Urban Rock Concept retoma hoy su agenda de directos con Curly Mane

El escenario se mantiene al 25% de su aforo "para garantizar las distancias de seguridad", pese al relajo de las restricciones

03.09.2021 | 00:43
Componentes de Curly Mane (izq.), Javier Izurieta (derecha arriba) y Daily Thompson. Fotos: Cedidas

La banda madrileña de rock and roll Curly Mane es la apuesta que ha hecho la sala Urban Rock Concept, ubicada en el gasteiztarra Portal de Gamarra, para retomar su programación después de las vacaciones de agosto. En concreto, levantarán la persiana a las 21.00 horas de hoy para recibir a este cuarteto, encabezado por la ex Lizzies, Elena Curly, y que llega "con muchas ganas" de defender en directo su primer trabajo de estudio, I need rock and roll. Título que deja a las claras sus motivaciones que, más o menos, son comunes al resto de los amantes del género, tras casi dos años de pandemia. De hecho, esta también les ha ocasionado, como a tantas y tantas formaciones, los consabidos retrasos de lanzamiento; pero, ahora, con el disco ya en la calle desde el pasado febrero, lo sienten "como un regalo, por el aprendizaje que ha supuesto, y una prueba más que superada", subraya la cantante.

Por lo que respecta a su estilo queda también claro en el título de su opera prima. Un trabajo con letras claras y directas de presentación al mundo, y una especie de grito de ¡aquí estamos y venimos a muerte!, lanzado desde el corazón y con sinceridad, y que lleva una portada que consideran transmite muy bien la personalidad de cada integrante, dibujada por la artista y amiga del grupo, Sheila Puga.

El álbum lo integran seis cortes que ellos mismos detallan en su bandamp: It´s a shame abre el EP como una expresión de liberación de empoderamiento. I need rock and roll, en segundo lugar, da nombre al trabajo y cuyo título lo dice todo. Ego cuenta una historia de heavy metal y psicodelia. 2020 es un grito de libertad por y para los derechos humanos, en un año en el que la resiliencia es la mejor de las armas. Young old woman recuerda aquellas gold ballads, con un tono un tanto melancólico y de fortaleza a su vez. Y por último, para cerrar el EP, Tough ain´t enough, un guiño al boxeo metafórico con la vida misma, la pelea de cada día. En definitiva, una banda de rock and roll joven, novel y con muchas ganas que, seguro, se deja la piel en el escenario.

Mañana, Javi Izurieta Sin respiro ni descanso que valga, el relevo lo tomará, a las 19.30 horas de mañana el cantautor rockero de Pamplona Jabi Izurieta, que también llega a Gasteiz para presentar en directo su nuevo trabajo discográfico, el cuarto de su trayectoria. Un trabajo que –como él mismo adelanta– "está grabado a medias entre Nashville y Aberin". Es decir, entre Tennessee (Estados Unidos) y Navarra, en 2020, y que lleva por título Las luces del barro.

De hecho, el álbum se grabó en Country Q Studios & Phase 2 de Nashville, para después ser mezclado y masterizado en Estudios Aberin, por Leyre Aranguren e Iñaki Llarena, que también aportaron al disco bajo, guitarra, teclados y coros. Para registrar el álbum, además, Jabi Izurieta –vocalista y encargado de hacer sonar guitarras eléctricas, acústica, piano y armónica– se acompañó de Jarret Jonhson, a las guitarras eléctricas; de los colaboradores de Johnny Cash, Jeremiah Bivins, a la batería y a la percusión, y Dave Roe, al bajo; así como de la conocida cantante country, Jess Justice y Jayson Chance, a los coros.

El resultado son ocho canciones bañadas por el buen gusto, con temas como Déjalos o Los labios arden demasiado, cautivadores desde la primera escucha y que hacen, sin duda, que este último disco de Izurieta sea su gran obra hasta la fecha. Un paso más en una carrera firme y sólida de este cantautor rock navarro, que vuelve a sorprender, después de hacerlo ya en 2017 con el álbum Claudia & Costello, en la estela del mejor rock and roll americano de autor.

También lo fue Maldito invierno en 2013, aunque el primer disco de la carrera en solitario de este artista nacido en 1976 fue Aeropuertos urgentes. Un disco de 2011 con el que ya demostró que en Pamplona tenemos todo un depositario por excelencia en lengua hispana de las esencias del rock americano más genuino. Y es "en solitario" porque con anterioridad –concretamente en 2007– montó la banda Berri drivers. Todo un guiño a su tierra y a lo que vendría después. Ahora con Las luces del barro aúna lo mejor de su trayectoria desde el prisma estilístico, presentándo a un músico a caballo entre sobriedad y exquisitez, entre el más elegante country-rock y el regusto inconfundible de la canción de autor. En definitiva, el álbum llamado a ser el de su consagración.

De Cerveza Gratix a Jelusick Aquí no se quedará la cosa, ya que Urban Rock Concept tiene prevista en su agenda de septiembre otras siete descargas a tener muy en cuenta, ya que van desde la tarde-noche de punk rock y punk folk que acercarán los granadinos Cerveza Gratix, junto a los pamploneses Pilgrim´s, el próximo sábado (11 de septiembre), a uno de los directos más esperados por los amantes del heavy metal: el que traerá el mismísimo nuevo miembro de Whitesnake, Dino Jelusick, el próximo día 26.

En el medio desfilarán desde los locales Name Off y Radiofobia (día 17); pasando por la galardonada banda de swing, jazz y rhythm and blues, afincada en Nueva York, Professor Cunningham and his old school (día 19); hasta el trío francés de blues pesado Dätcha Mandala (día 21) o la banda alemana de fuzz desert rock Daily Thompson (día 24). Asimismo, el día 18 está programada la segunda edición de la fiesta del metal en femenino Girls on fire/Neskak sutan, que reunirá sobre las tablas a cuatro bandas de rock metal extremadamente potentes, originales, sorprendentes e interesantes, a las que les une el denominador común de tener mujeres entre sus componentes. Se trata de las alavesas Outgravity y Delenda Est, de Enrockecidos desde Bizkaia, y las madrileñas Lädies Crüe.

En definitiva, una agenda completa y heterógenea para la que, si se desea asistir, conviene reservar con antelación. Y es que, pese a que las últimas normativas en cuestión de aforos en hostelería, para combatir la aún persistente pandemia, se han relajado un tanto, permitiendo una mayor entrada, Urban Rock Concept sigue trabajando al 25% de su capacidad. Lo que implica que solo disponen de 60 entradas por concierto. "Seguimos como al principio, porque hay que mantener las distancias de seguridad entre mesas, y no disponemos de más espacio", lamenta el portavoz del equipo Urban, Txema González, que al igual que todo el espectro cultural del territorio ansía el regreso a la normalidad conocida antes de la llegada del covid-19.

noticias de noticiasdealava