Oportunidad para la cantera

Ventana abierta para el salto de los más jóvenes

Los problemas para acometer fichajes pueden acelerar la llegada de las promesas de la cantera al primer equipo del 'Glorioso'

19.08.2020 | 23:07
Borja Sainz se ganó el curso pasado un hueco en la primera plantilla del Deportivo Alavés. Foto: Iñigo Foronda

Vitoria – La experiencia se ha encargado de demostrar a lo largo de los años que una de las características principales que comparten aquellos que se considera triunfadores es la capacidad de convertir las crisis en oportunidades que no dejan escapar. Y si hay algo innegable en estos momentos es que el mundo se encuentra en una de las encrucijadas más complicadas de las últimas décadas como consecuencia de los devastadores efectos del covid-19. Un escenario delicado a todos los niveles que, por supuesto, también afecta al fútbol profesional. Lo que en origen era únicamente un problema sanitario ha adquirido también una importante dimensión económica y la absoluta incertidumbre sobre el futuro es probablemente la mayor losa que pesa sobre los protagonistas del negocio del balompié.

Sin embargo, suele decirse que no hay mal que por bien no venga y esa filosofía puede acabar resultando clave. Al menos para algunos que quizás terminen encontrando en las consecuencias de la irrupción del coronavirus un inesperado aliado para dar el salto definitivo por la ventana del éxito.

Se trata, en concreto, de los más jóvenes. Como bien advierte la sabiduría popular, Santa Bárbara solo aparece en el recuerdo cuando truena y, en la mayoría de los casos, los equipos no prestan demasiada atención a sus respectivas canteras. Lejos de ser una excepción, el Deportivo Alavés ha sido durante muchos años uno de los principales abanderados de esta forma de actuación.

Sin embargo, cuando los apuros económicos y deportivos hacen acto de presencia las alineaciones comienzan a llenarse de nombres surgidos de la base. Y ese es el futuro a corto y medio plazo que se está dibujando en la actualidad en los despachos de los máximos responsables de los clubes de la Liga. Con una drástica reducción de ingresos garantizada y las manos (y las carteras) atadas para poder acometer los habituales fichajes de relumbrón, no les queda otra que intentar hacer de la necesidad virtud y buscar recoger una cosecha que, en no pocos casos, ha estado bastante desatendida hasta el momento.

Este boceto general se ajusta a la perfección también al Deportivo Alavés. Sergio Fernández ya advirtió semanas atrás que este mercado iba a estar marcado por la prudencia y la moderación y que no había que esperar grandes movimientos. Una declaración que, probablemente, buscaba trasladar también un mensaje interno. Y es que el curso que arrancará en menos de un mes puede convetirse en el pasaporte para que los jóvenes albiazules se consoliden o den el paso definitivo hacia el primer equipo.

La factoría de Ibaia ha ofrecido brotes verdes en los últimos años y, por eso, la actual coyuntura de necesidad puede acelerar el proceso de oportunidades para la savia nueva. Martin abrió el camino y la pasada campaña se le unió Borja Sainz. En principio, ambos deberían continuar creciendo a las órdenes de Pablo Machín pero el ideal sería que contarán con más compañeros. En teoría el que más posibilidades tiene de lograrlo es Javi López, que ya debutó a las órdenes de Garitano y es la gran esperanza del club para disponer de un lateral izquierdo de garantías durante muchos años.

Junto a él también disfrutaron de minutos en el epílogo del pasado curso otros jóvenes como Abdellahi, Jose Luis Rodríguez o Paulino. Además, una amplia nómina de prometedores valores actuaron en calidad de cedidos en otros conjuntos. Para todos ellos se ha abierto una inesperada ventana para asentarse en la élite. A buen seguro a muchos les tocará seguir progresando lejos de Mendizorroza o en el filial pero, para algunas, esta crisis generada por el covid-19 les permitirá cumplir el sueño que les acompaña desde niños. Y el Deportivo Alavés, por supuesto, encontrará valiosas armas con las que pelear por sus objetivos sin necesidad de recurrir a la billetera.

trabajo

otra jornada con doble sesión

Intensidad. Después de disfrutar ayer miércoles de una mínima tregua al ejercitarse únicamente por la mañana, la plantilla del Deportivo Alavés retoma hoy la rutina de las dobles sesiones de entrenamiento. Y es que Pablo Machín ha vuelto a citar a sus pupilos en horario matinal y vespertino para continuar con la intensa preparación de pretemporada que está llevando a cabo El Glorioso desde la pasada semana. El equipo ha comenzado a realizar ya ejercicios con balón en grupos reducidos y la mejor noticia es que, hasta el momento, ningún futbolista ha sufrido contratiempos físicos y todos los integrantes de la plantilla albiazul pueden exprimirse al máximo sin problemas.