Hugo Silva PROTAGONISTA DE 'NASDROVIA' EN MOVISTAR+

"A veces resulta increíble que 20 años después de empezar me sigan llamando y no se hayan aburrido todavía de mí"

Hugo Silva es un actor que siempre está en cartel, sobre todo en televisión. El 6 de noviembre se estrena en Movistar+ 'Nasdrovia', una comedia que él protagoniza con Leonor Watling

07.09.2020 | 00:34
Hugo Silva es un actor que siempre está en cartel, sobre todo en televisión. El 6 de noviembre se estrena en Movistar+ 'Nasdrovia', una comedia que él protagoniza con Leonor Watling

madrid – El actor no para de entrar y salir en los rodajes. Tras el final de la primera temporada de Nasdrovia, la serie está lista para ser estrenada. Ahora Hugo Silva se encuentra inmerso en dos de las apuestas más importantes de Antena 3: Los hombres de Paco y La cocinera de Castamar. Se ríe cuando se le sugiere que parece un imprescindible en cualquier elenco que se precie: "Pues no, todo son casualidades".

Volver a retomar el personaje de Lucas en la ficción que lidera Paco Tous es algo que le ilusiona y le motiva. "Han pasado diez años en la vida de mi personaje y también en mi vida, con todo lo que implica el paso del tiempo. La esencia de Lucas y la mía es la misma y eso es lo importante en este proyecto", señala divertido. Como casualidad también se puede reseñar que vuelve a coincidir en estos dos títulos con una actriz muy cercana a él, Michelle Jenner: "Estoy encantado, hemos trabajado juntos muchas veces y nos entendemos muy bien, pero es casual".

Hablemos de Julián, su personaje en 'Nasdrovia'. Un hombre que a los 40 quiere cambiar de vida.

—Exactamente. Es abogado y llega un día en el que junto al personaje de Leonor (Watling), Edurne, decide cambiar su vida y abrir un negocio propio, un restaurante ruso.

Y se enfrentan los dos a la mafia rusa.

—Eso es. Las cosas empiezan a torcerse y a Julián la situación le empieza a superar. Es un tipo muy dependiente de sus estados anímicos. Es un hombre que muestra mucha debilidad y a la vez, como muestra esa debilidad constantemente, parece bastante imprevisible. Llega a hacer cosas que ni él mismo pensaba que podía hacer. Me divertí mucho haciendo esta comedia. No quiero adelantar mucho porque hay que verla en el estreno.

Este año aparece como protagonista de tres series de televisión 'Nasdrovia', está en el regreso de 'Los hombres de Paco' y también en la nueva apuesta de Atresmedia, 'La cocinera de Castamar'. ¿Imprescindible?

—Eso nunca. Hay muchísimos actores buenísimos. Imprescindible no hay nadie, yo al menos no lo soy. Quizá digamos que estoy teniendo suerte. Esta serie, Nasdrovia, la temporada que va a salir la rodamos el verano pasado. Los Pacos y La cocinera de Castamarson algo en lo que ahora estamos metidos a fondo.

¿No es mucho rodar dos series a la vez?

—Está todo muy organizado. Tampoco sabíamos muy bien cómo iban a ir los rodajes, no de estas dos series, de todas las que se están haciendo. Con la pandemia surgieron muchas incertidumbres. Durante todo el confinamiento hubo muchas dudas de si iban a salir adelante los proyectos que todos los actores teníamos previstos. Creo que Atresmedia ha sido muy valiente sacando adelante los proyectos y poniéndose a rodar con todas las nuevas normas de seguridad al cien por cien.

Sorprende su personaje en 'La cocinera de Castamar'.

—De verdad que sí. El personaje de Enrique de Arcona es una delicia. Pero es verdad que resulta bastante atípico si lo comparamos con otros que yo he hecho. Han arriesgado mucho al ofrecerme este papel y es algo que yo agradezco muchísimo. Me han visto más allá de lo que yo había interpretado hasta ahora.

En 'Los hombres de Paco' y en 'La cocinera de Castamar' coincide usted con una actriz con la que ha trabajado bastante, Michelle Jenner.

—Cierto. Es casual, sobre todo es una casualidad en La cocinera de Castamar, en Los hombres de Paco ya habíamos coincidido en los orígenes de la serie. Es una mujer con la que trabajo muy a gusto, nos conocemos muy bien. Hemos evolucionado y crecido juntos, trabajar con ella es como estar en casa. Cuando me ofrecieron a este personaje, Michelle ya estaba en el reparto de la serie, era la protagonista desde el principio.

¿Fue un aliciente que estuviera ella?

