“La segunda temporada de ‘City on a hill’ será vista desde otra perspectiva”

Se ambienta en los años 90, cuando Boston atravesaba uno de los momentos más violentos de su historia

30.03.2021 | 00:12
Aldis Hodge y Kevin Bacon, el dúo protagonista. Foto: Showtime

méxico – El actor estadounidense Kevin Bacon considera que la serie City on a hill, en la que interpreta a un agente del FBI corrupto en el Boston de los años 90, será vista desde "otra perspectiva" debido a los acontecimientos tan impactantes relacionados con el racismo que se vivieron en 2020, como el caso de George Floyd. "2020 fue un año muy importante en términos de ajuste de cuentas hablando del racismo sistemático que existe en Estados Unidos. Ahora que viene nuestra serie, claro que la gente la va a ver con otra mirada", dijo el actor.

La primera temporada fue grabada en 2019 y ahora llega a Latinoamérica, gracias al relanzamiento de Paramount+. Está ambientada en los años 90, cuando Boston atravesaba uno de los momentos más violentos de su historia, en un contexto de racismo y corrupción y que se acopla de manera dolorosa a la realidad actual. En ella se sigue al dúo que forman el honesto abogado Decourcy Ward (Aldis Hodge) con Jackie Rohr (Bacon), un agente veterano del FBI corrupto pero respetado, para lograr el llamado milagro de Boston. "El hecho de que los dos personajes principales sean uno blanco y uno negro y cada uno con diferentes puntos de vista sobre el mundo, hace que inherentemente haya un tratamiento de la raza y de maneras más complejas", indicó Bacon. Señaló que el rodaje de la segunda temporada se llevó a cabo cuando tenían lugar acontecimientos como las muertes de George Floyd y Breonna Taylor en EE.UU., ambos a manos de agentes policiales, unos hechos que influyeron en el tratamiento de la historia. "Los escritores tuvieron mucho tiempo libre y la oportunidad de mirar los guiones de nuevo debido a lo que les sucedió a George y a Breonna. Eso fue bueno porque nos dimos cuenta de que la serie tendría un impacto específico", aseguró.

La trayectoria de Bacon es larga, ha formado parte de más de noventa producciones audiovisuales y sus personajes siguen siendo recordados, como el caso de Valentine McKee en Temblores (1990) o Ren McCormack en Todos a bailar (1984). "Para ser franco, haber podido vivir de la actuación tantos años es algo que no daba por sentado", dijo Bacon.

Y pese a su amplio catálogo de papeles, confesó que aún existen personajes que le siguen sorprendiendo, como Jackie Rohr, un Jackie más que se suma a la lista de sus interpretaciones. "Tenía que interpretar a este hombre. He hecho muchos personajes de Boston y agentes del FBI, incluso he actuado alrededor de seis Jacks y Jackies, pero este tipo es completamente diferente a cualquier cosa que había hecho antes", afirmó. Rohr es un hombre duro y difícil, lleno de defectos y antivalores, a los que Kevin ha tenido que adaptarse a la hora de interpretarlo para ser fiel a su personaje. "En la primera temporada lo ves consumiendo cocaína, teniendo a una mujer que no es su esposa, vive al límite y le gusta hacerlo. Intento mantenerme fiel a quién es y trato de no tener miedo a interpretarlo", explicó.

noticias de noticiasdealava