Rosario Flores se enorgullece de que sus hijos vivan anónimos

15.02.2021 | 23:21

madrid – La saga Flores ha generado ríos de tinta, durante décadas. Pero mientras Alba Flores y sus primos Elena y Guillermo Furiase eran perseguidos desde la infancia, hay dos excepciones que se mantienen prácticamente en el anonimato: Lola Orellana, fruto de la relación de Rosario con el argentino Carlos Orellana, y su hermano Pedro Antonio, que nació a raíz de un matrimonio posterior de la cantante con Pedro Manuel Lazaga, su marido actual. "Siempre quise darles la libertad de elegir lo que quieren ser, si quieren ser conocidos o no", ha manifestado Rosario, en una entrevista para el programa de Canal Sur de Bertín Osborne. "Mi gran orgullo es que ellos van por la calle y nadie los conoce", afirma.