—Eso siempre. A mí me propusieron ser Enrique cuando se estaba cerrando el casting. Mi rol es muy diferente, ya te he dicho, a todo lo anterior. También es distinta la relación con ella frente a cualquier otra serie o película que hayamos hecho juntos.

Antena 3 canceló 'Los hombres de Paco' hace diez años. ¿Le ha resultado extraño volver a la serie?

—Qué va. Todo ha sido muy fácil. Yo pensé que iba a ser diferente. Realmente ninguno de los actores y actrices que habíamos pasado por la serie nos imaginábamos cómo por dónde iban a ir las tramas. Los guiones que estamos rodando tienen la misma esencia. Ya estudiando en casa, empieza a llegarte cómo era el cuerpo del personaje, así que cuando llegas al set de rodaje no tienes ningún problema. Los recuerdos de lo que fue aquella etapa se mezclan con la realidad de esta nueva parte.

Vamos, pan comido.

—Por decirlo de alguna forma. Cuando llegas al rodaje y tienes a tus compañeros al lado, todo es mucho más fácil y fluido de lo que pensábamos.

¿Vamos a ver muchas diferencias entre el Lucas de 2010 y el de 2020?

—Los personajes han evolucionado y hay diez años de diferencia. Estamos jugando con esa década que nos separa de las anteriores entregas. Todos los personajes hemos envejecido, otra cosa sería imposible. Los personajes están en otro lugar emocional. Pero en esencia todos somos aquellos hombres de Paco.

¿Algún trabajo, serie o película, ha marcado más su vida laboral?

—Indiscutiblemente, Los hombres de Paco. Es cuando mi carrera empieza a dispararse, fue la que la impulsó. Es un trabajo del que sigo bebiendo a día de hoy. A esta historia le debo casi todo lo que soy, todo lo que vino después. Pero a nivel artístico mi vida está marcada por todo lo que he hecho, por lo que hice en mis comienzos y también por todos los últimos trabajos. No puedo renunciar a ninguno de ellos. Cada personaje me ha aportado nuevos puntos de vista, de todos he aprendido mucho.
 

"Con 'Los hombres de Paco' fue cuando mi carrera empezó a dispararse; esta serie fue la que impulsó mi carrera profesional"

"Que esté en 'Nasdrovia', 'Los hombres de Paco' y 'La cocinera de Castamar' es totalmente casual"

Supongo que dos rodajes no le dejarán mucho tiempo.

—Desde luego que no, pero estoy encantado.

¿Tiene algún proyecto nuevo en perspectiva?

—Sí. Pero todavía no puedo adelantar nada. Hay proyectos y voluntad de hacerlos. La gente quiere hacer cosas nuevas y creo que se van a necesitar. Durante el confinamiento se han consumido mucha ficción. Hay que volver a renovar todos los catálogos. Hay muchas historias escritas, muy valientes y novedosas. Pero todo hay que encajarlo con fechas de producción. Como te digo, hay voluntad, pero estamos viviendo una época€, no sé cómo calificarla.

¿Rara?

—Sí. También bastante difícil y lo que hemos vivido, lo que estamos viviendo, nos demuestra que no podemos pensar a largo plazo. Quizá es mejor decir que estamos a verlas venir, a ver qué sucede y qué proyectos pueden ser posibles y cuáles no.

Sus primeros trabajos están fechados en el año 2000, lleva dos décadas en el mundo de la interpretación.

—Sí. Antes había hecho pequeñas colaboraciones, pero ese año comienza Al salir de clase.

Aunque el tango diga que 20 años no es nada, parece toda una vida cuando hablamos de trabajo.

—Siempre 20 años son toda una vida, no solo en el trabajo, en todo. Pero a mí se me han pasado volando, muy rápido. Eso quiere decir que me lo he pasado muy bien.

¿Sin sufrimientos?

—Si hago un balance general, sufrimientos pocos. Creo que el tiempo es muy relativo y todo depende del punto de vista que utilices para analizarlo. Es cierto que cuando el tiempo ha pasado se ve con la perspectiva de que nada ha pasado.

Pues su currículo es bastante intenso.

—He hecho muchas cosas y estoy muy satisfecho de cómo me ha ido profesionalmente. A veces resulta increíble que 20 años después de empezar me sigan llamando y no se hayan aburrido de mí.

Cuando comenzó a estudiar Arte Dramático también le apasionaba la música, de hecho tocaba la guitarra y pertenecía a un grupo.

—¡Qué tiempos! La música siempre estuvo entre mis intereses, quizá no me he desarrollado en ese campo, pero toda la vida he tenido una querencia especial por la música. Lo que pasa es que la vida son elecciones y yo elegí ser actor.