El cine se despide de Jean-Paul Belmondo, el dandy seductor de la ‘nouvelle vague’

El actor fallece a los 88 años dejando tras de sí películas como ‘Al final de la escapada’ o ‘Borsalino’

07.09.2021 | 00:37
El actor francés, en el festival de cine de Cannes en 2011. Foto: AFP

París – El actor francés Jean-Paul Belmondo, uno de los grandes iconos del cine francés, falleció ayer a los 88 años tras llevar una larga temporada retirado, según anunció su abogado y amigo, Michel Godest, a la prensa francesa. Belmondo, que había sufrido un accidente cerebrovascular en 2001, se apagó "tranquilamente", según dijo Godest, quien con voz emocionada comunicó la noticia en el canal televisivo BFMTV y señaló que su muerte era "una pérdida para toda Francia".

Paul Belmondo, un símbolo del cine mundial, interpretó como nadie la modernidad de la nouvelle vague en películas como À double tour, de Claude Chabrol o Al final de la escapada y Pierrot el loco, ambas del gran Jean-Luc Godard.

Con su interpretación de Michel Poiccard en À bout de souffle, Belmondo representó la figura de un antihéroe provocador y seductor, muy diferente de los estereotipos hollywoodienses en los que se inspiraba el propio Godard.

Belmondo (9 de abril de 1933, Neuilly sur Seine, afueras de París), sintió pasión por el arte desde niño al provenir de una familia italiana de artistas: su padre, Paul Belmondo, era un importante escultor, autor de gran número de monumentos públicos de París, y su madre era pintora.

En su juventud, poco inclinado en los estudios, descubrió su pasión por el deporte, sobre todo el boxeo, donde tendría una corta carrera profesional durante la adolescencia y gracias a la que lograría un físico atlético y una nariz quebrada, que le ayudarían en su carrera cinematográfica.

A los 16 años decidió ser actor y se matriculó en los cursos de arte dramático que impartía Raymond Godard. Debutaría con una gira por los hospitales parisinos con la obra teatral La bella durmiente del bosque.

En 1951 ingresó en el Conservatorio de París, al mismo tiempo continuaría representando papeles secundarios en el teatro hasta que Jean-Luc Godard reparó en él y le dio un papel en Charlotte et son Jules. Más tarde daría su salto a la fama trabajando con el mismo director con Al final de la escapada (1960).

A partir de entonces empezó a rodar un gran número de películas, inicialmente con los principales realizadores de la nouvelle vague, pero poco a poco pasando al género de la acción y acabó convirtiéndose en el portaestandarte del cine francés. Trabajó con los mejores realizadores de la época, tanto franceses como italianos, y dio el contrapunto a algunas de las actrices más destacadas del momento, como Sophia Loren, Catherine Deneuve, Annie Girardot, Ursula Andress, Anna Karina o Jean Seberg.

Belmondo supo explotar inteligentemente su aspecto y su físico,–se le conoce por algunos como "el feo más guapo" o "el héroe del puñetazo y de la persecución rocambolesca"– y siempre se opuso a que le doblaran en las escenas de riesgo en sus películas. Partidario de darle al público acción y simpatía, rodó más de noventa películas, de las cuales un buen puñado son hoy clásicos del cine, desde la mencionada Al final de la escapada hasta Pierrot le Fou y El animal.

El gran rival de Belmondo en el icono del dandy seductor del cine francés fue Alain Delon, con quien trabajó en la cinta de gángsters Borsalino (1970). Pese a que Delon gozaba de un atractivo físico mayor que Belmondo, éste supo cautivar al público por su gran simpatía y su autenticidad, diferente a lo que los espectadores estaban acostumbrados dentro del mundo del cine. En 1989 recibió el César del mejor actor por Itinerario de un niño consentido.

Desde entonces, problemas de salud le obligaron a retirarse del cine y de los focos, exceptuando su participación en la película Un hombre y su perro de Francis Husterde 2009.

Conocido por su pasión por las mujeres, el actor tuvo una larga vida sentimental. En 1955 se casó con Elodie Constantin, una amiga de la infancia, de la que se divorció en 1965 y con quien tuvo tres hijos. Tras su separación, Belmondo mantuvo relaciones con actricescomo Ursula Andrés y Laura Antonelli. Su segunda esposa fue la actriz Nathalie Tardivel, con la que tuvo otro hijo antes de divorciarse en 2008. Ese año inició una relación con la exchica Playboy y modelo belga Barbara Gandolfi, lo que causó escándalo ya que ella era 42 años más joven que el actor.

noticias de noticiasdealava