"Aquí tenemos buenos ejemplos de mujeres que están haciendo cine puntero"

Judith Colell toma parte hoy en el recuperado ciclo de conferencias sobre el sector audiovisual organizado por Apika

01.10.2020 | 00:01
La directora, productora y guionista, Judith Colell.

Vitoria – "Éste es un momento tremendo para la cultura. Con toda esta crisis, está sufriendo muchísimo aún cuando se ha demostrado que la cultura nos ha salvado durante el confinamiento. Somos un sector básico que se debería cuidar mucho más". El covid-19 siempre presente. También en las palabras de Judith Colell, que hoy regresa a la capital alavesa para tomar parte en el recuperado ciclo de charlas organizado por Apika, un encuentro abierto al público que, debido a las circunstancias, se podrá seguir, a partir de las 19.00 horas, o de manera presencial en Dendaraba o en streaming a través de la web de la Asociación de Productores Audiovisuales Independientes de Álava. De una forma u otra, la directora, guionista, productora, profesora, ex vicepresidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, cofundadora de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA)... abordará la situación de la mujer dentro del séptimo arte en una cita que cuenta con la colaboración de la Diputación y la Fundación Vital.

"Cuando vemos una fotografía de los máximos responsables de las empresas más importantes, todo son hombres. Y podemos ver lo mismo en el Poder Judicial. O€ La sociedad es desigual y el cine no deja de ser un reflejo de eso", apunta la realizadora, que tiene claro que "tenemos que seguir hablando de estas cuestiones porque el porcentaje de mujeres que están en la industria cinematográfica sigue siendo muy bajo, sobre todo en puestos de liderazgo" aunque durante la época formativa ellas sean mayoría en las aulas centradas en el audiovisual. Por supuesto, hay excepciones recientes que saltan a los medios como los nombres de Dea Kulumbegashvili, triunfadora del reciente Zinemaldia con Beginning, o Hildur Guðnadóttir, Oscar a la mejor banda sonora por Joker. "Se están dando algunos pasos pero el desequilibrio es más que patente".

En este sentido, la directora señala la existencia de un techo de cristal con dos bases. Por un lado, "el hecho de que las chicas jóvenes que quieren hacer cine no cuentan casi con referentes", más allá de que la situación vaya cambiando, como lo están demostrando en los últimos años autoras como Arantxa Echevarría, Carla Simón, Belén Funes y Pilar Palomero, entre otras. Por otro, "la autocensura que nos ponemos nosotras a la hora de pensar que igual no podemos llegar a puestos de liderazgo". Asumiendo que, sin perder de vista ambas cuestiones, son varios los factores que hacen que la situación de la mujer en el séptimo arte está lejos de ser la normal, la creadora apuesta por dar pasos adelante, empezando por actuar en el campo legislativo.

De ello hablará hoy, poniendo como ejemplo el trabajo llevado a cabo por Anna Serner como directora del Instituto Sueco del Cine. "Cuando llegó y vio la desigualdad que había, realizó una serie de acciones para darle la vuelta a la situación" como crear una página web para dar visibilidad a las mujeres que estaban haciendo cine o "apostar por una legislación en la que hubiera un 50-50 de mujeres dirigiendo y produciendo". En cuanto a esta cuestión, Colell entiende que puede haber dudas o prejuicios en torno a las cuotas, aunque señala que cuando se han usado, han demostrado su utilidad. "Si tenemos que hablar de meritocracia, está muy demostrado que las mujeres son excelentes. Tenemos buenos ejemplos de que hay muchas mujeres aquí que están haciendo cine puntero", sin que eso signifique que exista un "cine de mujeres o un estilo de mujeres". "Somos muy diferentes entre nosotras. Lo que sucede es que la dirección o la producción no pueden pertenecer solo a un sector de la sociedad. Eso hace que nos estemos perdiendo muchas miradas".

Con la mirada puesta en las próximas generaciones, la directora lo tiene claro: "les diría que pueden dirigir, producir, escribir, componer€ que pueden hacer lo que quieran". Ello a pesar de que "tampoco puedes perder de vista que hoy siguen apareciendo unos personajes que hablan de unas cosas que a mí me ponen los pelos de punta. Ojo con eso porque no podemos permitirnos volver a patrones del pasado que son un error, una perdida y una injusticia para el mundo en general".