Hoy a las 20.30 horas

Un Asvel falto de ritmo visita el Buesa Arena

El Baskonia busca su tercera victoria ante un equipo que recupera a todos los contagiados

05.11.2020 | 10:05
El Asvel es actualmente el colista de la Euroliga y en la liga francesa, que ha sido detenida por las últimas medidas, es décimo

VITORIA – El TDSystems Baskonia se enfrenta hoy a partir de las 20.30 horas al Asvel Villeurbanne, que actualmente ocupa el último lugar en la clasificación de la Euroliga con ninguna victoria en los tres partidos que ha disputado hasta el momento. Sobre el papel, debería ser un rival asequible para el conjunto gasteiztarra, que difícilmente tendrá más oportunidades como esta de sumar victorias a lo largo de una Euroliga en la que cuesta sudor y lágrimas ganar partidos.

El arranque de la temporada del conjunto francés está siendo una pesadilla. El equipo ha sido duramente castigado por el covid-19, que se ha cebado con sus jugadores y el cuerpo técnico. En total, son ya 13 los casos positivos que se han detectado en lo que va de temporada, lo que lo convierte en uno de los clubes más afectados por la pandemia de la competición continental. De hecho, la cantidad de contagios ha impedido que el Asvel dispute tres de las seis primeras jornadas de Euroliga. En concreto, se tuvieron que aplazar sus duelos contra el Panathinaikos, el Estrella Roja y el Anadolu Efes, correspondientes a las jornadas 3-5 y que ya tienen una nueva fecha fijada en el calendario.

En la pasada jornada, los entrenados por TJ Parker –hermano del presidente de la entidad y exbaloncestista Tony Parker– regresaron a la competición con una plantilla mermada por las numerosas bajas y cayeron derrotados contra el Zalgiris, 74-83. Un resultado para nada malo teniendo en cuenta que el equipo lituano es actualmente el líder de la competición y la reducida rotación de los franceses.

El Asvel recibió al Zalgiris con bajas importantes como las de Allerik, Diot, Lomazs, Howard y Cole y no le quedó más remedio que tirar de jugadores jóvenes de la cantera como Elwin Ndjock, de 19 años, y Kymany Hounsou, de 16, para completar la convocatoria. Los minutos se repartieron principalmente entre siete jugadores, con una participación anecdótica de Ndjock y Hayes.

Sin embargo, el equipo que se encontrará hoy el Baskonia será muy diferente al que perdió la pasada jornada, ya que el martes todos los miembros de la plantilla dieron, por primera vez desde que comenzó el brote, negativo en covid-19. El conjunto galo acudirá, por tanto, con toda la plantilla al completo excepto dos jugadores importantes como Guerschon Yabusele y Paul Lacombe, que causan baja por lesión. Yabusele estaba cuajando hasta el momento una buena temporada, aportando muchos puntos desde el banquillo. Contra el Zalgiris, por ejemplo, metió 17 tantos.

Menos se notará la baja del base Paul Lacombe, ya que, a cambio, TJ Parker recupera para la causa a Norris Cole, uno de sus mejores directores de juego.

PRECEDENTE CONTRA EL KHIMKI

Hoy no será la primera vez que el Baskonia se enfrente a un equipo afectado por el covid-19 esta temporada. El pasado 16 de octubre recibió a un Khimki repleto de jugadores sin experiencia y con solo seis habituales en la rotación. En aquel choque Jerebko disputó los 40 minutos del duelo y Zaytsev solo se sentó en el banquillo durante 32 segundos. Aún y todo, la primera parte fue igualada y no fue hasta el tramo final cuando el Baskonia puso tierra de por medio. La situación actual del Asvel dista mucho de la del Khimki, pero lo lógico sería que se notara la falta de rodaje del cuadro visitante. Por si fuera poco, actualmente la liga francesa está detenida a raíz de las últimas medidas impuestas por Macron en todo el país, que estará confinado hasta diciembre.

El Asvel es actualmente el colista de la Euroliga y en la liga francesa, que ha sido detenida por las últimas medidas, es décimo


Una de las claves estará, al igual que ocurrió contra el Khimki, en el acierto de ambos conjuntos desde la línea de tres. Los rusos optaron por proteger la pintura para ahorrar fuerzas y permitieron a los gasteiztarras tirar desde más allá de la línea, situación que se podría repetir hoy. Será también interesante ver cómo los azulgranas se las ingenian para frenar el poderío físico de Moustapha Fall bajo el aro. El Baskonia deberá intentar sacar provecho de la situación de su rival y lograr una victoria que en teoría más difícil conseguir en la segunda vuelta.