Exhibición

El show de Dragic

El escolta esloveno protagoniza su mejor actuación anotadora como baskonista y conduce a su equipo al triunfo en Miribilla

22.03.2021 | 00:42
Dragic penetra a canasta ante la oposición de Brown. Foto: José Mari Martínez

Si la mala noticia ayer fue la lesión de Tonye Jekiri, la mejor fue la extraordinaria actuación de Zoran Dragic, que sumó 25 puntos e hizo trizas al Bilbao Basket en la primera mitad, en la que se fue a los 21. El esloveno no está siendo una de las piezas más importantes del conjunto gasteiztarra esta temporada, en la que no está encontrando regularidad y está encadenando actuaciones sólidas con otras en las que le cuesta muchísimo trabajo ver el aro y termina desapareciendo del encuentro.

Ayer, sin embargo, fue el faro que guió al conjunto de Dusko Ivanovic a la victoria. El esloveno vivió una noche mágica, le salió todo lo que intentó en el lado contrario de la cancha e incluso pudo haber hinchado su estadística si hubiera estado más acertado desde la línea de tiros libres, donde metió cinco de sus ocho intentos. El escolta explotó su mejor virtud, la penetración hacia el aro, y lo hizo además con mucho acierto, anotando en posiciones complicadas e incluso sacando tiros libres extras. En cualquier caso, donde más se notó su inspiración respecto a otros compromisos fue desde la línea de 6,75 metros. Los triples comenzaron a entrar, Dragic se creció y terminó anotando los cuatro lanzamientos exteriores que intentó en la primera mitad. Su acierto sirvió para amasar la primera ventaja importante a favor de los alaveses, que se fueron al descanso con diez puntos arriba. El esloveno fue el factor diferencial en un arranque en el que las sensaciones que transmitieron ambos equipos fueron muy similares.

Máximos en la ACB Los números cosechados por el escolta azulgrana hablan por sí solo de la estelar noche que vivió en el Bilbao Arena. Zoran Dragic registró los máximos de su carrera en tres estadísticas: puntos (25), triples (4) y valoración (26). Hasta ayer, su récord anotador era el registrado en el play off de la ACB la pasada temporada 2019-20. Concretamente, el esloveno fue el gran protagonista del duelo de semifinales contra el Valencia Basket, en el que el Baskonia se impuso por 73-75 y consiguió el billete para la final, que posteriormente ganaría. En aquel duelo la inesperada aportación del escolta, con 21 puntos, fue clave para decantar la balanza a favor de los de Dusko Ivanovic.

Con su actuación de ayer, Dragic volvió a demostrar que cuando está inspirado es capaz de marcar diferencias y ser un factor determinante para el Baskonia. En uno de los momentos más importantes de la temporada y con el fundamental duelo contra el Armani Milan en el horizonte, contar con la mejor versión del esloveno supondría un empujón importante para las posibilidades del equipo de entrar en el play off de la Euroliga y compensaría la probable baja de Jekiri.

noticias de noticiasdealava