El Consistorio aclara que no puede tramitar convocatorias de ayudas

El Consistorio estudia junto a otras instituciones las medidas a adoptar tras la pandemia

31.03.2020 | 23:00
Paco Galve y Estíbaliz Canto. Foto: A.L.

Vitoria – El pasado lunes, como ya recogió este periódico, ARTgia, Kultur ACT y Enebada! quisieron hacer una llamada de atención a las instituciones públicas, durante la presentación del proyecto #ARTdemia, ante la situación "muy crítica" en la que se encuentra el sector cultural debido al panorama que está ocasionando el coronavirus. Una declaración en la que las entidades lamentaron la inacción de las administraciones, poniendo como ejemplo el hecho de que se hayan paralizado los trámites referidos a las distintas convocatorias de ayudas al sector, tanto las correspondientes a 2019 que todavía no se han cerrado como a las que se tienen que abrir en 2020, diligencias que se tienen que llevar a cabo on-line.

Ante este panorama, y aún comprendiendo la situación por la que están pasando los agentes culturales de la capital alavesa, el Ayuntamiento de Gasteiz quiso aclarar ayer que, desde un punto de vista legal y a tenor de las decisiones adoptadas en niveles institucionales superiores, el Consistorio no tiene capacidad ni para resolver las convocatorias que quedan pendientes del año pasado ni para afrontar las nuevas de éste. A esa complicación se ha sumado esta semana otra barrera. Tras las nuevas normas de confinamiento aprobadas el pasado fin de semana por el Gobierno central, el área de Cultura no entra dentro de la categoría de actividad esencial, por lo que todos los trabajadores del departamento con sede en Villa Suso están en sus hogares desde el lunes. Solo siguen trabajando el director municipal, Paco Galve, y la concejal Estíbaliz Canto.

En este último caso, fuentes municipales aseguraron que la edil se encuentra desde hace varios días desarrollando un trabajo de coordinación con otras instituciones para estudiar distintas fórmulas que aplicar para cuando lo más duro de la pandemia pase y, en la medida de lo posible, se puedan recuperar unos mínimos de normalidad. La intención es ser capaz de ofrecer alternativas conjuntas a una situación nueva en todos los sentidos, tratando de que las graves consecuencias económicas que va tener el coronavirus se puedan paliar.