Netflix deja KO a HBO

04.02.2021 | 00:56
‘Emily in Paris’ aparece pese a estar fuera de todas las quinielas.

Las nominaciones a los Globos de Oro han dejado, de momento y a la espera del veredicto del jurado, un claro vencedor: Netflix ha doblado el brazo a HBO en el particular pulso que mantienen ambas plataformas

Durante años, Netflix y HBO han competido cara a cara por el control de los premios televisivos en Estados Unidos, pero en esta ocasión la primera domina de manera indiscutible las nominaciones a los Globos de Oro, tras hacerse con veinte candidaturas en todos los apartados.

The Crown, Ozark, Gambito de dama y Unorthodox son algunos de los fenómenos televisivos que recibieron ayer la mención de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), que también repartió sorpresas muy inesperadas como la candidatura de Emily en París. De esta manera, Netflix cuenta con participaciones en todos los géneros: serie dramática, serie de comedia y serie limitada (miniserie). A ello hay que sumar las veintidós nominaciones que ha logrado en el apartado de cine. Por su parte, HBO reúne nueve candidaturas repartidas entre sus dos marcas: HBO y HBO Max.

El pulso final se decidirá en una gala retransmitida el 28 de febrero desde Nueva York y Los Ángeles, con un formato completamente virtual por la pandemia de coronavirus que estará a cargo de dos iconos de la comedia: Tina Fey y Amy Poehler.

Entre las grandes favoritas de esta edición repite The Crown, la serie sobre la monarquía inglesa que se ha convertido en la joya de la corona de Netflix y que parte como la gran favorita de la edición.

La realeza se medirá en el género dramático contra Ozark, Ratched, Territorio Lovecraft y The Mandalorian, esta última la gran apuesta del gigante Disney que, sin embargo, no logra entregar una nominación a su protagonista, el chileno Pedro Pascal.

Lo contrario pasa con The Crown, que reparte ni más ni menos que cinco candidaturas entre sus intérpretes. La más obvia para Olivia Colman como mejor actriz protagonista, que podría repetir su triunfo del año pasado por su papel como la reina Isabel II, con el permiso de su compañera de reparto Emma Corrin, también nominada.

Asimismo, Josh O'Connor, que encarna al príncipe de Gales, aspira a llevarse el Globo de Oro a mejor interpretación masculina contra un histórico Al Pacino, entregado a la pequeña pantalla en la serie Hunters.

En comedia, Schitt's Creek llega a la casilla de salida como gran favorita con cinco nominaciones apenas meses después de arrasar en los Emmy, donde se llevó nueve premios con los que ocupó prácticamente toda la retransmisión de la gala.

La nominación esperada de Schitt's Creek contrasta con el asombro que despertó en Hollywood la inclusión en ese mismo apartado de Emily en París, ausente en prácticamente todas las quinielas de la prensa especializada y que, lejos de conformarse con eso, entregó otra mención a su protagonista, Lily Collins.

Cierran la categoría de comedia The Flight Attendant, The Great y Ted Lasso, la gran apuesta de la tecnológica Apple para este temporada tras su debut en el negocio televisivo con la plataforma Apple TV+.

Por su parte, el formato de serie limitada (miniserie) ha ganado prestigio estos años gracias formatos aclamados por el público y la crítica como Chernobyl. Esta vez, Gambito de dama y Unorthodox, dos de los fenómenos televisivos del año, recibieron sus correspondientes candidaturas.

Normal People, Small Axe y The Undoing completan la batalla por el Globo de Oro a la reñida categoría.

En este apartado habrá participación latina, pues la argentina Ana Taylor-Joy, que también tiene nacionalidad británica y estadounidense, competirá por la estatuilla a mejor actriz tras protagonizar Gambito de dama.

Y no es la única nominación de Taylor-Joy, que consiguió otra candidatura en la sección cinematográfica por protagonizar la película Emma. La argentina se une así a Sacha Baron Cohen (Borat y Juicio a los 7 de Chicago) con dos nominaciones por trabajos distintos.

Críticas Tanto las redes sociales como medios especializados en Hollywood criticaron ayer con dureza a los Globos de Oro después de que anunciaran un listado de nominaciones plagado de ausencias, inclusiones inesperadas y una notoria falta de diversidad.

Este año las omisiones –snubs, en la jerga estadounidense– tienen cinco destacados nombres: Zendaya, Meryl Streep, Tom Hanks, Sophia Loren y Spike Lee, quienes, a pesar de encandilar a público y crítica, no han convencido al reducido grupo de periodistas que eligen estos premios.

A diferencia de los Óscar, cuyas votaciones integran a miles de miembros de la industria cinematográfica, los Globos de Oro se votan por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), un grupo de unos noventa periodistas que seleccionan sus producciones favoritas de televisión y cine, dividiéndolas entre comedia y drama.

Con tanto donde escoger siempre se cuelan algunas sorpresas. En esta ocasión, el mejor ejemplo es la inclusión de Emily en París, un formato que estaba fuera de todas las quinielas y que competirá por la mejor serie de comedia.

Pero a veces las sorpresas de los Globos de Oro dan paso a llamativas, quizás chirriantes, ausencias (Juego de Tronos nunca se llevó un premio a mejor serie mientras hacía historia en los Emmy). Algunas cabeceras estadounidenses se han mostrado muy duras con la organización de estos premios. Deadline califica algunas elecciones de "chiste" y el diario Los Ángeles Times acompaña el listado de nominaciones con un artículo muy crítico.

