El difícil reto ante el líder

el baskonia recibe al rival más poderoso con la presión añadida de la última derrota

07.01.2021 | 00:49
Sedekerskis y Fall trata de frenar a Shengelia en el partido de ida. Foto: Euroliga

No hay partido fácil en esta Euroliga y mucho menos el que hoy tiene que afrontar el TD Systems Baskonia ante el CSKA. Llega a Vitoria el líder de la clasificación con solo tres derrotas en su haber, el absoluto dominador de la recién acabada primera vuelta del torneo.

El equipo ruso solo ha perdido contra el Barcelona, el Alba Berlín y el Estrella Roja. Pero esas derrotas tuvieron lugar en el primer tramo de la temporada, cuando Iotudis aún estaba ensamblando las piezas que a día de hoy forman la poderosa maquinaria moscovita. Desde entonces, el CSKA encadena doce victorias consecutivas, una barbaridad.

Entre sus numerosas víctimas figura también el Baskonia, que sucumbió en Moscú en partido resuelto en un apretado desenlace (89-86). Los vitorianos estuvieron cerca de dar la sorpresa y, de hecho, enjugaron una desventaja de 15 puntos en un explosivo arreón final hasta incluso empatar el choque a menos de un minuto para la conclusión.

Pero el triunfo se quedó en la capital rusa y, por suerte, cada partido es distinto. Por ejemplo, en aquella no estuvo Mike James aunque emergió otro ex baskonista como Darrun Hilliard para acabar de tumbar a los de Ivanovic.

Hoy sí estará en pista el excelente base estadounidense liderando la pléyade de figuras que, un año más, configuran la plantilla del CSKA. Entre ellos cuatro ex baskonistas incluyendo a Shengelia, que pisará esta noche el parquet del Buesa Arena por primera vez desde que abandonó el Baskonia. Su importancia en la franquicia rusa es ahora algo menor de lo que lo fue en Vitoria, pero no deja de ser una de las referencias más importantes a tener en cuenta a la hora de plantear un partido, además, muy especial para el ala pívot georgiano.

No solo Shengelia, claro. Hay muchos más hombres a vigilar a pesar de las sensibles bajas de los lesionados Will Clyburn y Daniel Hackett, ambos con problemas en su tobillos.

La fiabilidad y fondo de armario del conjunto ruso supone un desafío de altura para los de Dusko Ivanovic en el comienzo de la segunda vuelta del torneo continental. La derrota del martes ante el Alba Berlín, en el encuentro aplazado de la quinta jornada les impide por ahora acercarse a la zona noble, que marca el Olimpia Milán con una victoria más que los vitorianos.

El clásico europeo que se vivirá esta noche en Vitoria es de pronóstico más incierto de lo que podría entenderse por los números. De hecho, el de hoy será el encuentro número 43 entre ambos en esta competición, con un balance de 10 triunfos para los vitorianos y 32 para el equipo ruso.

Pero el Baskonia es siempre un adversario temible, y más cuando acaba de perder un partido, el del Alba Berlín, que parecía controlado a dos minutos del final. Una colleja en la nuca como esa puede actuar como revulsivo en los equipos de Dusko Ivanovic.