Uno a uno: Sin el colmillo de otros días

11.12.2020 | 00:03
Peters, en la imagen asediado por Dorsey, estuvo maniatado por la pegajosa defensa del Maccabi y apenas sumó cuatro puntos en ataque. Foto: Alex Larretxi

Henry Se evaporó por completo tras el primer cuarto, aunque la enésima paliza en el plano físico –35 minutos– también fue minando paulatinamente sus fuerzas. Tomó erráticas decisiones en el tramo de la verdad.

Sedekerskis Continúa ganando la experiencia imprescindible para competir a estos niveles tan exigentes. Buen trabajo en todas las facetas y autor de dos triples providenciales en tramos oportunos. Se ha vuelto importante.

Giedraitis Una de las grandes decepciones. Se echaron demasiado de menos sus puntos. Una horrible carta de tiro desde el 6,75 y la permanente sensación de que estuvo atado en corto siempre por la defensa macabea.

Fall Mientras estuvo en pista, creó el pánico en el juego interior del Maccabi. Notables números pese a jugar tan solo 19 minutos. Contra todo pronóstico, fue un espectador de lujo en el epílogo tras su cuarta personal.

Polonara Un coloso que agota ya los calificativos. Si el Baskonia llegó vivo al final, fue básicamente gracias a su extraordinario y oscuro trabajo. Cerca de las dobles figuras. Dio una vida extra con un triple y un tapón.

Dragic De más a menos. Entró con fuerza en el segundo cuarto y aportó su clásica verticalidad en las penetraciones. Sin embargo, perdió eficacia en ambos aros con el paso de los minutos hasta resultar intrascendente.

Peters Otro jugador que estuvo muy por debajo de lo esperado. Ivanovic le dio confianza en el último cuarto, pero el estadounidense careció de la pegada de otros días. Con el punto de mira desviado desde el 6,75.

Diop Tras dos partidos fuera de los planes de Ivanovic, ayer recuperó su espacio en la rotación interior. Sin embargo, no tuvo ninguna incidencia en el segundo cuarto acabando con una valoración negativa.

Jekiri Desesperante y fallón. Ocho minutos donde apenas dio una a derechas bajo los tableros e incurrió en inocentes pérdidas de balón. Ivanovic prescindió de sus servicios tras el intermedio.

Kurucs Ingresó en pista bien avanzado el choque para dar algo de oxígeno a un fatigado Henry. Se esmeró en labores defensivas y poco más. Con la baja de Vildoza, no consigue dar un paso al frente en la dirección