Liga femenina Endesa

Tamara Seda tiñe de verde el derbi vasco

El Rpk Araski vuelve a la senda de la victoria tras ganar a las guipuzcoanas gracias a un gran tercer cuarto

17.02.2020 | 00:50
Tamara Seda fue la mejor del partido tras anotar 23 puntos.

Rpk Araski  79-64  IDK Euskotren

RPK ARASKI  María Asurmendi (3), Laura Quevedo (7), Laura Pardo (4), Tamara Seda (23), Shacobia Barbee (3) – quinteto inicial -, Izaskun García (8), Natalie Van den Adel (9), Raquel Carrera (8), Cristina Molinuevo (3) y Tania Pérez Torres (11).

IDK EUSKOTREN  M. Kraker (3), J. Cousseins Smith (8), O. Sarr, L. García Salinero (13), E. de Souza Machado (15) - quinteto inicial -, M. Eraucetamurgil Ayestaran (4), L. González Duarte (2), E. Nystrom, A. Edwards (19).

Parciales  22 – 17, 13 - 15, (35 – 32 descanso), 21 – 10, 23 - 22 (79 – 64 final).

Árbitros  Pol Franquesa Vázquez, Adrián Iglesias Ambrosio, Fabio Fernández Esteban.

Pabellón  Partido correspondiente a la jornada 20º de la Liga Femenina Endesa en el polideportivo Mendizorroza ante 1.000 espectadores.

Gasteiz La Liga Femenina Endesa volvía y lo hacía tras un parón que siempre genera incertidumbre por ver cómo vuelven los equipos. Y aunque al Rpk Araski le llevó un poco más de tiempo, despertó a tiempo para ganar de forma contundente a sus vecinas de Donosti y volver a la senda de la victoria, gracias a una espectacular Tamara Seda que anotó 23 puntos.

El partido comenzó con la defensa y el triple como protagonistas en ambos equipos, siendo Laura Pardo y Kraker las principales amenazas desde la línea de 3. El encuentro no tardó en coger ritmo y las guipuzcoanas marcaban el tiempo del partido, dándole rápidamente la vuelta al marcador con un parcial de 1 a 10. Esto obligó a Made Urieta a mover el banquillo dando entrada a Tania Pérez para despertar a las suyas. El cambio no surtió el efecto deseado ya que la catalana tuvo que irse de nuevo al banquillo con dos faltas rápidas.

Las vitorianas empezaron a correr y a disfrutar, en parte gracias a dos robos y canastas de Laura Quevedo. Las locales recuperaron el control del partido, ganando comodidad y confianza sobre la pista. Prueba de ello fue el canastón marca de la casa de Izaskun García, que cerraba con un triple los primeros diez minutos.

La propia base dio un pequeño susto al empezar el segundo periodo con una torcedura en su tobillo derecho y tuvo que marcharse al banquillo. Ningún equipo era capaz de romper el partido en su favor y la igualdad reinaba en el marcador con pequeñas alternancias en éste.

En el segundo cuarto dominaron las defensas sobre los ataques, pero aún así había tiempo para disfrutar de la calidad de las jugadoras, como de la de la brasileña Souza, que anotó un canastón con un juego de espaldas increíble. Eso sí, Tamara Seda no tardó en responder con la misma moneda justo en la siguiente jugada .

Izaskun García volvió a las cancha después de ese pequeño susto, intentando impregnar ese carácter suyo para darle un plus al partido. Mientras tanto los focos apuntaban al duelo que estaban viviendo Souza y Seda, que regalaron un muy buen baloncesto a los aficionados.

Máxima diferencia  El descanso sentó muy bien a las de Made, en especial a Seda, que con sus canastas puso la máxima diferencia en el marcador hasta el momento con un parcial de 7 a 0. Azu Muguruza intentaba frenar el ímpetu local solicitando tiempo muerto, pero no hubo manera, las vitorianas ya habían metido una marcha más con una defensa muy agresiva que no dejaba respirar a sus rivales. A falta de 3 minutos para finalizar este cuarto la renta del Araski ya era de más de 13 puntos.

Azu Muguruza no dejaba de mover el banquillo para intentar dar con la tecla y logró romper el parcial local para acercarse en el marcador (47 a 42): las guipuzcoanas volvían al encuentro.

A pesar de la igualdad del marcador, las bases del equipo vitoriano, Asurmendi e Izaskun, controlaron el tempo del encuentro y su equipo no tardó en reaccionar. En esta ocasión fue Raquel Carrera, quien con dos acciones positivas tanto en defensa como en ataque volvió a poner tierra de por medio en el marcador.

El último cuarto empezaba y las visitantes echaban de menos a la brasileña Souza, protagonista en la primera parte, pero que tras el descanso no había vuelto a anotar. Aún así, las de Muguruza no habían dicho su última palabra y Cousseins con un triple recortaba distancias de nuevo (62 a 51) a falta de 6 minutos para el final.

Sin embargo, el partido ya tenía dueño y las vitorianas no tardaron en cerrar el partido poniendo la máxima diferencia en el marcador, + 18. Al final, victoria para el Araski que vuelve a la senda de la victoria y seguirá así luchando por la quinta plaza.