Sleepwalk Collective

Residencia virtual y muy productiva

Sleepwalk Collective difunde el 26 y el 28 una pieza audiovisual creada a partir de su próxima producción, 'Swimming Pools'

21.05.2020 | 01:23
Imagen promocional de 'Swimming Pools'. Foto: Cedida

Vitoria – La primera parada, de cuatro semanas de duración, tenía que haberse producido en Londres, en el Battersea Arts Center. Iban a ser jornadas intensas en las que seguir desarrollando una de las dos propuestas escénicas que la compañía alavesa Sleepwalk Collective tiene previsto estrenar a lo largo de este año, Swimming Pools. La segunda iba a llegar casi de manera seguida, en esta ocasión trasladándose a Cambridge para trabajar junto a Christopher Brett Bailey en Psychodrama. Pero el covid-19 hizo acto de presencia y ambas residencias, a desarrollar entre abril y principios de mayo, quedaron, como tantas otras cosas, en el aire.

Aún así, puesto que se mantuvieron los apoyos necesarios para llevarlas a cabo por parte de las respectivas entidades convocantes, ambas estancias se han podido realizar, eso sí, no de manera presencial –con todo lo que ello implica–, pero sí de forma virtual. "Nuestro teatro vive ahora en Drive y a través de Zoom", sonríe la creadora vitoriana Iara Solano. Pero no ha sido cuestión de trabajar desde la distancia como se iba a hacer en un principio, sino que el uso de las nuevas tecnologías ha implicado cambiar formas y fondos a la hora de trabajar.

De hecho, en el caso de Swimming Pools, el proceso ha generado un material audiovisual que ha servido para crear una pieza en sí misma que el 26 y el 28, en su versión en castellano, se va a difundir a través de las plataformas digitales del Battersea Arts Center y de La Abadía, respectivamente. "Lo que el público va a poder ver es algo que temáticamente tiene que ver con lo que será la creación escénica que, si todo va bien, estrenaremos en diciembre en La Abadía. Tiene que ver con una necesidad de hacernos presentes y de conseguir cuidarnos a pesar de la distancia. Nos hemos sentido muy libres dentro del proceso. Eso quedará reflejado en el material. Esto responde a los conceptos que queremos trabajar en la escena pero también a la situación actual que estamos atravesando, con el estar acompañándonos en la soledad y el manifestarnos a pesar de no poder estar en una intimidad física" apunta Solano.

Junto al cofundador de la compañía Sammy Metcalfe, y las intérpretes Camila Vecco Haddad, Nhung Dang y Rebeca Matellán, Solano reconoce que la residencia virtual "ha sido muy interesante, con muchos hallazgos; ha sido reveladora en muchos sentidos". En esta línea, apunta que "ha sido muy interesante ver trabajar al equipo cada una desde su casa sin que haya contaminación en la sala de ensayo. A pesar de que el teatro es un trabajo colectivo y de comunidad, ver que cada una proponíamos desde nuestro confinamiento algo distinto y puro ha sido sugestivo. Estando juntas en la sala no se habría producido esto. Hemos generado mucho material, más rico y más diverso" con el que seguir dando pasos de cara a completar un montaje "que habla del posthumanismo y de los vídeojuegos".

La fórmula de trabajo utilizada en esta primera residencia también se ha trasladado en parte a la segunda, la referida a Physkodrama, aunque en este caso el proceso se ha desarrollado durante una semana centrado en la elaboración de texto. "La perspectiva es la de estrenar en septiembre en Conde Duque", más allá de que habrá que ver cómo evoluciona la situación con respecto a una pandemia que cuando empezó a tomar cuerpo en China, pilló a Solano en Japón. "No supe ver lo que nos venía aquí", recuerda. Es más, cuando se declaró el estado de alarma, la artista y Metcalfe estaban en Marruecos. "Volver fue un poco de película". Con todo, explica que el hecho de que todo esté parado supone no tener que dedicarse a otras de sus habituales funciones culturales (producción, comunicación, administración...) para centrarse solo en el lado creativo. "Ha sido como un lujo; no conseguía hacer algo así desde hace ni sé. Cuando tienes la cabeza solo para la creación, sin tener que preocuparte de lo demás, todo va mejor".

Las plataformas digitales de Battersea Arts Center, el primer día, y de La Abadía, el segundo, servirán para conocer la propuesta

La compañía alavesa también acaba de desarrollar otra residencia vía 'online' para preparar 'Psychodrama'