Fenerbahce9676TD Systems Baskonia

El Baskonia se desangra en Estambul

Intimidado por ese genio llamado De Colo, el equipo pierde incluso el 'average' y cosecha la derrota más hiriente del curso

12.01.2021 | 20:48
Intimidado por ese genio llamado De Colo, el equipo pierde incluso el 'average' y cosecha la derrota más hiriente del curso

Fue un suplicio de principio a fin. Tan terrorífica acabó siendo la visita a Turquía que el Baskonia se dejó incluso el average, un asunto que no es baladí ante posibles empates que permitan desnivelar más adelante la balanza en pos de una plaza para el Top 8. Sin embargo, siendo sinceros, este objetivo será completamente irreal para la formación alavesa si repite actuaciones tan abúlicas y descorazonadoras como la de hoy.

Muy pocas veces se ha visto tan sobrepasado esta temporada el Baskonia por un rival como en Estambul. El Fenerbahce se llevó por delante a un apocado y melancólico visitante que encajó el correctivo más hiriente de los últimos tiempos. Un constante quiero y no puedo aderezado de defensas fraternales y un caos absoluto en ataque donde cada jugador buscó la guerra por su cuenta sin ningún rigor. Ni siquiera hubo margen para conseguir el premio de la consolación pese al triple final de Peters que llegó demasiado tarde.


Los daños ya eran irreparables para un Baskonia irreconocible que fue incapaz de poner palos en las ruedas de la salvaje exhibición del Fenerbace. La desigual pelea entre hombres y niños acabó de la peor manera. Mientras el Fenerbahce mordió en cada jugada exhibiendo una ambición envidiable, los jugadores de Ivanovic deambularon como alma en pena. Un contraste que tuvo su justo castigo en un resultado demoledor para los intereses azulgranas.

UN GENIO LLAMADO DE COLO

Intimidado una vez más por De Colo
, el Baskonia fue un juguete roto en manos del poderoso Fenerbahce. Cada vez que el fino estilista galo aparece en la acera de enfrente, el conjunto alavés echa a temblar. Hasta ahora estaba siendo una pequeña sombra del voraz killer que ha firmado incontables exhibiciones en el pasado en la Euroliga, pero con la aquiescencia de un TD Systems desprovisto de energía se redimió de sus pecados.


De Colo, defendido por sombras, destapó las débiles costuras del engranaje azulgrana ejerciendo la función de base y recibiendo continuos aclarados de sus compañeros. Sin embargo, el genio francés no fue el único foco de peligro en una de esas jornadas donde es mejor no levantarse de la cama. Al festival otomano se sumaron otros lugartenientes de lujo con la escopeta cargada para aprovechar la tibieza alavesa.

El Baskonia venía de firmar una notable trayectoria en los últimos tiempos, pero fue un grupo sin alma en Estambul. Le abandonó por completo el físico, la tensión y el carácter a un maratoniano azulgrana atropellado sin piedad por el Fenerbahce. Con menos de 48 horas de descanso tras certificar la vitola de cabeza de serie para la Copa en Málaga, fue una presa fácil para un anfitrión turco que pronto olió la sangre a la hora de causar un estropicio.

Ni rastro esta vez del Baskonia extremadamente competitivo y hambriento que ha roto moldes en algún partido de esta campaña. Una triste tarde-noche a orillas del Bósforo donde no pudo dar réplica al fuego anotador de un rival en clara línea ascendente. El conjunto vitoriano se topó con una versión muy mejorada del Fenerbahce respecto a la primera vuelta y y siempre fue a remolque en el marcador con claros signos de incapacidad manifiesta. Fue un equipo sin la más mínima mordiente defensiva que agachó la cabeza ante el vendaval turco.

Reaparecieron los fantasmas con un De Colo que un día más volvió a ensañarse con el Baskonia, Vesely demostró que sigue al pie del cañón con una incandescencia mortal de necesidad para los tres cincos de Ivanovic y, por si ello fuera poco, el Fenerbahce también contó con el aguijón afilado de Guduric, un secundario en la NBA pero un primer espada en la Euroliga.




La intensidad otomana contrastó con la tibieza azulgrana en un partido torcido desde el arranque. Al cuadro de Igor Kokoskov no le importó acumular faltas. Su objetivo fue colocar un elevado listón físico para intimidar al Baskonia, que manó sangre desde todos los rincones de la pista e incluso sufrió graves desatenciones en el cierre del rebote defensivo ante Duverioglu.

Tal fue la deriva vitoriana a orillas del Bósforo que a medida que avanzaban los minutos empezó a estar en serio peligro el plácido average de la ida (86-68). Hasta el punto de perderlo. Por fortuna, no hay tiempo para rumiar este desencanto durante excesivo tiempo porque la visita al Maccabi ya está a la vuelta de la esquina.

FICHA TECNICA:

FENERBAHCE 96: De Colo (27), Guduric (9), Ulanovas (5), Duverioglu (8) y Vesely (17) -quinteto inicial-; Brown (14), Pérez (4), Mahmutoglu (-), Pierre (6) y Eddie (6).

TD SYSTEMS BASKONIA 76: Henry (7), Giedraitis (8), Sedekerskis (8), Polonara (12) y Jekiri (3) -quinteto inicial-; Vildoza (8), Fall (-), Diop (-), Peters (15), Dragic (12) y Kurucs (3).

PARCIALES: 28-18, 23-23, 24-15 y 21-20.

ÁRBITROS: Javor, Jovcic y Panther. Sin eliminados.

PABELLON: Ulker Sports Arena