El rival

El Zenit, el equipo más azotado por el coronavirus

El Zenit de Xavi Pascual se recupera del covid y ya suma cuatro triunfos en seis jornadas

22.11.2020 | 01:08
Kevin Pangos es uno de los jugadores importantes del Zenit. Foto: Euroliga

xavi pascual

segundo de dusko y jefe de éxito

Desde abajo. Xavi Pascual (48 años) es un entrenador forjado en categorías inferiores que después de liderar proyectos de base en su Gavá natal y en Cornellá –minibasket, júnior, senior– y adentrarse con éxito en las ligas EBA y LEB (Olesa, Aracena), arribó al Barcelona en 2004 como entrenador de su equipo en Liga EBA y coordinador del baloncesto base del club. Desde la temporada 2005-06, Pascual fue dos años el segundo entrenador del primer equipo del Barça como ayudante de Ivanovic. ?A partir de ahí, y ya como entrenador jefe, Pascual ha ganado una Euroliga, cuatro Ligas y tres Copas con el Barça además de dos Ligas y una Copa con el Panathinaikos antes de llegar al Zenit donde cumple su segunda temporada.

vitoria – El Baskonia no para. Le tocaba descansar este fin de semana por ese calendario impar de la Liga ACB, pero debe seguir preparándose para recuperar, mañana mimso, uno de los dos partidos aplazados en la Euroliga por el coronavirus. El que tenía que haber sido su rival en la tercera jornada se presenta mañana en el Buesa Arena con ánimo de darle un buen susto.

Porque armas no le faltan. De hecho, el Zenit de San Petesburgo comenzó muy fuerte la Euroliga. El remozado proyecto de Xavi Pascual se impuso al Anadolu Efes en la primera jornada (69-73) y al Barcelona en la segunda (74-70).

Dos triunfos de prestigio que le hicieron subir muchos enteros en las apuestas para formar parte del grupo de candidatos para alcanzar la Final Four. La solvencia de sus hombres exteriores como Kevin Pangos, KC Rivers, Austin Hollins, Will Thomas, Billy Baron o Alex Poythress así como la referencia interior del lituano Arturas Gudaitis acompañado en la pintura por el pequeño Mateusz Ponitka (1,98 metros), dibujaban un equipo algo cojo en el juego interior aunque perfectamente capaz de luchar por grandes objetivos en la segunda temporada de Xavi Pascual en el banquillo.

La siguiente cita del conjunto ruso era con el también remozado proyecto de Dusko Ivanovic, entrenador jefe de Xavi Pascual durante dos años en el Barcelona, que le sustituyó cuando el montenegrino fue destituido. El equipo vitoriano venía de doblegar al Real Madrid (76-63) y de perder con el Estrella Roja (90-73).

No estaba muy claro todavía la capacidad real del Baskonia, demasiado irregular en su juego por aquel entonces. El Zenit iba a suponer una buena prueba de fuego para calibrar las opciones de unos y otros.

Pero el coronavirus se coló en el vestuario del Zenit y todas las cábalas se quedaron en papel mojado. Ocho casos positivos, además del propio Xavi Pascual y dos técnicos más, impidieron la celebración de aquel partido previsto para el 13 de octubre saldado, en principio, con una victoria baskonista por 20-0.

Afortunadamente, la Euroliga rectificó su protocolo y dispuso días más tarde que los partidos suspendidos por el covid-19 podrían recuperarse siempre que hubiera fechas libres en el calendario. El Baskonia-Zenit se jugará por tanto mañana lunes en el Buesa Arena (19.30 horas) y vuelve a significar un examen de altura tanto para los vitorianos como para los rusos.

El Zenit sigue en buena línea una vez superada la andanada del virus que le supuso el aplazamiento de otros tres partidos (Valencia, Armani y Panathinaikos) además del comentado ante el Baskonia. Una vez recuperados los infectados, el equipo de San Petesburgo ha ganado al Asvel Villerbaune (53-66) y este mismo viernes al Alba Berlín (66-73). Por contra, saldó con derrotas sus enfrentamientos contra el Olympiacos (66-75) y el Khimki (83-88).

Le faltan partidos, pero su trayectoria es notable, con 4 triunfos (los mismos que el Baskonia) pero solo 2 derrotas. De hecho, es uno de los nueve equipos que acumulan más éxitos que fracasos en lo que llevamos de Euroliga.

Y así seguirá siendo mañana gane o pierda en Vitoria. Es el Baskonia el que tiene la oportunidad de variar su estatus y pasar a formar parte de ese grupo de equipos con balance positivo que a buen seguro será necesario para colarse en el Top 8.

La principal virtud del equipo ruso es su orden y concierto, casi nunca se descompone. Fiel a la filosofía que viene avalando a Pascual desde su debut en el Barcelona, los roles de sus jugadores están muy bien definidos y la solidaridad en la cancha, sobre todo en defensa ante la ausencia de hombres altos, es innegociable.

También goza de bastantes jugadores resolutivos en ataque aunque las complicaciones derivadas del coronavirus provocan protagonismos distintos, y hasta inesperados, cada semana.

Un día son Pangos y KC Rivers los que asumen el mando de las operaciones ofensivas, en otra jornada brillan Will Thomas, Poythress, Hollins o Baron, luego les toca a Gudaitis y Ponitka... Muchos frentes a los que atender para no verse sorprendidos por donde menos se espera. Un partido que va a requerir concentración, no cabe duda.