Liga ACB

El Madrid arranca con fuerza

Causeur (24 puntos) y Tavares, autor de dobles figuras, sostienen a un equipo merengue que no acusa sus sensibles ausencias en el primer encuentro de semifinales

07.06.2021 | 00:29
Tavares lanza a canasta ante Dubljevic y Labeyrie. Foto: ACB Photo/V. Carretero

Real Madrid 81

Valencia Basket 70

REAL MADRID Alocén (7), Carroll (8), Taylor (13), Garuba (6) y Tavares (17) -quinteto inicial-, Rudy Fernández (-), Causeur (24), Poirier (2), Nuñez (2), Vukcevic (-) y Tyus (2) .

VALENCIA BASKET Van Rossom (7), Sastre (3), Kalinic (6), Williams (2) y Tobey (8) -cinco titular- Prepelic (4), Labeyrie (11), Dubljevic (10), Hermannsson (11), Pradilla (4), San Emeterio (4) y Vives (-).

Parciales 25-14; 19-24; 14-8; 23-24.

Árbitros Pérez Pizarro, Aliaga y Castillo.

Pabellón WiZink Center.

La exhibición de Walter Tavares y Usman Garuba, el dominio absoluto en el rebote y los triples de Fabien Causeur permitieron al Real Madrid olvidarse de sus problemas de lesiones, y adelantarse en las semifinales de la Liga Endesa a un desangelado Valencia Basket que, aunque lo intentó, pagó caro su mal comienzo y fue incapaz de superar a un rival que volvió a contar con el apoyo de su público quince meses después (81-70).

El pívot caboverdiano, con 17 puntos, 11 rebotes, un tapón y 25 de valoración, y su joven compañero de posición (6, 12, 3 y 17) fueron claves para dominar de principio a fin un partido marcado por la abismal diferencia de rebotes (52-33) y en el que también fue clave el acierto del francés Fabien Causeur, autor de 24 puntos y cinco triples.

Salieron en tromba los blancos, con un par de marchas más que su oponente y las ideas mucho más claras, lo que les permitió tomar distancia desde el primer ataque gracias a su dominio bajo los aros y a su mayor acierto desde todas las posiciones, con Tavares como estilete en la pintura y Jeffery Taylor haciendo daño desde el perímetro.

Enfrente, al Valencia no le salía nada. Tardó tres minutos y medio en despertar y anotar su primera canasta en juego y se veía desbordado en cada acción, lo que obligó a Ponsarnau a parar el partido a los cinco minutos y medio para reordenar sus sistemas e introducir tres cambios que evitasen males mayores.

Un parcial de 0-6 a su favor pareció meter en el choque a los levantinos, aunque el Real Madrid seguía mordiendo atrás y anotando a gran ritmo, lo que le permitió cerrar el primer cuarto con once puntos de renta, mejores sensaciones sobre la pista y el debut en ACB del joven canterano Juan Nuñez como aspectos más positivos (25-14, min 10).

A la lucha de Garuba y la buena dirección de Alocén se sumó el acierto del elegante Causeur, que anotaba todo lo que lanzaba y mantenía la situación bajo control, aunque enfrente Dubljevic, con ocho puntos consecutivos, apretaba el marcador poco después. El Valencia Basket ofrecía mejores sensaciones que al inicio, pero no le bastaba para contrarrestar la fortaleza de los blancos y el acierto desde el triple de los jugadores blancos (40-26, min 17).

los taronjas, sin acierto Nada más reanudarse el partido, un triple frontal de Tobey puso a tiro al Valencia. Fue un espejismo porque de nuevo Garuba y Tavares, inmensos en defensa y determinantes en el rebote ofensivo, volvieron a abrir brecha con su recital bajo aros. El pívot español se multiplicaba en ambos lados de la pista en una nueva exhibición de pundonor que contagió a sus compañeros.

Los taronjas lo intentaban pero no tenían su tarde. Sin rebote ni acierto exterior y sin los puntos de Prepelic y Kalinic, se fueron desinflando con el paso de los minutos. Sus malas decisiones en ataque se tradujeron en sus escasos ocho puntos del tercer cuarto y le penalizaban en exceso porque el Real Madrid seguía a lo suyo y, a base de defensa, fue capaz de llegar a los diez últimos minutos con el choque encarrilado (58-46, min 30).

Nada más empezar el acto definitivo, Rudy Fernández se sumó a la lista de lesionados en el equipo de Pablo Laso y tuvo que retirarse al banquillo, mientras Labeyrie, con una jugada de 3+1, se resistía a ceder el primer punto de la serie. El Real Madrid no se puso nervioso, y siguió tirando de sus jugadores más en forma para mantener la situación controlada.

EUROLIGA JÚNIOR

LOS BLANCOS SE IMPONEN AL BARÇA

Ndiaye, el MVP. El Real Madrid revalidó ayer en el pabellón de la Fuente de San Luis su título en el 'EuroLeague Basketball Adidas Next Generation Tournament' y retuvo en la prórroga la corona oficiosa de mejor equipo sub-18 del continente europeo tras imponerse al Barça por 81-78. Una canasta de Henri Veesaar a falta de poco más de un segundo para el final permitió al conjunto blanco forzar el tiempo extra y dejar en nada la remontada que había protagonizado el Barça, liderado nuevamente por Michael Caicedo, que volvió a jugar todos los minutos. En la prórroga, el Madrid retomó el dominio del marcador gracias al buen acierto desde la línea de tiros libres de Eli Ndiaye, que fue nombrado MVP del torneo, y un par de acciones de Sediq Garuba –hermano de Usman– y de Urban Klavzar le permitieron decantar el choque. El Barcelona dispuso de un triple para forzar una nueva prórroga, pero no acertó.

noticias de noticiasdealava