Celebración en la Peña Vitoriana

El pádel alavés se viste de gala

La Peña Vitoriana acoge la entrega de galardones a los mejores palistas del año 2019

04.02.2020 | 06:23
El pádel alavés se viste de gala

Vitoria - La Peña Vitoriana representa como ningún otro sitio en la capital alavesa lo que ha sido el desarrollo del pádel. Las pistas de cemento del club social que este año celebra sus cincuenta años de vida acogieron hace unas décadas el estreno de los pioneros de este deporte en la ciudad. Entre ellos, un Jon García Ariño convertido actualmente en todo un referente del pádel alavés por su trayectoria como jugador y como entrenador y que el pasado sábado fue agasajado por sus compañeros dentro de una especialidad que en la provincia ya cuenta con millar y medio de licencias. Un deporte al alza que goza de una salud excelente y que celebró su ya tradicional gala anual en los salones de una Peña Vitoriana que vio desfilar a los más brillantes palistas de 2019 y presentó las novedades para la temporada ya en curso, que arrancó hace unos días en con el primer torneo en Miranda de Ebro.

Cerca de dos centenares de palistas, desde los más pequeños a los veteranos de la ciudad, se dieron cita en las instalaciones deportivas del alto de Uleta para reconocer los méritos de los mejores en la especialidad a lo largo del pasado año 2019. Al frente de todos ellos, la presidente a de la Federación Alavesa, una Adriana Barrena que fue encargada de ejercer de anfitriona y repartir los premios. Uno de ellos le correspondía a ella misma, como la mejor mujer del ranking vasco.

Una de las grandes protagonistas de la gala fue la joven Maider Ruiz de Azua, quien no tenía manos para sujetar todos los trofeos con los que fue premiada. Fue votada por los federados como la palista de mayor evolución del año -Iker Fernández Barrena lo fue en categoría masculina-, se premió también su progresión -en hombres ese trofeo lo recogió Álvaro Rodríguez-, se le agasajó por su título autonómico -Unax Martínez, Alex Garayo, Adriana Barrena, Ekaitz Tato y Susana Pipaón fueron asimismo campeones de Euskadi- y también recogió un trofeo por clubes. Una temporada impresionante que le condujo a ser designada como la mejor fémina del año, con Adrián Crespo emulándola en hombres.

La Federación premió los títulos de Eneko Arija (campeón del mundo por selecciones, de España por parejas y de Euskadi en categoría infantil), así como a los clubes Viral (campeón de España por equipos de tercera) y Pádel Ebro (campeón de Euskadi por equipos infantil).

Tras un reconocimiento también a la Fundación Vital por su apoyo en el desarrollo de esta especialidad, el momento más especial se vivió con motivo del tributo a Jon García Ariño, todo un referente del pádel alavés y también una figura muy destacada a nivel estatal, como reflejan sus tres lustros trabajando con las selecciones absoluta y de menores. A su estela, un deporte en clara expansión en Álava que vivió el pasado sábado en La Peña Vitoriana su noche de gala.

noticias de noticiasdealava