¿Qué hacemos si teníamos un vuelo a EE.UU?

12.03.2020 | 12:35

El cierre de los vuelos desde Europa EE.UU. decretado por el presidente Donald Trump deja en tierra a millones de personas.

El tráfico aéreo entre Europa y EE.UU. queda cerrado un mes. Antes esta situación miles de viajeros se han visto afectados por esta decisión echa público por Donald Trump. Ante el cierre del tráfico aéreo entre ambos continentes los usuarios no saben si se las compañías se les rembolsará el coste del vuelo o si en su caso tendrán la oportunidad de cambiarlo a otra fecha. Los usuarios deben exigir información y tienen derecho a que las compañías les reembolsen el coste del viaje.

En esta situación, desde el Ministerio de Consumo recomienda que si el consumidor viaja a uno de los países o zonas afectadas por el coronavirus (COVID-19), deberá consultar las recomendaciones oficiales de las autoridades nacionales competentes. Estas instituciones facilitan información sobre la situación, las medidas preventivas y de seguridad para los viajeros, números de teléfono de emergencias, así como pautas sobre prevención y consumo de alimentos.También se recomienda consultar las páginas web de los aeropuertos, estaciones de tren, empresas de transporte y agencias de viajes.

Los pasajeros aéreos que se hayan visto afectados por las cancelaciones de vuelos por parte de las compañías aéreas debido a la expansión del coronavirus, tienen derecho a información, asistencia y reembolso o transporte alternativo, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento (CE) nº 261/2004: Información y entrega po parte de las compaías aéreas de un impreso con las condiciones de asistencia y compensación

 
 

Asistencia

Las personas que se han quedado en tierra sin poder  regresar a Europa tienen derecho a comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, una o más noches de alojamiento, así como el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento. Reembolso o a transporte alternativo hasta el destino final, donde la compañía debe ofrecer tres alternativas.

En caso de que la aerolínea no cumpla con sus obligaciones y el usuario considera que no se han respetado sus derechos, debe reclamar a la compañía, y en caso de no recibir respuesta o esta no ser satisfactoria, puede presentar una reclamación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) sin coste alguno.

Si la aerolínea no ha cancelado el vuelo a una de los países o zonas que se han declarado afectadas por el coronavirus (COVID-19), se recomienda a los usuarios del transporte aéreo que consulten a la compañía o agencia con la que hayan formalizado su contrato de transportes; comprueben los términos y condiciones del contrato; y, en el supuesto que tengan un seguro de viaje, procedan a consultarlo por si pudieran cancelar su vuelo.