Getafe 1-1 Eibar

El arte de picar piedra

El Eibar arranca un punto de oro de un partido áspero y pone en evidencia al Getafe, que ha perdido la eficacia de antaño y el sueño de la champions

21.06.2020 | 00:10
Dimitrovic despeja el balón ante el intento de remate de Etxeita en el Getafe-Eibar de ayer. Foto: Efe

GETAFE –Entre pelotazos, jugadas divididas, no más de tres pases consecutivos y un juego muy físico, el Eibar arrancó un punto valioso en sus aspiraciones de conseguir la salvación y frenó al Getafe, cuyo sueño de jugar la Liga de Campeones se diluye jornada tras jornada.

El Coliseum Alfonso Pérez reunió sobre su césped a dos de los equipos con más músculo de LaLiga. El Getafe y el Eibar, unos abusones del pase largo en muchos de sus encuentros, se juntaron para crear una obra de arte poco vendible en las galerías más refinadas. José Bordalás, desde su banquillo, y José Luis Mendilibar, desde la grada (cumplió uno de sus dos partidos de suspensión), propusieron un duelo poco atractivo, con poca calidad y con más pasión que cabeza. Y, con ese guión, los puntos se iban a decidir en detalles.

Curiosamente, los dos equipos habían sumado los mismos resultados en el regreso a la competición: una derrota y un empate. Con la necesidad de estrenar el casillero de victorias, tanto el Getafe como el Eibar decidieron hacer muchos cambios para voltear su tendencia negativa. Mendilibar dejó fuera a Oliveira, a Orellana, Expósito, Correa, Pedro León y Kike García. Entraron Pedro Bigas, Esteban Burgos, Takashi Inui, el senegalés Pape Diop, Sebastián Cristóforo y Charles.

La revolución en los onces no cambió nada. El estilo fue el mismo. Muchos guerreros y pocos estilistas. Eso hizo el resumen de la primera parte muy sencillo: una ocasión para cada equipo y un 1-1 después de los primeros 45 minutos.

El primer tanto lo hizo Etebo. A tres toques. Centro a la olla de Marc Cucurella, volea en semifallo de Ángel y remate a placer del nigeriano. En el tiempo añadido, en una jugada similar, también con un pase al área, una prolongación y un cabezazo de Charles, llegó un empate justo para los méritos de ambos equipos.

La segunda parte trajo el mismo fútbol crudo que imperó en los 45 minutos iniciales. Nada cambió. Se mantuvieron los duelos físicos al límite, el juego largo inagotable y el intento del Getafe y del Eibar de aprovechar alguna segunda jugada que resolviera el empate entre dos estilos muy primarios. Sólo pudieron marcar Mauro Arambarri con un zapatazo que mandó a las nubes, Gonzalo Escalante, que se encontró con David Soria tras intentarlo desde fuera del área, y Pedro Bigas, a quien anularon un tanto a cuatro minutos del final por un fuera de juego milimétrico.

Al final, el empate premió más al Eibar que el Getafe. Sumó un punto fuera de su estadio ante un equipo que hasta antes del parón aspiraba a terminar en uno de los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. Eso parece que ya queda lejos.

Getafe1

Eibar1

GETAFE: Soria; Damián (Min. 79, Kenedy), Djené, Etxeita, Olivera; Etebo (Min. 69, Jason), Arambarri, Timor (Min. 79, Maksimovic), Cucurella (Min. 79, Nyom); Ángel (Min. 63, Jorge Molina) y Jaime Mata.

EIBAR: Dmitrovic; Arbilla, Esteban Burgos, Bigas, Cote; Cristóforo, Escalante, Diop, Inui; Charles (Min. 85, Orellana) y Sergi Enrich (Min. 63, Kike García).

Goles: 1-0: Min. 30; Etebo. 1-1: Min. 50+; Charles.

Árbitro: Alberola Rojas (Comité Castilla-La Mancha). Mostró cartulina amarilla a Djené , Etxeita y Nyom, por parte del Getafe.

Incidencias: Coliseum Alfonso Pérez.