Llega el KAP, la polémica moda de los influencers

Las redes cargan contra Dulceida tras subir un vídeo realizando KAP con su entrenadora

29.07.2021 | 14:18
Dulceida en la alfombra roja de los premios Goya

El método de las pseudoterapias está cogiendo cada vez más fuerza. Este tipo de terapias, enfocadas al tratamiento espiritual, se ven cada vez más a menudo en las redes sociales, traídas de la mano de los influencers.

Sin embargo, no todos están a favor de estas prácticas. Paz Padilla o Anabel Pantoja fueron algunas celebridades que despertaron la polémica por practicar estas terapias. Ahora, el debate a vuelto a ponerse sobre la mesa por un vídeo que la influencer Dulceida compartió en sus redes sociales practicando con su entrenadora Magali Dalix la terapia del KAP.



¿Qué es el KAP?


El KAP (Kundalini Activation Process) es una pseudoterapia original hindú. También conocida como 'el yoga de la conciencia', esta práctica tiene como objetivo despertar la energía, llamada Kundalini, que se ubica en la base de la columna vertebral y forma parte del primer chakra, conocido como Muladhara. En teoría, gracias a ello la persona consigue una plenitud física, mental y espiritual.

Para lograrlo, la persona se tumba en una posición relajada y los facilitadores, nombre que reciben los encargados de llevar a cabo la práctica, se encargan de estimular los puntos donde se ubican los chakras.

No obstante, no es oro todo lo que reduce. Este tipo de praxis pueden acarrear problemas y efectos posteriores, como es el caso del síndrome de Kundalini.

Desde el blog Netinbag informan que, si el procedimiento no se realiza correctamente, la persona puede sufrir dolores y molestias en las articulaciones y sensación de quemazón en la espalda. A su vez, se pueden generar sentimientos de miedo y ansiedad que tienden a magnificarse por influencia de otros sentimientos negativos.

La polémica en redes


En redes, fueron muchos los que criticaron a Dulceida por compartir el vídeo. Entre las principales críticas, destacaron la acusación de que estaba vendiendo su ruptura con su pareja Alba Paul y el promover terapias no llevadas a cabo por profesionales de la salud mental.





Ante la situación, la influencer bloqueó a aquellos que difundían las críticas."Compartir tu vida en redes no significa que tengas que aguantar insultos o que deseen cosas muy feas", escribió en su cuenta de Instagram.
noticias de noticiasdealava