El tarot fotográfico de César San Millán se vuelve exposición en Zuloa

La nueva muestra del creador vitoriano permanecerá abierta hasta el próximo 10 de abril

05.02.2021 | 00:22
El fotógrafo vitoriano, ayer en Zuloa, junto a algunas de las imágenes que componen la actual muestra. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – Se podría decir que es el final del camino, aunque en realidad este último proyecto del fotógrafo gasteiztarra César San Millán va a seguir abierto sine die. De la mano de Zas Kultur, el tarot Sorat. El sol negro está a punto de llegar a manos de las 120 personas y entidades que tomaron parte en la campaña de micromecenazgo puesto en marcha por el espacio artístico, aunque también habrá disponibles barajas, a un precio superior, para quienes no tomasen parte en ese proceso pero se han quedado con las ganas. Se podrán conseguir en Zuloa, donde además se acaba de abrir una exposición con la reproducción ampliada de los aracanos mayores.

La muestra, que va a poder visitarse hasta el próximo 10 de abril, toma el mismo nombre que la producción acometida por San Millán, un proceso materializado ahora pero que llevaba tiempo en la mente del fotógrafo. Tanto que él mismo, como explicó ayer en la presentación de la exposición, sitúa ese momento de arranque en la Vitoria de 1976, en esa "ciudad mariana" en la que vivir sin salirse demasiado de la rutina establecida por "un modelo de toque de sirena", en un lugar al que con posterioridad fueron llegando modelos de pensamiento y conocimiento relacionados con el hinduismo y la masonería.

En realidad, como el propio creador ha explicado en varias ocasiones durante este proceso, su tarot no tiene ningún adivinatorio. Según explican desde Zas, San Millán vuelca en esta propuesta "su particular lectura de la realidad que le rodea y lo hace desde una visión totalizadora, operística pues el tarot no deja de ser un instrumento utópico que persigue describir y entender, con su particular lenguaje iconográfico, el universo en su totalidad".

En este caso, Zas ha decidido para completar la iniciativa llamar a la puerta de un vecino cultural de la calle Correría como es Zuloa, que también se ha implicado en el proyecto por otras vías. En lo que a la exposición se refiere, el público va a poder encontrarse con una cuidada reproducción a mayor escala de los arcanos mayores, imágenes inquietantes que atrapan al momento y que son el resultado de un cuidado y detallista trabajo realizado por César San Millán.

Quien, de todas formas, quiera profundizar más en esta aventura compartida entre el autor y Zas –en lo que es una de sus primeras incursiones en el mundo de la edición artística-, a la que se ha sumado además Zuloa puede investigar en la documentación recopilada en la página web https://soratelsolnegro.wordpress.com. Al fin y al cabo, éste es un tarot muy especial.