LaLiga deriva la responsabilidad

Tebas, cuya intención es retomar la competición el 12 de junio y jugar partidos todos los días, dice que si hay positivos será por los negligentes

12.05.2020 | 00:32
El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una imagen de archivo. Foto: Efe

madrid – El presidente de LaLiga, Javier Tebas, desprende optimismo sobre el regreso a la competición. Su intención es que tanto LaLiga Santander como LaLiga SmartBank se reanuden el próximo 12 de junio, viernes. "Me gustaría que empezase LaLiga el 12 de junio, pero no sé qué ocurrirá. No nos precipitamos. Dependerá de si hay repuntes o no de contagios", expresó para Movistar. Aunque la segunda parte de estas palabras está vestida de prudencia, el dirigente entiende que, si las personas que integran el fútbol estatal son responsables y obran de acuerdo al protoclo establecido por LaLiga, nada podrá detener la puesta en marcha y el desarrollo. Si no, habrá negligentes.

Tal y como dio a entender Tebas, el fútbol no debería ser responsable de esos hipotéticos repuntes siempre y cuando los futbolistas y sus entornos cumplan con sus obligaciones. "Si los jugadores y técnicos hacen las cosas bien, no habría que tener ningún infectado", manifestó. De modo que si lo hubiera, habrá culpables. "Si llegado el momento hubiera varios casos sería una negligencia, porque hay unos protocolos establecidos. Cuando llegue la competición, 24 horas antes, se les harán un test a todos los jugadores y en el propio partido, si se les ha hecho el PCR, la infección es prácticamente imposible", apuntó. No obstante, admitió que "la posibilidad de fallo de los test que se harán a los jugadores es del cinco por ciento".

"Vamos a estar muy encima, pero no tenemos control cuando se van a sus casas. Ahí es donde pido concentración. Ahí va a estar la clave del éxito de la competición. El fútbol debe dar ejemplo", ahondó.

Tebas asegura que el fútbol es un espacio de mínimo riesgo. "Hemos hecho un estudio que presentaremos los próximos días que señala que donde menos riesgo hay es en los partidos y más en sus casas", declaró, depositando su confianza en que "todos van a cumplir las normas sanitarias generales" por el bien de la competición. Por ello, desestima la posibilidad de concentrar a los equipos en sus respectivos centros deportivos, como sí contempla el Gobierno italiano, según hizo saber la subsecretaria de Sanidad del país transalpino, Sandra Zampa. "La solución que imaginamos es una concentración blindada de los equipos", apuntó el pasado viernes.

El presidente de LaLiga sustentó las garantías de seguridad en otros estudios previamente elaborados. "El fútbol no es un deporte en el que la enfermedad se pueda transmitir con facilidad. Por el sudor no se transmite el coronavirus, es principalmente por la saliva. El riesgo va a ser prácticamente nulo, diría que ninguno a la hora de disputarse los encuentros. Un estudio de la Universidad de Dinamarca y otro en Alemania aseguran que los jugadores permanecen a menos de un metro entre ellos durante un máximo 67 segundos en los partidos", referenció el mandatario.

Además, Tebas afirmó que "no se ha encontrado oposición" a las medidas ni a la idea de reanudación, aunque "sí ignorancia en los comentarios de lo que se puede y no se puede hacer".

Respecto al calendario, el máximo responsable del fútbol estatal, que asegura estar afrontando "la decisión más importante de la historia de LaLiga", aseveró que "habrá fútbol todos los días, desde la reanudación hasta el final de la competición". En el caso de Segunda División, al no depender de competiciones europeas que están previstas para el mes de agosto, el calendario podría estirarse más y alcanzar este mes.

"Esperábamos 25 o 30 positivos" Tebas habló de los resultados que han arrojado los test realizados a los equipos. El domingo LaLiga oficializó cinco positivos por coronavirus. "En un universo de 2.500 test solo ha habido cinco positivos de jugadores y tres más de integrantes de los cuerpos técnicos. Esperábamos 25 o 30 por tema estadístico, así que estos datos son una buena noticia para la industria del fútbol y para España", subrayó.