Seis cesiones al San Ignacio

El Alavés B anuncia la llegada de siete refuerzos

Eel filial albiazul, que afronta su segunda campaña en la categoría de bronce, cede a seis de sus integrantes al San Ignacio

18.08.2020 | 23:14
Iñaki Alonso volverá a estar al frente del Alavés B. Foto: Josu Chavarri

Vitoria – Al margen del primer equipo, toda la estructura del Deportivo Alavés va retomando paulatinamente la actividad y, en este sentido, el club informó ayer de las novedades que presentará este curso el conjunto filial, que ya está trabajando también desde la pasada semana. De esta manera el combinado de Iñaki Alonso, que afrontará su segunda campaña consecutiva en Segunda B, presenta siete caras nuevas, cinco de ellas procedentes del San Ignacio. Como contrapunto, ha cedido a otros seis futbolistas al tercer conjunto de la pirámide albiazul.

Las dos principales novedades son Adrián Rodríguez, guardameta mallorquín de veinte años procedente del Castilla, y Marino Illescas, centrocampista nacido en 2001 procedente del Sevilla C. Junto a ellos Pepe Blanco (mediocentro, 1998), Alberto Gutiérrez (mediapunta, 1999), Lluis Llacer (lateral izquierdo, 1999), Miguel Barlenga (extremo, 2000) y Abde Rebbach (extremo, 1998) dan el salto desde el Sani.

En el banquillo volverá a estar un año más Iñaki Alonso, que realizó ayer una primera valoración de estos días de trabajo. "Es una pretemporada lógicamente atípica porque nos tenemos que adaptar continuamente pero tenemos sensaciones positivas. Llevamos ya dos semanas trabajando poco a poco para que los chicos cojan la normalidad condicional y la verdad es que están respondiendo muy bien. El objetivo que era tener entrenamientos de calidad y que se adaptasen pienso que lo estamos cumpliendo muy bien", significó.

El técnico guipuzcoano se refirió también al gran aliciente que presenta para todo el alavesismo la temporada que arrancará en apenas unas semanas. "Para todos es una experiencia súper positiva estar en un club que cumple cien años. No es nada fácil y nos identificamos todos con lo que vamos a vivir este año. Ojalá que podamos disfrutarlo y conseguir los objetivos que no son otros que la formación de los chicos y que estén preparados cuando lo requiera el primer equipo", argumentó.

Por último Alonso puso de relieve alguna de las virtudes de sus discípulos. "Se ve un grupo con hambre, porque tenemos mucha gente joven, y que quiere trabajar y estar junto. En cada entrenamiento está tratando de mejorar", elogió.