‘Acacias 38’ da la bienvenida a los años 20 en TVE

Hoy se produce un salto temporal de un lustro y nuevas tramas y personajes llegan tras el devastador atentado

08.01.2021 | 00:19
El ‘look’ femenino es más juvenil, sin corsés, con pelo corto y sombreros pequeños. Fotos: Pedro Valdezate

madrid – Tras más de cinco años en emisión, Acacias 38 da un salto temporal y se adentra en los años 20 del pasado siglo. La ficción que producen RTVE y Boomerang TV empieza el año con novedades. A partir de hoy, con el capítulo 1.403, incorpora nuevos vecinos y ambientación.

La nueva temporada empieza después de un trágico atentado que trastornará el barrio. Cinco años después, algunos de los personajes más emblemáticos convivirán con nuevos rostros. La joven Valeria Cárdenas y su marido David Expósito parecen el matrimonio ideal: agraciados y rebosantes de simpatía. No obstante, algunos vecinos se mostrarán recelosos: de puertas para fuera son de una manera, pero en la intimidad la realidad será muy distinta. El barrio dará también la bienvenida a Hortensia y Azucena, hermana y sobrina de Rosina. Con la familia Rubio nunca se sabe y puede que se queden más en el barrio de lo que creían. El nuevo restaurante estará regentado por los Sacristán, Inma y Guillermo, que convertirán el negocio en una arrocería. Abuela y nieto sienten devoción el uno por el otro, pero en el corazón del joven se cruzará Azucena. A quien nadie ha echado de menos en los meses que llevan fuera es al acaudalado matrimonio formado por Genoveva y Aurelio Quesada. Pero no tardan en regresar de un viaje a ultramar para asentarse en Acacias. Su vuelta trae consigo una novedad: la llegada de don Marcelo Gaztañaga, un veterano sirviente que acompleja a todo el altillo por su distinción y empaque. Y junto a estos nuevos vecinos y otros ya habituales, la audiencia podrá ver qué ha ocurrido con algunos de los personajes más queridos: Felipe, Lolita, Ramón, Servando o Fabiana.

Ha terminado la I Guerra Mundial y en Europa los hombres han vuelto a sus casas y han encontrado a las mujeres entregadas a una vida llena de actividades y desempeñando papeles exclusivos de los hombres. Un modelo que se verá también en Acacias 38: practicando deportes, yendo al cine, fumando o abordando temas de conversación antes prohibidos. La guerra ha cambiado las actitudes y nivelado las clases sociales. Los dos platós de Acacias 38 se han trasformado para adaptar la ambientación a esta década, con una nueva ornamentación y un nuevo establecimiento. El local del restaurante Nuevo Siglo XX se convierte en una arrocería. Además, los interiores de las casas también se adaptan. Esta década hay una gran relación entre el arte y la moda. Se busca un look más juvenil, algo masculino, sin corsés, con pelo corto y sombreros pequeños. Un nuevo ideal de belleza irrumpe en la sociedad para comenzar a disfrutar de los locos años 20.