Gazte Klik Klak inicia una nueva edición en busca de las cicatrices urbanas

El certamen destinado a jóvenes artistas tiene abierta su convocatoria hasta el 17

01.10.2020 | 00:01
Sara Berasaluce y Alazne Payueta, ayer en el Principal. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – A lo largo de la última década, el concurso Gazte Klik Klak se ha convertido en una plataforma más que interesante para la nueva cantera artística del territorio. Nombres como los de Jon Gorospe o Jennifer Custodio son una buena muestra de ello. También el de Sara Berasaluce, que fue una de las ganadoras de 2011, un primer paso de cara al público que la fotógrafa vuelve a recordar ahora que se encuentra al otro lado del certamen. Tanto ella como las artistas Alazne Payueta e Irantzu Lekue son las encargadas, a través de ARTgia, de coordinar y comisariar este año y el próximo la iniciativa dependiente del Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Gasteiz.

A grandes rasgos, la dinámica de la propuesta sigue la de sus ediciones precedentes. Hasta el próximo día 17, todas las personas de entre 14 y 25 años que quieran tomar parte, pueden hacerlo tanto en la categoría de fotografía como de imagen, aunque Berasaluce, Payueta y Lekue animan a quienes quieran participar a experimentar, investigar y dejarse llevar por la fusión de disciplinas artísticas. El único requisito es el temático, al igual que otros años, aunque en esta ocasión se ha optado por plantear un concepto más amplio y menos dirigido. Así, Gazte Klik Klak busca miradas a las cicatrices urbanas, lo que plantea un infinito abanico de formas y fondos. De hecho, en las charlas que por espacios de formación de la capital alavesa están manteniendo las tres a lo largo de estos días, las preguntas sobre qué es o que se entiende por cicatriz urbana son habituales.

Para ayudar a ampliar horizontes y derribar posibles barreras a este respecto, el certamen está utilizando estas semanas sus redes sociales –sobre todo, Instagram y Facebook- para compartir con la ciudadanía en general fotografías y audiovisuales de muy diferentes autores que han bordado desde sus respectivos intereses y perspectivas cuestiones que podrían inscribirse dentro del concepto temático que se ha seleccionado este año.

Con las imágenes y vídeos recibidos, en la primera quincena de noviembre se conocerá el fallo del jurado. Sirviéndose de las instantáneas y audiovisuales ganadores y seleccionados se hará una primera exposición colectiva, paso previo a la segunda parte del certamen. Y es que, como es marca de la casa desde el inicio del concurso, el verdadero premio para quienes sean distinguidos por el evento es la producción posterior de una muestra de carácter profesional con el asesoramiento y tutorización de Berasaluce, Payueta y Lekue. Será en el primer cuatrimestre de 2021 cuando este camino cristalice en la exposición Tetrapack.

"Participar en Gazte Klik Klak es tomar parte en un concurso que ya tiene una trayectoria importante y que es reconocido en el ámbito vasco", como apunta Berasaluce. Supone, además, una experiencia destacada en un momento de la vida en el que casi todo está por hacer. "Esperamos que entre quienes participen no haya límites, que no se cierren en una idea, sino que experimenten", describe Payueta. A partir de ahí, eso sí, todo está en manos de las personas que quieran dar el paso, que busquen probar y dar paso dentro del camino de la creación. Hasta el próximo día 17 tiene de plazo para presentar sus obras.

El ya veterano concurso fotográfico y audiovisual está en plena búsqueda de creadores y creadoras de entre 14 y 25 años

Tanto este año como el próximo, la coordinación del certamen está en manos de Irantzu Lekue, Sara Berasaluce y Alazne Payueta