"Diremos que son omisiones porque probablemente no son personales, al menos que alguna estrella haya declinado posar con todos y cada uno de los miembros de la HFPA, como es obligatorio en este grupo. Entonces no es omisión, es venganza", escribía el columnista Glenn Whipp.

En un año marcado por las protestas raciales y el compromiso de potenciar la diversidad en la industria audiovisual, destaca la poca representación de cintas afroamericanas y latinas en los premios.

La más sonora, calificada de "chocante" por la prensa, es la del cineasta Spike Lee y su Da 5 Bloods: Hermanos de armas, que sigue a un escuadrón de soldados afroamericanos durante la guerra de Vietnam.

Tampoco competirán Judas and the Black Messiah o Una noche en Miami..., historias protagonizadas por personajes afroamericanos.

La excepción a esta falta de diversidad la ponen Viola David y Chadwick Boseman, nominados en la categoría de interpretación por protagonizar La madre del blues, que sin embargo no aspira a mejor película.

Tampoco ha agradado el hecho de que no figuren iconos de Hollywood tras su regreso a las cámaras como Meryl Streep con dos trabajos, The Prom y Déjales hablar, o Sophia Loren, en un emocionante relato sobre la inmigración en el sur de Italia dirigido por su hijo, La vida por delante. Tom Hanks, Zendaya y Kate Winslet completan el listado de omisiones. Y algunas inclusiones han sido igual de polémicas: el musical Hamilton competirá por mejor comedia o musical con una cinta que consiste en una función de Broadway grabada en alta definición.

Incluso han disgustado las nominaciones de Al Pacino por su papel en la desapercibida serie Hunters y de James Corden, que a diferencia de Meryl Streep sí que competirá gracias al musical The Prom. "La única explicación posible es que quieren que presente la gala del año que viene", ironizaba Whipp en Los Ángeles Times.

Las nominaciones

Mejor película dramática

- 'Nomadland'

- 'Mank'

- 'Juicio a los 7 de Chicago'

- 'El padre'

- 'Una joven prometedora'

Mejor película de comedia o musical

- 'Hamilton'

- 'Borat, película film secuela'

- 'Music'

- 'Palm Springs'

- 'The Prom'

Mejor dirección

- Chloé Zhao ('Nomadland')

- Emerald Fennell ('Una joven prometedora')

- Regina King ('Una noche en Miami...')

- David Fincher ('Mank')

- Aaron Sorkin ('Juicio a os 7 de Chicago')

Mejor actriz de drama

- Frances McDormand ('Nomadland')

- Viola Davis ('La madre del blues')

- Andra Day ('EE.UU. contra Billie Holiday')

- Vanessa Kirby ('Fragmentos de una mujer')

- Carey Mulligan ('Una joven prometedora')

Mejor actor de drama

- Chadwick Boseman ('La madre del blues')

- Riz Ahmed ('Sound of Metal')

- Anthony Hopkins ('El padre')

- Gary Oldman ('Mank')

- Tahar Rahim ('The Mauritanian')

Mejor actriz de comedia o musical

- Anya Taylor-Joy ('Emma')

- Kate Hudson ('Music')

- Rosamund Pike ('I Care a Lot')

- Michelle Pfeiffer ('French Exit')

- Maria Bakalova ('Borat, película film secuela')

Mejor actor de comedia o musical

- Lin-Manuel Miranda ('Hamilton')

- Sacha Baron C. ('Borat, película film secuela')

- James Corden ('The Prom')

- Dev Patel ('La increíble historia de David Copperfield')

- Andy Samberg ('Palm Springs')

Actriz de reparto (cualquier tipo)

- Glenn Close ('Hillbilly, una elegía rural')

- Olivia Colman ( 'El padre')

- Jodie Foster ('The Mauritanian')

- Amanda Seyfried ('Mank')

- Helena Zengel ('Noticias del gran mundo')

Actor de reparto (cualquier tipo)

- S. Baron Cohen ( Juicio a los 7 de Chicago')

- Daniel Kaluuya ('Judas and the Black Mesiah')

- Jared Leto ('Pequeños detalles')

- Bill Murray ('On the Rocks')

- Leslie Odom Jr. ('Una noche en Miami...')

Mejor cinta en lengua extranjera

- 'La llorona' (Guatemala y Francia)

- 'Another Round' (Dinamarca)

- 'La vida por delante' (Italia)

- 'Minari' (EE.UU. pero en coreano)

- 'Entre nosotras' (Francia y EEUU)

Mejor película de animación

- 'Soul'

- 'Wolfwalkers'

- 'Onward'

- 'Más allá de la luna'

- 'Los Croods: Una nueva era'

Mejor guion

- Emerald Fennell ('Una joven prometedora')

- Jack Fincher ('Mank')

- Aaron Sorkin ('Juicio a los 7 de Chicago')

- F. Zeller y Christopher Hampton ('El padre')

- Chloé Zhao ('Nomadland')

Mejor banda sonora

- Alexandre Desplat ('Cielo de medianoche')

- Ludwig Goransson ('Tenet')

- James Newton Howard ( 'Noticias del gran mundo')

- Trent Reznor, Atticus Ross ('Mank')

- Trent Reznor, Atticus Ross y Jon Batiste ('Soul')

Las redes sociales y los medios especializados en Hollywood han criticado con dureza unas nominaciones plagadas de ausencias

Entre las grandes favoritas repite 'The Crown', la serie sobre la monarquía inglesa que se ha convertido en la joya de la corona de Netflix