"El ciclo de cámara del Jesús Guridi es un evento muy especial en nuestra ciudad"

El pianista vitoriano Alfonso Gómez regresa hoy a su ciudad natal para interpretar a Beethoven en el conservatorio

13.02.2020 | 06:20
El pianista vitoriano regresa hoy a la capital alavesa.

Vitoria - Por noveno año consecutivo, el ciclo de música de cámara que lleva a cabo el Conservatorio Jesús Guridi junto a la Red Municipal de Teatros da hoy sus primeros pasos, una inauguración que va a contar con un invitado más que destacado, el pianista gasteiztarra Alfonso Gómez. Recién llegado de Alemania -reside en Friburgo desde hace ya años-, el intérprete se encontrará con el público a partir de las 19.30 horas, estando las entradas disponibles a 6 euros (hay también abonos disponibles por 30), aunque cabe recordar que tanto estudiantes menores de 30 años como personas desempleadas pueden acceder de manera gratuita.

La apertura del certamen -que, como viene sucediendo desde su puesta en marcha, cuenta con DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA como medio colaborador- estará protagonizada por Beethoven, de quien se conmemora este año el 250 aniversario de su nacimiento. "En el programa figuran tres sonatas muy diferentes y contrastes entre sí, dos de las cuales posiblemente sean las más célebres del compositor alemán: la Sonata Op. 27 n. 2, titulada Claro de Luna, y la Sonata Op. 57 Appassionata. Por cierto que ambos títulos no son originalmente de Beethoven sino de editores posteriores que quisieron así vender mejor sus partituras" explica Gómez. "El programa es de una belleza y profundidad enormes, y da buena muestra de la genialidad de este compositor en su segunda etapa compositiva. He podido tocar este programa hace pocos días en Heidelberg (Alemania), y lo repetiré en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia este sábado", describe el pianista, que, a pesar de la distancia, siempre encuentra huecos para volver a su ciudad natal para afrontar diversos proyectos y recitales.

En este sentido, el intérprete considera que el ciclo de cámara que en esta ocasión le toca abrir "es un evento muy especial en nuestra ciudad, ya que apuesta desde hace años por los músicos de la ciudad y de nuestro entorno. Apoya por una parte a músicos locales y ofrece, por otra, una plataforma cultural de gran nivel, siendo en este sentido un evento tanto social como cultural. En definitiva, es música de Álava para Álava. El esfuerzo organizativo del conservatorio y en especial de Carlos Seco es enorme y en mi opinión invalorable. El ciclo de cámara representa para mí un ejemplo de cómo una iniciativa artística con un presupuesto modesto puede tener una gran repercusión en la sociedad gracias a una gestión seria y responsable", comenta, al tiempo que "agradece" al Ayuntamiento de Vitoria, Laboral Kutxa y DNA su compromiso con la iniciativa: "es evidente que detrás de un evento como éste hay multitud de personas trabajando para que la música en Gasteiz siga viva y activa en el panorama cultural".

Tras ganar a principios de año, como ya contó en primicia este periódico, el prestigioso Grand Prix du Disque Musique Contemporaine de Académie Charles Cros por su disco Ramón Lazkano. Piano works, Gómez afronta un 2020 que vuelve a estar lleno de citas dentro y fuera de tierras alemanas. De hecho, tras su paso hoy por Vitoria, a la capital alavesa volverá en marzo, esta vez para participar en la grabación de un nuevo álbum. Estará junto al Ensemble Sinkro dando forma a un trabajo dedicado a la compositora Sofía Martínez, "en el que grabaré tres obras para piano", apunta. "La música de Sofía es altamente poética en su sonoridad y tiene una personalidad muy especial y sensible dentro de la música de vanguardia. La verdad es que me hace mucha ilusión seguir colaborando con mi querido Ensemble Sinkro y sobre todo poder seguir haciendo música en Gasteiz con la misma pasión de siempre". Pero eso ya llegará. Igual que sus actuaciones en ciudades como Berlín, Braunschweig, Valencia, Madrid... sin olvidar otra cita cercana, la que llegará el próximo noviembre, cuando Gómez se sume a la Orquesta Sinfónica de Navarra para encontrarse bajo la batuta del también vitoriano Juanjo Mena.

De momento, lo más inmediato es el concierto de esta tarde en un conservatorio que el pianista conoce bien y en el que abrirá un ciclo que este año incorpora una novedad importante. Justo antes de que Gómez suba a las tablas, habrá una breve actuación de estudiantes del centro, una iniciativa con la que el Jesús Guridi quiere abrir otra puerta a los jóvenes valores.