Euroliga

Un apasionante viaje de 500 partidos

El TD Systems Baskonia alcanzará este miércoles en la pista del Armani otro hito en su brillante historia continental y se convertirá en el tercer equipo que suma medio millar de duelos en Europa

21.12.2020 | 17:07
El Baskonia alcanza la mágica cifra de 500 partidos en la máxima competición continental, un recorrido con títulos, momentos y partidos para la historia

El partido de este miércoles en el Mediolanum Forum de Milán no será uno cualquiera para el TD Systems Baskonia. Y es que el club vitoriano soplará velas ante el Armani de Ettore Messina con una efeméride muy especial que le ratifica como uno de los más grandes dentro del Viejo Continente.

No en vano, tal y como confirma Rubén Gazapo de la prestigiosa web baskonistas.com, en tierras lombardas se convertirá en el tercer equipo que alcanza la mágica cifra de 500 partidos en la máxima competición continental, donde hoy en día disputa su vigésima primera campaña tras no haber faltado a su cita con los mejores en ninguna ocasión.

Al sumarse a la lista de clubes que decidieron romper con los vicios de la FIBA de Borislav Stankovic, el Baskonia inició en el lejano año 2000 un precioso viaje que perdura hasta la actualidad plagado de más alegrías que sinsabores. Por encima de los triunfos y las derrotas, lo que conviene poner de relieve es una trayectoria intachable que ha permitido sistemáticamente a la entidad de Zurbano convertirse en una china en el zapato de los más poderosos y uno de los animadores del torneo.

Un mérito incuestionable con la firma de Josean Querejeta, un presidente obligado año tras año a hacer más con menos para compensar la inferioridad a nivel presupuesto respecto a otros transatlánticos con más medios a su alcance. Aunque la preciada corona se ha resistido tras acariciarla con la yema de los dedos en más de una ocasión, el gran mérito del Baskonia radica en haber sido uno de los once privilegiados a los que Jordi Bertomeu ha otorgado por méritos propios una licencia A para tomar parte de forma vitalicia en la gran fiesta del baloncesto continental.


Presentación del logo de la Final Four de la Euroliga disputada en Vitoria en 2019


Un valioso premio que, en este contexto tan delicado por culpa de la pandemia, contribuye a garantizar la estabilidad deportiva y económica de la entidad alavesa en los próximos años. Mientras la Euroliga sigue dando pasos cada vez más firmes con el fin de convertirse en un torneo cerrado, ahí sigue al pie del años un Baskonia empeñado año tras año en discutir la supremacía de los grandes colosos.

Los méritos azulgranas para integrar la selecta flor y nata continental se sustentan en una regularidad asombrosa a la hora de alcanzar, por ejemplo, las rondas finales. El club azulgrana ha inmiscuido cinco veces su figura en la Final a Cuatro –las del cuatrienio dorado entre 2005 y 2008 en Moscú, Praga, Atenas y Madrid, respectivamente, y la de 2016 en Madrid–, mientras que también son incontables las apariciones en el Top 8.

Quizás más adelante se valore en su justa medida estos logros de los que otros clásicos de la Euroliga no pueden presumir. El CSKA, que lidera el ranking de partidos disputados con 507, fue el primero en alcanzar hace semanas una cifra mágica. Posteriormente lo hizo un Barcelona que totaliza ahora mismo 506. Tras rusos y culés, los siguientes en conseguir este hito son el Baskonia y el Olympiacos, cuya marca está fijada ahora en 499.

Por detrás de los alaveses vienen otros gigantes de la canasta como el Panathinaikos (492), el Maccabi (466), el Real Madrid (458), el Anadolu Efes (453), el Fenerbahce (452) y el Zalgiris (431). Desde el cambio de formato decidido por los rectores continentales con la apuesta por una maratoniana fase regular de todos contra todos, la exigencia física y mental ha subido como la espuma para todos los participantes.

El Baskonia ha conseguido hasta la fecha un 56% de victorias, en concreto 280. Gestas como la sellada en Moscú ante aquel intratable CSKA de Dusan Ivkovic en la semifinal de la Euroliga de 2005 o el célebre Oakazo de abril de 2006 todavía permanecen frescas en la memoria de los aficionados azulgranas, que también han debido rumiar alguna decepción. El número de derrotas se eleva a 219, siendo las más crueles las encajadas ante el Kinder Bolonia en el quinto partido de la final de 2001, el Maccabi en la pelea por el título en 2005 o el Fenerbahce en la semifinal de 2016.

Imagen del célebre Oakazo de abril de 2006


Hay datos estadísticos reseñables que conviene destacar tras estas 21 participaciones del Baskonia en la Euroliga. El jugador que más partidos ha disputado es Ilimane Diop con 178, seguido de Sergi Vidal (168) y Pablo Prigioni (148). El mayor anotador es un icono azulgrana como Luis Scola con 2045 puntos, que precede a Tornike Shengelia (1691) y Mirza Teletovic (1484).

El veterano cuatro argentino, actualmente en las filas del Pallacanestro Varese, también es el baloncestista con más minutos (3680) y el más valorado (2220), mientras que el mejor bombardero desde el 6,75 sigue siendo Mirza Teletovic con 263 triples. Nombres rutilantes que han alimentado en todo este tiempo la insaciable voracidad competitiva del Baskonia, cuyos entrenadores más laureados en la Euroliga son Dusko Ivanovic –118 victorias en 210 encuentros– y Velimir Perasovic –65 triunfos en 106 partidos–.