Trabajadores de eventos y espectáculos piden al Gobierno vasco un "plan específico" de ayudas para no desaparecer

Convocados por el sindicato Teknikariok, reclaman "un sueldo digno de 1.200 euros" para los trabajadores del sector

08.08.2020 | 19:17
Protesta del sindicato Teknikariok frente al Kursaal para exigir medidas de ayuda por el cierre de espectáculos debido al coronavirus.

Los trabajadores de eventos y espectáculos se han movilizado este sábado en Donostia  para denunciar que se les deje fuera de las ayudas al sector de la cultura y reclamar así al Gobierno vasco un "plan específico" para no desaparecer.

En la concentración, desarrollada en la explanada del Kursaal, los trabajadores --que recientemente han creado el sindicato Teknikariok-- han criticado la situación que padecen como consecuencia de la pandemia de covid-19.

Tras afirmar que históricamente la mayoría de los trabajadores de espectáculos y eventos han aprovechado la temporada de verano para conseguir ingresos con los que "vivir durante el resto del año", han lamentado que, a día de hoy, "no hay voluntad para mantener la cultura viva; menos aún si es popular".

"Cada vez la criba para acceder a las ayudas es mayor, el 20% de nuestros trabajadores ya no tienen ningún tipo de ingreso y el 30% sobrevive con 600 euros al mes", han señalado, al tiempo que han criticado que mientras esto ocurre no tienen noticias del Gobierno vasco y "no hay mesa de negociación posible".

Reclaman ayudas para tener un "sueldo digno"

En este sentido, han destacado que se han conseguido ayudas específicas para el sector de la cultura, pero "ninguna recoge a los trabajadores de eventos y espectáculos. "No somos artistas, no somos creadoras, no somos programadores... pero sin nosotros no hay espectáculo, y ahora no nos dejan hacer espectáculos, aunque se haya demostrado que se pueden hacer eventos seguros", han añadido.

Por todo ello, han reclamado un "plan específico" que les tenga en cuenta para no desaparecer y que cuente con un complemento en las ayudas que constituya "un sueldo digno de 1.200 euros" hasta que los trabajos que pueden realizar les garanticen un mínimo de ingresos.

Asimismo, han solicitado, entre otras cuestiones, que los ERTEs se alarguen hasta que la actividad se recupere realmente, así como que para trabajadores con altas por obra y servicio se reconozca su eventualidad.