Sin sorpresa

Real Madrid y Barça regresan al lugar del 'crimen'

Blancos y blaugranas disputan hoy la séptima final del torneo en los últimos once año

14.02.2021 | 00:28
Llull dobla el balón en presencia de Hanga. Foto: Euroliga

Madrid – El Real Madrid y el Barça disputan esta tarde (18.30 horas) la final de la 85ª edición de la Copa del Rey en el WiZink Center, duelo entre los dos clubes más laureados en la historia del torneo que se reproduce dos años después de la polémica final que ganó el equipo azulgrana en idéntico escenario.

Aquel día, los árbitros dictaminaron erróneamente que hubo tapón ilegal de Anthony Randolph sobre Ante Tomic en la última jugada del partido y permitieron que el Barça se proclamara campeón. Ninguno de los protagonistas de aquella fatídica acción estará el domingo sobre el parqué, el norteamericano por lesión y el balcánico porque ahora juega en las filas del Joventut.

El Real Madrid se vengaría posteriormente en la final de la Liga Endesa 2018-19, la última de un gran torneo entre blancos y azulgranas, que llegan con cuentas pendientes a esta final que los primeros afrontan con tres Copas más (28) que su rival (25).

El equipo blanco ha cumplido la tendencia de las últimas temporadas y ha dejado atrás las dudas del arranque del curso en el momento importante para meterse en su octava final de Copa consecutiva, de las que ha ganado cinco.

Ahora, intentará romper la maldición del anfitrión tras dos encuentros muy distintos ante el Valencia Basket, al que sometió con autoridad desde el pitido inicial, y el Lenovo Tenerife, que le obligó a una gran remontada, mostrando el carácter ganador que no le abandona en la era Laso, juegue quien juegue y ya sin el estelar Facundo Campazzo.

el día 'd' para mirotic El Real Madrid ha caído en sus dos enfrentamientos de esta temporada ante el Barça, tanto en Euroliga como en Liga Endesa, donde ha sido el único equipo capaz de batirle. Además, durante la década que lleva Laso al frente del equipo, su eterno enemigo ha sido el único capaz de apearle de la Copa. En cuanto al Barça, el partido tendrá un sabor doblemente especial para Mirotic, que puede levantar su primer título desde que llegó al club y hacerlo precisamente frente a su antiguo equipo, con el que se proclamó campeón y MVP en 2014. Tras su fiasco en la última final liguera, sabe que es su particular día 'D'.

El segundo finalista está viviendo un carrusel de emociones en esta Copa del Rey, ya que firmó una agónica remontada ante el Unicaja en cuartos de final, aunque tuvo que rematarla en la prórroga, y luego sometió en semifinales al Baskonia, pero con una relajación final que pudo salirle cara. Además del hispano-montenegrino, Davies, Calathes o Kuric, el poderío del gigantesco Walter Tavares y los excelentes momentos de forma de Gabriel Deck y Cory Higgins también pueden marcar el devenir de esta silenciosa final sin público.

Sarunas Jasikevicius, entrenador del Barça, consideró que ante el Real Madrid no podrán relajarse "ni un minuto" ya que se trata de un equipo "de altísimo nivel" que castiga cada error, por lo que abogó por olvidarse rápidamente de la semifinal frente al Baskonia para preparar correctamente el partido por el título.

Tras el título merengue en la pasada Supercopa, el combinado catalán se ha impuesto en los dos últimos precedentes de este curso