaron en el play-off de desempate después de un intercambio de golpes espectaculares. Y ahí el vizcaino sacó el gran putt del día. Era difícil superar lo visto hasta el momento pero el golfista de Barrika embocó desde lejísimos para hacerse con el torneo y escalar de paso hasta el segundo puesto de la FedEx Cup. Rahm salió con las ideas claras. Ya avisó que con una buena tarjeta iba a estar en la pelea y cumplió con su papel. El primer hoyo fue transformado en el primer birdie y dejó claro que creer en su victoria no era una utopía. El vizcaino mantuvo una línea de juego muy regular. Muy firme en su juego tee a green y también en el putt. En los primeros hoyos el vizcaino apenas tuvo momentos de sufrimiento. Su trayectoria consistió en recortar poco a poco la ventaja mientras Dustin Johnson, letal en el inicio, perdió algo de fuelle y dejó abierta la puerta por la que Rahm no dudó en colarse. También lo hizo Joaquín Niemann, que desde un segundo plano se colocó en el primer puesto en solitario durante muchos momentos del día.

En el golf la suerte también ejerce de factor diferencial. Pocos centímetros pueden mandar al traste todo un torneo o ser de impulso para la lucha por el título. El azar fue protagonista en los hoyos 14 y 15 para Rahm y Niemann. En el primero de ellos el chileno lanzo un primer golpe espectacular pero la bola entró de lleno en una chuleta. Así, la opción de birdie pasó a convertirse en un bogey inesperado y también inmerecido. A continuación, los dos golfistas que luchaban en esos momentos por el liderato tuvieron una fortuna similar. Los dos erraron desde el tee y la bola amenazó con irse fuera de los límites. Sin embargo, golpeó contra una rama y el rebote les dejó dentro del recorrido. Eso le permitió al barrikoztarra lograr un birdie y conseguir por primera vez el liderato en solitario. Algo que no encontró respuesta después de un claro error de Niemann.

Aunque no solo se gana a base de fortuna, para vencer en el play-off de la FedEx Cup se necesita también tener mucha calidad. Esa habilidad que hace destacar a los mejores y Rahm tiene esa capacidad para sacar golpes magistrales en momentos clave. Con todo en juego y en el 16, el golfista vizcaino no acertó con el primer golpe, pero embocó un putt lejanísimo que le permitió sumar su segundo birdie consecutivo.

Rahm terminó crecido y en los dos últimos hoyos no tuvo el mínimo problema para salvar el par. El vizcaino terminó su vuelta como el mejor del torneo y le tocó esperar. Nieamann no se recuperó y todo quedó entre el de Barrika y Johnson. Y apareció la magia de DJ. El estadounidense embocó un putt espectacular para forzar el desempate. Muerte súbita entre los dos mejores jugadores del momento y ahí Rahm respondió mejorando el golpe anterior de Johnson con un toque en el green de campeón.

Noticias relacionadas